Joe Strummer

Recordando la vida de un mito: Joe Strummer cumpliría hoy 60 años

No hace mucho tuve la oportunidad de intercambiar unas breves palabras con Julián Hernández, líder de Siniestro Total, sobre Joe Strummer. Rememorando sus días de puro trajín punkarra, Hernández explicaba que a The Clash «había que aprender a quererlos». Entre risas, salió a colación su cumpleaños, o mejor dicho, la fecha de su nacimiento, que tuvo lugar tal día como hoy en 1952. Es decir que, de seguir entre nosotros, Strummer cumpliría nada más y nada menos que 60 años. «La vida de Joe es una historia a tener en cuenta», comentaba Julián. Y no se equivocaba.

Joe Strummer

Tras nacer en Ankara (Turquía) y volver al Reino Unido (de donde era su madre), el joven John Graham Mellor se mudó a Surrey y luego a Londres, donde comenzó a interesarse por la música y a estudiar en la escuela de arte y diseño. Allí fue donde conoció a Tymon Dogg, con el que, tras algunos tumbos, fundó su primera banda «seria» a mediados de los años 70, The 101’ers. Además de sacar algunas canciones geniales como Keys To Your Heart (al parecer dedicada a su novia española Paloma Romero, conocida como Palmolive), sirvió de primera toma de contacto con lo que llaman hoy en día «protopunk». De hecho, en esa época solo sacaron algunos sencillos. En 1981, el álbum Elgin Avenue Breakdown recopiló todos los temas para aprovechar así la popularidad de su siguiente formación: los inmortales The Clash.

Con The Clash

Strummer conoció a Mick Jones en 1976 durante un concierto de los Sex Pistols mientras el guitarrista estaba actuando en la banda London SS, con Paul Simonon al bajo. Entre ellos y el mánager, Bernard Rhodes, consiguieron que pasara a fomar parte de un grupo en el que, además, Keith Levene sería el segundo guitarrista y Terry Chimes el batería. Se estrenaron el 4 de julio de aquel año, y tras la salida de Levene y Chimes, y la entrada de Topper Headon, se conformó la alineación clásica en 1977. Lo que pasó después ya lo conocemos todos.

En el camino se quedó un combativo y genial álbum debut de título homónimo (lanzado en el Reino Unido el mismo año en que se formó el grupo y dos años más tarde en Estados Unidos), con canciones más basadas en el punk que en otra cosa como London’s Burning, Career Opportunities o White Riot. Give ‘Em Enough Rope, su segundo trabajo, los aupó un poco más con temas cargados de mensaje como Tommy Gun, English Civil War o la atípica All the Young Punks. Pero claro, llegó London Calling.

[youtube id=»EfK-WX2pa8c» width=»600″]

«Más allá de los primeros o de los últimos discos… El London Calling fue el que cambió el mundo». Así de rotundo se expresaba Julián Hernández sobre este álbum de 19 canciones (ahí es nada) en el que el punk se mezcó con el ska, el pop, el soul, el rockabilly e incluso el reggae. ¿El resultado? Una verdadera obra maestra en la que ni uno solo de los temas desentona a pesar de la mezcolanza. Así, nos encontramos verdaderas obras como Jimmy Jazz o Train in Vain (cantada por Mick Jones) o Spanish Bombs, en la que Joe demuestra su amor por España (influido, sin duda, por Palmolive), cantando incluso en castellano.

