José González & The Göteborg String Theory @ Teatro Lope de Vega (Madrid, 04/04/2011)

Ya hacía algún tiempo que seguía de cerca los movimientos musicales de este sueco de origen argentino llamado José González gracias a una casualidad de la vida, y no era capaz de esperar de manera calmada que llegase el día de verlo en directo. Pero como toda espera tiene su recompensa, ese día llegó ayer. ¿El lugar? Teatro Lope de Vega, en plena Gran Vía de Madrid. Un emplazamiento más que adecuado para disfrutar del enorme espectáculo que se avecinaba. ¿La hora? Las nueve de la noche. Así que tras amenazar a punta de pistola a mi compañero Kid A para que sacase las entradas, llegaba el “día D”. José González iba a compartir su arte con nosotros acompañado de The Göteborg String Theory, un ecléctico grupo de cámara que serviría de acompañamiento para que la voz y la guitarra de José hicieran el resto.

Como una hora antes de que comenzase el concierto, ya estábamos allí para recoger nuestras entradas, y gracias a un descuido general y ciertas dotes ladinas, nos saltamos una cola de mil demonios para recoger nuestras entradas rápidamente y así poder luego tomar un refrigerio con un amigo de un servidor, que también venía al concierto, pero estaría sentado en otra zona del teatro. Pero apenas nos dio tiempo a distraernos y a divagar, ya que el tiempo pasó volando y se nos echaba encima, por lo que había que ir entrando al teatro y ocupando nuestras localidades, que para nuestra desgracia visual, estaban prácticamente ubicadas en el gallinero (debo reconocer que el cabroncete de Kid A me la jugó bien jugada ahí). Pero daba igual, aquello iba a empezar y no había tiempo para quejas. Era la “hora H”.

Entrada de José González

Y cuando todo el mundo estaba ya pendiente y ansioso de que todo empezase, salió José al escenario, ante un teatro abarrotado hasta las trancas (al menos eso parecía desde donde nosotros estábamos) que le recibió con una enorme ovación. Se sentó, cogió una de sus guitarras y comenzó relajado con Hints, un tema con ciertos toques fingerstyle que arrancó los primeros aplausos en masa de público asistente. Cabe destacar la facilidad con la que José llenó un escenario en el que estaba él sólo en ese momento. Justo al terminar, mientras todos aplaudíamos, hicieron su entrada en escena un puñado de músicos, que acompañaron a José con percusiones, coros y teclados en una imponente In Our Nature, que siguió haciendo entrar en calor a los que allí nos congregábamos, que no éramos pocos precisamente.

Al término del tema, salió al escenario el resto de The Göteborg String Theory, que comenzaron a afinar sus instrumentos, entrelazando la afinación de los mismos con unas agradables texturas entre world music y electrónica con sintetizadores, samplers, un dúlcimer, psalterios, autoharps y percusiones de lo más insólito. Todo ello marcó la introducción de Far Away, tema usado en el videojuego Red Dead Redemption y en el que la orquesta estuvo muy acertada, además de destacar asimismo la utlización de bolsas de plástico para generar ambiente en el escenario. Una idea muy curiosa y experimental que funcionó muy bien, dicho sea de paso.

José González en directo

José González, dándolo todo (Foto: Jorge Taús)

Con un sencillo “Muchas gracias” dio paso al cuarto tema de la noche, How Low, comenzado por la orquesta con una introducción al más puro estilo de la mafia de los años 20. Todo el mundo reconoció el tema cuando el arpegio de guitarra empezó a sonar y la maravillosa orquesta fue un acompañamiento perfecto con sus brillantes desarrollos para un José que se estaba luciendo. Más aplausos y justo después comenzó a sonar Crosses, uno de sus temas más emblemáticos, pero no sin antes poder disfrutar de una nueva introducción de la orquesta, en esta ocasión ciertamente animada. El ambiente comenzaba a caldearse y los asistentes habíamos pasado ya por el aro completamente. A mi izquierda oía comentarios de sorpresa acerca de lo bien que sonaban los temas con el acompañamiento orquestal, algo con lo que estoy completamente de acuerdo, desde luego.

