Todas las entradas de: Billy Shears

Acerca de Billy Shears

Melómano crónico, quizá más inclinado a los clásicos y la nostalgia musical. Qué bonico es mirar hacia atrás: 10, 20, 30, 40 años. Pero soy de letras y me bailan las décadas, por eso acabo escuchando de todo, de ahora y de siempre. ¿Os gusta la Bossa Nova? ¡CON LO QUE MOLA!

Escucha la versión de Arctic Monkeys del «Hold On, We’re Going Home» de Drake

Esta mañana el cuarteto más caliente de las islas británicas, los Arctic Monkeys. se ha pasado por los estudios de BBC Radio 1 para participar en el programa Live Lounge, presentado por Fearne Cotton. Después de tocar su último single Why’d you Only Call Me When You’re High? los monos han dado a paso a una esperada versión de un tema: nada más y nada menos que el último hit del rapero/cantante canadiense Drake. Hold On We’re Going Home.

Arctic Monkeys Live Lounge

«Esperarse que ya tiramos pa casa»

Más que adaptados a su nuevo sonido, Turner y los suyos han clavado una versión de este tema R&B salpicado de sus guitarras y su sello personal. La versión ya está dando vueltas por la red como loca y confirmando la buena impresión que han dejado en el progama. Os dejamos con la versión para que juzguéis vosotros mismos y para que os ponga los dientes bien largos el directo de estos chicos.

[youtubebar id=»BRjBs3NRe3k» width=»600″]

Vía: Pitchfork
Arctic Monkeys: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share

Crítica: Arctic Monkeys – AM (Domino, 2013)

Siguiendo su cadencia bianual a la hora de entregar nuevos trabajos ya tenemos en nuestras manos el nuevo trabajo de los (ya no tan) chavales más carismáticos de Sheffield. Los Arctic Monkeys de Alex Turner se han metido de nuevo en el estudio para grabar doce canciones que, como en anteriores ocasiones, dan un bandazo en su sonido lo suficientemente rotundo como para creérnoslo y aceptarlo pero no tan fuerte como para que creamos que los hemos perdido en un delirio estilístico. Sin abandonar el buen hacer y el pop redondo de su Suck It And See de 2011, los monos toman un nuevo derrotero de manos de su fiel productor (desde Favourite Worst Nightmare) James Ford. Grabado entre Los Angeles y California (nada menos que en el Rancho De La Luna de Joshua Tree) y repleto de apariciones estelares y colaboraciones jugosas AM nos trae a un grupo más maduro (por muy cliché que suene), más cool y más consciente de sí mismo.

Arctic Monkeys 2013

«Morritos, morritos, que es lo que les jode.»

Tenemos que remontarnos a 2012 para empezar a dar una idea del sonido del álbum, concretamente a finales del mes de febrero cuando lanzaron el sencillo R U Mine?, una (aunque entonces no lo sabíamos) declaración de intenciones de lo que estaba por venir: bajos y ritmos más contundentes, un sonido más bailable, riffs demoledores y una actitud más chulesca, menos introvertida, menos “indie” y más roquera. No es un tema que tire por tierra lo que los monos estaban haciendo antes, tiene mucho de su sonido característico, saltarín y con garra, pero si da una idea de más trabajo en estudio. Como ya declaró Turner en varias entrevistas “el nuevo disco suena más a trabajo de estudio que a cuatro tipos tocando en una habitación”, y este tema ya sonaba así.

[youtube id=»VQH8ZTgna3Q» width=»600″]

Más tarde llegó Do I Wanna Know?, la total confirmación del sonido que R U Mine? había empezado a dejar ver: un riff de guitarra afilado e insistente domina el tema mientras el Alex Turner más sexy que hayamos oído nunca nos lleva por una historia de amor torturado (tema que salpica el disco en gran mayoría de sus temas). Sí, es un tema simple, algunos podrían pensar que incluso algo repetitivo, pero juega con lo que tiene (un riff y apenas una variación entre estrofas y estribillo) diferenciando las distintas secciones de la canción con unos cambios de potencia, presencia y volumen que siguen poniendo los pelos de punta con cada escucha. Minimalismo compositivo que en ningún caso queda en minimalismo sonoro gracias a la producción y las horas de estudio que este tema debe llevar encima. Este combo poderoso abre el disco. Todavía queda una canción más que conocimos antes del lanzamiento oficial del disco, la etílica Why’d You Only Call Me When You’re High?, pero a partir de aquí vamos a seguir un orden y a desenvolver despacio los otros nueve temas inéditos que los de Sheffield nos tenían preparados.

[youtube id=»bpOSxM0rNPM» width=»600″]

En tercer lugar tenemos One For The Road, un tema en el que asoma la cabeza (o más bien la garganta) una de las primeras estrellas invitadas: Josh Homme de Queens Of The Stone Age, amigo de la banda y otrora productor en parte de uno de sus discos clave, Humbug. La canción abre con el falsete de Homme y una escala de guitarra reverberante que dejan paso al golpe de la batería y el bajo que construyen el resto del tema. Es uno de los temas que más refleja el nuevo sonido conseguido en esta entrega, ese R&B con riffs, ese sonido que ellos mismos definieron como “juguetear con Dr. Dre y G-Funk”. Sin una variedad ni una complejidad notables el tema engancha por su carácter sensual. La voz grave de Turner se mezcla con los coros en falsete y unos breaks y solos de guitarra hipnóticos.