Tras el gran éxito, y si por si acaso la variedad no fuese ya suficientemente extensa, llega Sandinista! en 1980. Con 36 temas y tres vinilos (que, por cierto, engañaron a su sello, CBS Records, para conseguir sacarlo de esta forma), el contenido no podía ser más heterogéneo. No hay más escuchar The Magnificent Seven para saber que esto es otra cosa: ¿un blanco haciendo hip-hop? Sí, y era Joe Strummer, el que llamaron «creador del punk». «Si tuviera menos canciones me hubiera gustado más», apostillaba el otro día el líder de Siniesto Total. Quizás esté en lo cierto, pero aún así, se disfruta cada tema como si fuera el último. Y poco quedaba que explotar en The Clash. Concretamente, dos álbums de estudio más: Combat Rock (1982) y Cut the Crap (1985). El primero también incluye diferentes géneros musicales, aunque con un menor número de temas. Rock the Casbah y la aclamada Should I stay or should I go? fueron los grandes éxitos de un disco que fue el último de los «cuatro de siempre», ya que en el siguiente ni Mick Jones ni Topper Headon estaban en el grupo tras el famoso «Clash Communique», en 1985, en el que anunciaban la salida del guitarrista y del batería. ¿Y qué hizo Joe mientras todo se desmoronaba? Pues irse a España.

Joe Strummer Granada

Una andaluz más, si se le ve ya.

Fue en el invierno de 1984 cuando se presentó en Granada (lugar en el que recientemente han aprobado poner su nombre a una calle) para huir de “los errores de The Clash”. Allí podía pasar desapercibido, y de hecho, lo hizo salvo para unos pocos. Uno de ellos fue José Antonio García, cantante del grupo 091: “Se decía que por aquí estaba Joe Strummer, pero no se lo creía nadie”. Pero claro, eso fue hasta que un día, en el bar Silbar, se lo encontró y se hicieron amigos hasta el punto de que el aún líder de The Clash decidió producir el segundo larga duración de los andaluces, Más de cien lobos. Incluso grabó una película en Almería, En concreto, un spaghetti western dirigido por Alex Cox, titulado Straight to hell. ¿Que cómo sabemos todo esto? Pues gracias, entre otros, a Carles Prats, el realizador encargado del documental Quiero tener una ferretería en Andalucía, que resume el paso de este genio por nuestro país.

Pero la realidad era la realidad por mucho que intentara escapara de ella. Cut the Crap fue el último álbum de The Clash. Recogió malas críticas y a sus fans tampoco les gustó nada. La verdad, es que quitando el single This Is England, pocas canciones se salvaban. De esta forma, atrás quedaron los grandiosos directos por Estados Unidos en los que Strummer exhibía un corte de pelo a lo mohicano, sus movimientos nerviosos sobre el escenario o entrevistas para la historia, en las que el artista mostraba su fuerte carácter cuando lo importunaban. El punto y final a uno de los mejores grupos de la historia de la música había llegado. Y su legado, fue enorme. De hecho, están en el número 28 de los 100 mejores artistas de la historia según la revista Rolling Stone y su mejor disco, London Calling, se encuentra en el puesto número ocho en la lista de los 500 mejores álbumes de la misma publicación. Ahí es nada. Pero Joe tampoco quiso dejarlo ahí.

Después de The Clash

Cuando las cosas se enfriaron un poco entre él y Mick, volvieron a trabajar juntos. Esta vez, en el grupo que había creado el guitarrista, Big Audio Dinamite. De hecho, compuso y produjo canciones del segundo disco de esta formación, Nr. 10, Upping St., con cosas totalmente diferentes a lo que había estado haciendo hasta ese momento. Además, fue también en esta época en la que se centró en hacer algunas de las canciones para la película Sid & Nancy, también del director Alex Cox, entre las que aparece el tema Love Kills.

Pero no solo se limitó a hacer bandas sonoras. También aprovechó para hacer algún que otro papel en películas como Mystery Train, del gran Jim Jarmush, en la que participa (ojo al mini-spoiler) en un pequeño tiroteo con Steve Buscemi como compañero. O en I Hired a Contract Killer, de Aki Kaurismaki, en la que aparece como actor secundario tocando un par de canciones (Burning Lights y Afro-Cuban Bebop) en un bareto. Fueron unos años moviditos para el ex The Clash, puesto que llegó incluso a cantar para The Pogues durante una gira tras el desastre que supuso el que estaba destinado a ser su nuevo grupo, The Latino Rockabilly War. Su álbum, Earthquake Weather (1989, del que salió la notable Gangsterville), no cuajó entre el público y la discográfica rompió el contrato que los unía (se dice que si volvía a reunir a The Clash, lo mantendría vigente, pero no accedió).