Con el tiempo justo para más aplausos llegó The Nest, tema en el que la orquesta estuvo particularmente soberbia, con un acompañamiento de lo más idóneo, muy similar a la guitarra, que se incorporó practicamente a mitad del tema, dejando medio tema a capella. En ese momento, José aprovechó para presentar a la orquesta y a los arreglistas de los temas, que hicieron un trabajo enorme y admirable, consiguiendo que en ningún momento se solapase a la guitarra o a la voz. Y comenzó a sonar Abram, en el que la percusión, la guitarra y una lámina de metal agitada en tiempos sincrónicos hicieron que todo el mundo se quedase anonadado y maravillado a causa de la experimentación tan creativa y acertada que estábamos escuchando.

José González en directo

Desde el patio de butacas (Foto: Jorge Taús)

Luego hubo un pequeño momento de hilaridad cuando se le olvidó el tema que tenía que tocar y el director de la orquesta le tuvo que dar el chivatazo por lo bajinis. Hand On Your Heart fue el siguiente tema que pudimos escuchar, con un arreglo muy liviano en el que las suaves percusiones acompañaron perfectamente a la guitarra y la orquesta manejó de maravilla los volúmenes. Un suave toque de Rhodes y la flauta travesera junto a una ligera y étnica percusión ayudaron a la guitarra a hacer una hermosa visión sonora que podría ser del oriente medio, que contó nuevamente con una introducción soberbia para luego desarrollar el tema principal, ayudados por el resto de la orquesta y desembocando en Broken Arrows, que atrajo una de las mayores ovaciones de la noche, y con total merecimiento.

Y sin esperarlo en modo alguno, cayó la magia sobre el Teatro Lope de Vega cuando comenzó a sonar Cycling Trivialities y una sonrisa boba se dibujó en mi cara. Kid A, situado a mi lado, llamaba a Scared Queen para que fuese partícipe también de aquel gran momento de la noche. Una versión algo diferente a la que pululaba por internet, pero igualmente sutil, expresiva y llena de matices. Para mí, su mejor tema con diferencia. Y en directo suena mejor aún que en estudio. Lo gracioso es que cuando yo creía que nada podía mejorar, una base de vientos poco frecuente, el piano y percusiones a modo de beats sincronizados me dieron a entender que Teardrop era la siguiente canción en sonar. La versión del tema de House sonó también soberbia y enorme, con un eco en la voz que le quedaba particularmente bien, a la par que un papel tremendo por parte de la orquesta, que se estaba ganando el sueldo sobradamente, parecía que trabajasen a destajo.

Al término de ese tema, las palmas llenaron el recinto, animados por la propia orquesta y el director para recibir al que sería el último tema por el momento, Down The Line, un tema con cierto ritmillo de rumba y muy animado con una orquesta que parecía que se le quedaba pequeño el escenario (lo pareció durante todo el concierto, pero en este tema especialmente). Aplausos, muchos aplausos. Y saludos… y hasta una f*cking standing ovation de cinco minutos con todos de pie aclamando a los músicos, que parecían haber disfrutado de lo lindo, como nosotros.

José González en directo saludando

Parecía aquello una boda de la cantidad de gente que había allí (Foto: Jorge Taús)

A causa del enorme aplauso, José no tuvo más remedio que regresar al escenario y él, su voz y su guitarra nos deleitaron con un sencillo arreglo de Storm, para después agradecer al público y a la gente de The Göteborg String Theory por su compañia y la asistencia. Y en ese momento entraron de nuevo todos los músicos y nos ofrecieron una enorme versión de Heartbeats que nos sobrecogió a todos por su ternura manifiesta y lo sensible de los arreglos de cuerda. De nuevo todos estábamos de pie en el teatro, y los músicos saludaban de nuevo y volvían a abandonar el escenario, con lo que aquello parecía estar llegando a su fin, pero… ¡sorpresa! después de dos minutos de aplausos, José y el director de la orquesta salieron al escenario sin el resto de músicos, ya que no tenían nada más preparado con ellos y nos ofrecieron una sencilla pero efectivísima versión de Deadweight On Velveteen con voz, guitarra y piano. El problema fue que aquello tenía que terminar en algún momento, y el momento había llegado ahí, con lo que esta vez, la despedida era de verdad y el concierto había terminado. * Sigh *

