Megadeth – TH1RT3EN (Roadrunner, 2011): recuperando viejas raíces

Por casualidades de la vida, un día después del lanzamiento de Lulu (el disco colaborativo de Lou Reed y Metallica), el histórico “enemigo” de estos últimos, Dave Mustaine, decidía poner en el mercado el nuevo trabajo de su banda Megadeth. Titulado TH1RT3EN (o quizás más fácil de leer y escribir, Thirteen), es su decimotercer álbum de estudio. La vuelta de su bajista original Dave Ellefson lo ha condicionado desde un principio y parecía prometer un cambio en el sonido que últimamente veníamos escuchando en sus trabajos. Y así ha sido.

Con tres discos de por medio desde 2001 sin Dave y teniendo aún fresco el Endgame de 2009, se pusieron a trabajar tan pronto Dave volvió a casa. Así fue que muy tempranamente nos ofrecieron una canción titulada Sudden Death, la cual ejercería de “malo final” del videojuego Guitar Hero: Warriors of Rock. Quizás sobrecargada de solos (de hecho, fue re-escrita para tener más), pero sin duda muy potente y auguraba un buen comienzo de la nueva era con Ellefson. Le siguió otra canción para un videojuego, aunque de distinta manera (videojuego no musical) y conociendo sólo un fragmento de la misma: Never Dead, la cual tardaron tres meses en desvelar al completo. Les seguiría Public Enemy No. 1, presentada primeramente en directo, y hace unas semanas Whose Life (Is It Anyway?). Con ellas, se completarían los cinco adelantos del disco que nos ofrecerían antes de poder degustarlo entero. Tras escucharlo y analizarlo con tranquilidad, podemos afirmar que no decepcionará ni a los fans más antiguos del grupo.

Megadeth

Con los pulgares por dentro, que ya empieza a refrescar el tiempo

¿Por qué lo de “los fans más antiguos”? Principalmente, porque han cogido riffs creados en los 90 y varias canciones presentes como “bonus-tracks” o “demos” en lanzamientos de la época y las han vuelto a re-grabar dándoles un toque más actual pero conservando el espíritu de antaño. Tales ejemplos los tenemos en Black Swan (bonus track de una edición limitada del United Abominations), Millenium Of The Blind (cuya remezcla salió en una edición especial de 2004 de Youthanasia), Deadly Nightshade o la eléctrica New World Order, ahora más violenta que las primeras versiones de la pista, presente primero como demo en la antedicha edición especial de Youthanasia y más tarde, ya completa, en la banda sonora de Duke Nukem. Obviamente, por eso veréis créditos de Marty Friedman o Nick Menza en la grabación, lo cual asegura buenas sensaciones para los seguidores más clásicos. Pero a su vez, los amantes de sus últimos trabajos o de sus temas menos thrash estarán contentos con el resto de canciones. Véase la “comercial” Public Enemy No. 1 (una historia basada en el mafioso Al Capone), Whose Life (Is It Anyway?) o la frenética Sudden Death, cuyos solos infernales recuerdan enormemente a Head Crusher, de su anterior disco.

Megadeth – Sudden Death

Pero no sólo de solos de guitarra se compone el disco. El bajo de Ellefson se muestra por muchas veces muy agresivo, destacando ritmos como el de Fast Lane después del minuto 2:50 que junto a la batería nos hacen mover el cuello de una manera poco saludable, o en New World Order cuando lo tenemos bien presente a lo largo de toda la canción, con notas claras pero contundentes. Si una cosa bien diferencia TH1RT3EN de otros trabajos anteriores como Endgame es sin duda que el bajo es tangible en todo momento, por veces erigiéndose por encima del resto de instrumentos y teniendo vida propia. Diría que es como si no fuese una herramienta que Mustaine necesita y la pone ahí, sin darle protagonismo. Una sensación de “segundo plano” que tengo con el pobre Shawn Drover, por ejemplo, quien hace un magnífico e impecable trabajo a la batería, pero le falta “algo” que le haga destacar. Quizás una personalidad propia y presencia que sí tiene Chris Broderick, por ejemplo, y por supuesto Ellefson.