Fueron unos años en los que Strummer probó a hacer un poco de todo. De hecho tuvo un programa de radio de media hora de duración llamando London Calling en la BBC World Service. Incluso salió en un episodio de la segunda temporada de South Park, Chef Aid, en 1998, tocando la canción It’s a Rockin’ World (a partir del minuto 1.20), que luego fue incluida en un disco junto a grandes nombres de la música como Elton John, Ozzy Osbourne o Rancid. Pero aquello no podía continuar, el corazón le pedía volver a los escenarios. Tras unos litigios con la compañía discográfica de The Clash, consiguió poder grabar para otra y así nacieron Joe Strummer & The Mescaleros.

Joe Strummer cigar

Foto de la portada del biopic sobre su vida

The Mescaleros y el ataque al corazón

Fue en 1999 cuando todo comenzó. Joe se reunió con Antony Genn para formar una banda de músicos multi-instrumentales que denominó Joe Strummer & The Mescaleros, con la que consiguió publicar tres álbumes. El primero de ellos, Rock Art and the X-Ray Style, ya demostraba al mundo que no volveríamos a ver algo como The Clash, aunque no dejaba de ser un proyecto interesante con un gran músico al frente. De ese álbum (recordemos, el primero en diez años) sobresalían canciones como Tony Adams o Yalla Yalla. Pero lo mejor de esta última época de Strummer aún estaba por llegar.

Con la entrada de su viejo amigo Tymon Dogg (de The 101’ers) y tras fichar por la discográfica Hellcat Records, The Mescaleros parieron Global a Go-Go en el año 2001. El tema Johnny Appleseed fue bastante laureado y hoy en día se mantiene como una de sus mejores composiciones tras la desaparición de The Clash. Ahí ya se estrenan los violines de Dogg. Incluso tocaron esta canción, ese mismo año, en el show de David Letterman, demostrando en su puesta en escena, por si no había quedado lo suficientemente claro, que el punk ya no era lo primordial en sus composiciones ni en su actitud.

Sus conciertos, pese a perder la fuerza de antaño, seguían conteniendo canciones de su época junto a Simonon, Jones y Headon. Ejemplo de ello es el espectáculo que ofrecieron en Colonia (Alemania) en el Bizarre Festival, que se puede ver al completo a través de YouTube y que abrieron con la clásica London Calling. De hecho, incluso el propio Mick Jones se sumó a alguno de sus conciertos para tocar algún tema de The Clash, rememorando viejos tiempos y haciendo aparecer los rumores sobre una posible reunión. Los Sex Pistols ya lo habían hecho a mediados de los 90, ¿por qué ellos no? Pues al parecer, según se pudo saber recientemente gracias a NME, uno de los mánagers de la banda explicó que Joe no quiso reunir al grupo justo después de Johnny Rotten y compañía. Por su ego, dicen.

Joe Strummer Wall

Graffiti dedicado a la memoria de Joe

Pero la triste noticia llegó cuando se encontraba preparando el tercer álbum de estudio con The Mescaleros. Joe Strummer sufrió un ataque al corazón el 22 de diciembre de 2002 en su casa de Somerset, que hizo desaparecer a uno de los mejores músicos del mundo. Su último concierto, y una de sus últimas canciones en directo (White Man In Hammersmith Palais), fue el 22 de noviembre en el Liverpool Academy, unos días antes de su fallecimiento. La última composición que escribió Strummer fue 46664, que creó junto a Bono (de U2) para Nelson Mandela y su lucha contra el sida en África.

Unos meses después de su muerte, Elvis Costello, Bruce Springsteen, Steven Van Zandt, Dave Grohl, Pete Thomas y Tony Kanal interpretaron en su honor London Calling en la ceremonia de entrega de los Grammys. Del mismo modo, sus compañeros de The Mescleros decidieron finalizar el disco Streetcore, el mejor de todos ellos, com canciones como Coma Girl, Long Shadow (en honor a Johnny Cash), Redemption Song (versionando a Bob Marley) y Midnight Jam (en la que utilizan intervenciones del propio Joe en su programa radiofónico en la BBC).