En fin, creo que poco más puedo decir acerca del conciertazo que hemos presenciado, porque añadir sobre lo dicho rozaría la redundancia y sería perder el tiempo, tanto el mío como el vuestro, con lo cual os dejo simplemente con la lista de los temas que tocó en el concierto y más cosillas:

Setlist:

01 – Hints
02 – In Our Nature
03 – Far Away
04 – How Low
05 – Crosses
06 – The Nest
07 – Abram
08 – Hand On Your Heart
09 – Broken Arrows
10 – Cycling Trivialities
11 – Teardrop
12 – Down The Line

Bis 1:
13 – Storm
14 – Heartbeats (The Knife cover)

Bis 2:
15 – Deadweight On Velveteen

Y como sorpresa final, aquí os deja una foto junto a José González al finalizar la actuación. Debajo de la misma, podréis observar una pequeña galería de fotos del concierto, tomadas también bajo amenaza por Kid A, así como también una lista de Spotify con los temas que sonaron en directo. Disfrutadlo todo, pero poco a poco, que ya me conozco vuestras prisas, y luego me llaman vuestros padres para echarme nada en cara:

Digisequencer y José González

José González junto a Digisequencer

Fotos:

Setlist del concierto en Spotify

José González: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm
The Göteborg String Theory: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share

Acerca de Digisequencer

Criado entre los férreos y blindados parámetros de la música clásica, huí y encontré un nuevo y maravilloso mundo, habitado por instrumentos electrónicos que me aceptaron como un igual en su seno. Desde entonces vivo conectado permanentemente a un generador de ondas sonoras del que me alimento, y de vez en cuando salgo de allí al mundo real para ver algún que otro concierto.

11 comentarios en “José González & The Göteborg String Theory @ Teatro Lope de Vega (Madrid, 04/04/2011)

  1. […]cayó la magia sobre el Teatro Lope de Vega cuando comenzó a sonar Cycling Trivialities y una sonrisa boba se dibujó en mi cara. Kid A, situado a mi lado, llamaba a Scared Queen para que fuese partícipe también de aquel gran momento de la noche.[…]

    Y lo emocionaba que estaba al teléfono… ¡Gracias!
    Buena crónica, compañero. (Y envidia de foto con José González)

  2. Buena crónica, sí señor. En mi caso, era la primera vez que iba a ver a Jose Gonzalez, y tengo q confesar q pensaba q iba a asistir a un espectáculo mucho más crudo e intimista. Salvo algunos temas en los q efectivamente la banda q le acompañaba fue capaz de eso, “acompañar”, el resto de temas los vi muy superficiales, intentando conseguir una atmósfera q en algunos casos me pareció q llegaba hasta los tintes de banda sonora, y q realmente no me llegó a transmitir lo mismo q Jose consigue sólo con su guitarra.

    De todas formas, un lujo poder disfrutar de este hombre, q ha conseguido llevar más allá el dificil negocio de los arpegios.

    Un saludo,
    Carlos

    1. Es que lo que mucha gente no entiende es que no era un concierto exclusivo de José, sino que TGST eran parte del espectáculo, y no acompañantes, sino tan protagonistas como José…

  3. Sí q puedo llegar a entenderlo, pero cuando compré mi entrada no ponía nada al respecto. Sinceramente creo q aunque fueron protagonistas (y vaya si lo fueron), más q aportar disminuyeron la potencia de los temas. En muchos casos añadieron demasiados instrumentos y armonías a los mismos y a mi entender consiguieron ensuciar más q enriquecer… Pero sobre gustos no hay nada escrito.