Dave Ellefson

Ellefson con varios bajos (parece una cadena de supermercados)

Volviendo al listado de canciones, compaginan temas extremadamente rápidos que harán sudar a Drover al doble bombo, con otros más tranquilos como We The People, Millenium Of The Blind o la balada 13, canción que versa sobre la propia vida de Mustaine (¿le recuerda a alguien la temática?) y la cual muchos equiparan con My Darkest Hour, salvando las diferencias. Por el medio nos dejamos buenos riffs como el de Deadly Nightsade o Guns, Drugs & Money, que están bien pero tampoco destacarán demasiado en su discografía.

En general podemos estar bastante contentos con Thirteen. Incluso la voz de Mustaine, la cual falla bastante en directo últimamente, la encontramos con mucha garra en la mayoría de temas. Las guitarras suenan espléndidamente, la batería está muy correcta y con fuerza, y el bajo le da un buen impulso a las canciones cuando hace falta, sólo como Ellefson sabe hacer (“más sabe el demonio por viejo…”). Me quedo con canciones como New World Over, Sudden Death o Fast Lane. Y si pudiese, ahora mismo bajaría a un 7 la nota que le puse a Endgame en su momento. Aún así, éste se lleva un merecido 8.

Nota: 8/10
8 estrellas

Ahora sólo queda verlos en directo con las nuevas canciones. No hay más conciertos del Big Four programados por ahora, pero sí del Gigantour, en el que Motörhead, Lacuna Coil y Volbeat acompañarán al grupo de Mustaine por toda Norte América. ¿Pisarán Europa o Sudamérica el año que viene? Pronto lo sabremos. Mientras, esperamos vuestros comentarios sobre el disco, la crítica y sobre el tiempo que hace hoy en vuestra ciudad. ¡Salud y números de la suerte!

Megadeth - TH1RT3EN

Tracklist:

1. “Sudden Death” 5:09
2. “Public Enemy No. 1” 4:15
3. “Whose Life (Is It Anyways?)” 3:50
4. “We the People” 4:33
5. “Guns, Drugs & Money” 4:19
6. “Never Dead” 4:32
7. “New World Order” 3:56
8. “Fast Lane” 4:04
9. “Black Swan” 4:10
10. “Wrecker” 3:51
11. “Millennium of the Blind” 4:15
12. “Deadly Nightshade” 4:55
13. “13” 5:53

Bonus track (Japan pressing)
14. “Public Enemy No. 1” (live)

iTunes preorder bonus track
14. “Head Crusher” (live) 3:56

Nota de los usuarios:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas6 estrellas7 estrellas8 estrellas9 estrellas10 estrellas (1 votos, media: 8,00 estrellas de 10 posibles)

Cargando…

Escucha el álbum: Spotify | Grooveshark
Megadeth: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share

Acerca de James Ulrich

Carente de gusto musical, escucho cualquier cosa que tenga melodía o incluso sin ella. Diariamente me inyecto mi dosis de Metallica y normalmente escucho más metal que otra cosa. Eso sí, puedo escuchar desde el indie más actual, hasta el death más bruto, pasando por la electrónica, hard rock, hip-hop e incluso merengues. Puedes seguirme en mi Twitter o en mi Facebook. También podéis echarle un ojo a una entrevista que me hicieron en redacción en este enlace.

5 comentarios en “Megadeth – TH1RT3EN (Roadrunner, 2011): recuperando viejas raíces

  1. “¿Pisarán Europa o Sudamérica el año que viene?”

    El miercoles y jueves tocan en buenos aires…

  2. Es un buen disco, tal vez no sea mejor que Endgame (uno de mis favoritos de la banda, junto con Rust in Peace y Peace Sells) pero está lleno de energía y da mucho de qué hablar.

    Coincido con tu opinión sobre Shawn Drover. Es un buen baterista pero no destaca como los anteriores: Nick Mensa es una “bestia” con las batacas; Gar Samuelson es, sin dudas, el mejor baterista que pudo haber tenido la banda (una lástima que haya muerto); Jimmy DeGrasso es un maestro del doble bombo (tal y como se vio en el DVD “Rude Awakening” mientras tocaba un solo de batería en “She-Wolf”); y Chuck Behler era parecido a DeGrasso, pero aún así dejaba su marca.

    A Drover le falta esa chispa (porque talento tiene y le sobra) característica de los anteriores baterista de Megadeth.
    No sé si sea tarde para él, pero ojalá y desempeñe un mejor trabajo en las próximas presentaciones de la banda.

    Saludos

Los comentarios están cerrados.