Heretoir - Heretoir

Heretoir – Heretoir (2011): como shoegaze, pero en black metal

Hay una rama cada vez más extendida del metal que le da la vuelta al espectro musical y sale por el lado del shoegaze, que cada vez está más de moda. Tal es el caso de los alemanes Heretoir, que estrenan su primer largo, de nombre homónimo, con esta mezcla de sonidos ya no tan dispar que podemos denominar post-metal para dar una idea global de lo que va a sonar. Un lector avispado que controle estos términos ya podrá forjarse una idea en su cabeza del sonido de esta banda, y la mayor pega es que seguramente se parezca demasiado a lo que está imaginando con un par de detalles a mayores.

El álbum abre con la introducción instrumental The Escape: Part I con un sonido tranquilo y un bajo de fondo. Pero pronto cambia a Fatigue, una pieza que, aunque pronto comienza con la batería estándar del black metal, pronto evoluciona a un tema progresivo propio del post-rock mientras las voces fuertemente alteradas por mecanismos artificiales intentan darle un toque que resulta más mágico que metalero tradicional. Justo el caso contrario que el quinto corte, Weltschmerz, en el que el comienzo cañero y original termina evolucionando en una base más limpia sobre la que se desgarran las guitarras más distorsionadas y unas voces de coro, convirtiéndose en la pista más interesante del disco. Entre ambas nos encontramos con la no muy destacable instrumental Retreat to Hibernate y otra introducción experimental bajo el título de 0.

Eklatanz

Es alemán, hace black metal y no es ario.

Prosigue con Graue Bauten, la segunda y última de las canciones con letras en alemán; en este caso, la base instrumental repetitiva sirve como apoyo a la voz desgarrada que sirve tanto para recitar los versos como para soltar fríos gritos de soledad y desesperación. Y es que estos son justo los sentimientos que deja hilados para el comienzo de la siguiente pista, The Escape: Part II.

Con una batería más mecánica y una voz femenina bastante más agradable llega To Follow the Sun; a pesar de eso, también se incorporan durante los poco más de siete minutos unos gritos de la otra voz a la que ya estábamos acostumbrados y unos ruidos que recuerdan a una ciudad. Ambos efectos harán mella en la voz femenina que también terminará con chillidos que parecen alejar la esperanza que desprendía al principio. La aventura culmina con Heretoir, con seis minutos de grabación retorna al sonido más estándar con las voces habituales para ponerle el broche final con un sonido más progresivo. Los casi dos minutos finales después de un pequeño parón aportan como un rayo de esperanza contrastando bastante con lo anterior.

En resumen diré que es un buen álbum, pero que le falta algo más de la imaginación que se deja ver en algunos momentos. Espero que consigan desarrollar en futuros trabajos un sonido más novedoso y no se limitan a mantenerse en la cara «fácil» del estilo.

Nota: 7/10
7 estrellas

Heretoir - Heretoir

1. The Escape: Part I
2. Fatigue
3. Retreat to Hibernate
4. 0
5. Weltschmerz
6. Graue Bauten
7. The Escape: Part II
8. To Follow the Sun
9. Heretoir

Álbum: Grooveshark | Northen Silence Shop | Amazon
Heretoir: Página oficial | Facebook | Last.fm

Share

Acerca de Axionymous

Fanático de la música en todas sus vertientes, desde el heavy metal hasta el black metal, pasando por el thrash metal, speed metal, death metal, folk metal, symphonic metal, viking metal, epic metal, gothic metal, power metal y esa música rara que hace el tipo del cubo en la cabeza.

Un comentario en “Heretoir – Heretoir (2011): como shoegaze, pero en black metal

  1. «Es alemán, hace black metal y no es ario.»
    mmmm y que tiene que ver el Black metal con que no sea ario?

Los comentarios están cerrados.