    1. Es curioso, porque cuando yo adquirí la mía, venía bien claro lo de la orquesta. Además de decirlo la propia orquesta y el propio José en su Facebook. :P Y bueno, sobre gustos no hay nada escrito, cierto… salvo 1000 años de estética, y muchos libros sobre acústica de recintos. Desde donde yo estaba, se escuchó todo muy compensado, y me consta que en otros sitios del teatro, también, así que supongo que será personal…

  4. No estuve tan informado como tú, yo compré la mía a última hora por internet y no aparecían los acompañantes. De todas formas, cuando me refería a “ensuciar” no hablo de la acústica del teatro, me refiero a q estandarizaron un sonido muy personal y lo llevaron más cerca de las bandas sonoras de Cirque du Soleil q otra cosa. Personalmente creo q lo que diferencia a Jose es precisamente la ausencia de acompañamientos, ya q él solo consigue incluir bajos, medios y agudos a base de arpegios complicadísimos, y q con la aportación de la orquesta quedaban reducidos drásticamente.

    1. El lo que tienen las últimas horas.

      ¿Estandariqué? Vamos, lo que me faltaba por oír. xDD Desde luego TGST son de todo menos una formación estandard, con lo que su sonido poco tendrá de estandard. No son una orquesta propiamente dicha, ni un grupo de cámara al uso, sino una confluencia de diversos artistas de muy diferentes índoles e influencias musicales, de ahí lo personal y distintivo que suena.

      Cierto es que el estilo de José es muy particular, pero de ahí a decir que los arpegios (que tampoco son tan complicados, y hablo desde el conocimiento del instrumento en sí) se veían empañados por TGST, hay un verdadero mundo, el cual pareces haber recorrido en un plis-plas, como dicen en mi tierra. Te recomiendo amistosamente que quites el pie del acelerador, porque por querer llegar al destino lo más rápido posible te estás perdiendo paisajes preciosos que conforman el camino. Espero se entienda la metáfora. ;)

      Saludos.

  5. Tengo q decirte q si eres cronista, deberías tener más respeto hacia los comentarios de los que se supone alimentamos tu blog. De todas formas, tb comentarte q yo tengo la carrera de piano terminada, y actualmente compongo música electrónica, por lo q creo q entiendo un poquito del tema.

    En este mundo con tan poca gana por profundizar, es muy fácil dejar contento al personal con cualquier cosa. Ciertamente no estoy diciendo q la orquesta fuese mala, al revés, sonaba perfecta en toda su totalidad, pero cambió por completo mi idea sobre lo q se supone q es un cantautor. Es una orquesta q crea atmósferas muy chulas, pero este no era su contexto adecuado. Quizá para bandas sonoras, o publicidades, o para Massive Attack, pero para Jose Gonzalez?

    Se están perdiendo las bases musicales, ya no sabemos qué hacer para innovar, cuando lo mejor muchas veces es seguir por el camino marcado por los anteriores, aportando lo q lleva cada uno, q con eso ya es un avance.

    1. Está visto que no has comprendido la ironía que el término implicaba. En ningún lado menosprecio ni falto al respeto tu comentario, pero bueno, son cosas que pasan. ^^

      Si no me equivoco, lo que vienes a argumentar es que un cantautor debe sonar como un cantautor suena habitualmente. Me explico: Poco acompañamiento externo y mucho más protagonismo propio. ¿No? Entonces éso sí que sería sonar como un cantautor estandarizado, algo que desde luego José no es y nunca lo ha sido.

      No me voy a meter en el tema de la innovación (porque es algo que ya se ha hecho antes el mezclar un cantautor con una banda de este tipo), porque la verdad sería el cuento de nunca acabar, y aunque tengo tiempo y me encantaría, no puedo permitirme pasarme la vida dándole a la sin hueso sobre el tema.

      No obstante, me gusta que haya diversidad de opiniones, aunque no lo parezca, y sobre todo si éstas están bien apoyadas sobre una base sólida, como es el caso de la tuya.

      Saludos. ^^

      1. Mis disculpas pq efectivamente mi lectura fue muy rápida y la entendí mal. Esto de estar todo el día discutiendo en mi trabajo hace q esté a la defensiva, sorry..

        Seguiremos en contacto, prometo ser más comprensivo con los “cansautores”. Un abrazo ;)

Los comentarios están cerrados.