[youtube id=»tZRn0dhGz7U» width=»600″]

En diciembre harán exactamente 10 años de su desaparición, y todavía sigue siendo muy recordado. Prueba de ello es la fundación Strummerville creada en su honor, que se dedica a apoyar a nuevas bandas y que cada año realiza un festival con grandes nombres. El cartel de este año, incluyó al propio Mick Jones. O bueno, tan solo hace falta hacer un repaso por las portadas de algunas revistas como la propia NME o Uncut, que se la dedican por motivo de su 60º aniversario. Y, además del documental de Carles Prats, el director Julien Temple, muy ligado al punk, realizó Joe Strummer: The Future Is Unwritten (se puede ver al completo en Vimeo), una película que recoge su vida antes, durante y después de The Clash. En propio Temple fue entrevistado en su día por la publicación Rock Delux, y dijo lo siguiente ante esta pregunta:

¿Crees que hay algún Joe Strummer hoy en día en el mundo del rock?
Me gustaría, pero creo que no. La industria musical ha cambiado de tal modo que un grupo como The Clash hoy no tendría la popularidad masiva que tuvieron ellos. Todo está mucho más atomizado. Antes en Inglaterra vivías “una” cultura. Hoy se viven muchas; quizá sea por el acceso a tanta información, a la diversificación de los medios de comunicación, a internet… Antes había sólo tres canales de televisión y una radio. Ahora tienes miles de emisoras de radio en internet e incluso televisiones “online”. Todo cambia muy rápido.

A buen seguro que se habrán quedado cosas en el tintero, porque quizás la vida de cualquiera de nosotros se podría resumir en uno o dos párrafos, pero 50 años de Joe Strummer dan para escribir varios libros. Y quién sabe, quizás de seguir viviendo, podríamos estar dando la noticia del comienzo de una legendaria gira de The Clash y algún que otro box-set recopilatorio con rarezas y todo eso, porque está claro que no sacarían un nuevo disco. No el bueno de Joe. Feliz cumpleaños, estés donde estés, y descansa en paz.

The Clash: Página oficial | Facebook | Last.fm

Share

Acerca de Strummer

De pequeño crecí con un hermano mayor adicto a grupos tan diferentes como Public Enemy, Sex Pistols o Pixies. Los años, y el bombardeo de las radio fórmulas y el mainstream, no consiguieron que empeorase mi gusto musical, que ahora se extiende a otras muchas vertientes. Aquí estoy para hablar de ellas y de todo lo que se me pasa por la cabeza.

5 comentarios en “Recordando la vida de un mito: Joe Strummer cumpliría hoy 60 años

  1. Siempre recuerdo cuando Luis Auserón contaba orgulloso que él tenía una guitarra acústica de su amigo Joe. No recuerdo bien la historia, pero creo que Strummer se alojó en su casa durante un tiempo e hicieron buenas migas. Deberíais poneros en contacto con Luis, que es un sol de persona y a buen seguro os cuenta alguna que otra anécdota sobre Strummer como para hacer una parte II.

  2. En el articulo dicen que Mick jones toco varias veces con JOE y los mescaleros, pero creo que la única vez que tocaron juntos después de The clash fue durante la huelga de los bomberos!

    1. Sobre eso, en el texto solo pone esto: «De hecho, incluso el propio Mick Jones se sumó a alguno de sus conciertos para tocar algún tema de The Clash, rememorando viejos tiempos y haciendo aparecer los rumores sobre una posible reunión.»

      No sé si fue una vez o más, pero lo que si se sabe es que mantenían buena relación y que al menos una vez tocaron juntos, como en este vídeo: http://www.youtube.com/watch?v=hu-02udB57w

Los comentarios están cerrados.