Alex & Josh

ATENCIÓN: el nivel de guay de esta foto no es apto para todos los públicos.

Le sigue Arabella, una de las grandes joyas del disco. Tanto lírica como musicalmente esta canción presenta una conjunción de los Monkeys seductores y guays y los que saben hacer rock, atarse los machos, colgarse las guitarras y sacar un par de riffs demoledores o dos. En las estrofas seguimos en un terreno muy R&B, muy negro, seductor en las letras y en la forma de cantarlas y para cuando llega estamos atrapados en un riff Black Sabath-esco (sí, War Pigs, si) y un cambio de tercio demoledor. Es uno de los temas con mayor diversidad sonora, con más idas y venidas y más variado del disco, en el que más trabajo podemos observar. Minimalista en su esqueleto, el tema construye un puente hacia el final que da paso a un demoledor solo de guitarra de lo más stoner para confirmar el carácter más rock del tema. La siguiente pista es I Want It All, un pequeño cambio de tercio. Un rock lento, más distorsionado y más terco que recuerda inevitablemente a Electricity, la cara B de R U Mine? El falsete y la voz más grave se acompañan durante todo el tema para crear una atmósfera más pesada, más densa. Quizá uno de los puntos flacos del disco, pero un tema disfrutable al fin y al cabo en especial por los momentos en que el falsete se queda solo y le acompaña una guitarra afilada y unos sho-woops de lo más Queens Of The Stone Age. El tito Josh debe estar más que orgulloso.

[youtubebar id=»JoKd98AslF4″ width=»600″]

El ecuador del disco es para la balada No. 1 Party Anthem. Con un sorprendente piano acompañando el tema aquí nos encontramos con reminiscencias claras de un sonido anterior: las baladas de Suck It And See y los temas que Turner aportó a la película Submarine son un más que claro referente en el pausado ritmo de esta canción que intercambia el piano por los arpegios suaves de guitarra y acaba con una de las mejores interpretaciones vocales de Turner. Una perfecta balada BritPop. Le sigue Mad Sounds, otro tema lento pero más desnudo en este caso. En un estilo muy Velvet Underground unas guitarras sencillas y preciosistas siguen a un tímido teclado que de vez en cuando apoya la armonía del tema, que crece en intensidad cuando llegan los uhlalalas del final pero que no pierde la intimidad ni la delicadeza con la que se presenta. Perfecta para recuperar fuerzas, para que nuestros oídos se relajen un poco antes de lo que se nos viene.

Arctic Monkeys Live

«¡Y ahora una pal camino!»

Fireside comienza con uno de los mejores ritmos de batería de Helders, que ciertamente parecía un poco olvidado en el disco y parecía haber dejado de lado su delirante virtuosidad. Acompaña a una guitarra acústica que acaricia la voz de Turner, de nuevo sexy y pausada. Aporta su grano de arena precisamente a la guitarra Bill Ryder-Jones, ex guitarrista de The Coral. Como enganchado en un bucle algo monótono, como construido en torno a una idea que no acaba de estallar el tema es, quizá, el segundo punto flaco del álbum. Pero no nos da tiempo para aburrirnos cuando entra pisando fuerte de nuevo el sonido R&b del disco en el single Why’d You Only Call Me When You’re High?, una oda a los mensajes mandados a esa persona especial en un momento de debilidad alcoholica en el que sin filtros agarramos el móvil. Una canción divertida, sencilla, corta y directa que se te pega como una lapa a las sienes.

[youtube id=»6366dxFf-Os» width=»600″]

En el puesto número diez tenemos Snap Out Of It, otro medio tiempo pesado y muy Queens. El piano hace de nuevo aparición para llevar el ritmo durante el tema, los coros en falsete y su conjunción con la voz sexy y más grave de Turner llevan la parte vocal de este tema casi cabaretero y circense, una versión más refinada y menos bestial de ese sonido que ya habían sabido manejar en temas como Pretty Visitors o This House is A Circus y que demuestran manejar a la perfección. Viene de la mano del segundo tema en el que Josh Homme ha echado una mano, Knee Socks. Un mareante riff de guitarra da paso a la explosión del bajo y la batería, que dejan casi solo a Turner con sus estrofas, su sensualidad vocal y su actitud. En el estribillo los falsetes se unen de nuevo a la voz de Turner. Cuando parece que en sus dos primeros minutos el tema ha mostrado todo lo que tenía que ofrecer se hace el silencio para el resto de instrumentos y se quedan solos los coros en falsete, el momento más R&B del disco, más inesperado, lo que más suena a esa “ex girlfriend music” de la que hablaban los monos a la hora de describir el disco. Homme acompaña al fraseo de los coros y cierra el tema con una vuelta al estribillo que queda salpicada de su voz a modo de solo.

Josh Homme

«Ay, mis monetes, qué grandes se me han hecho.»

El disco cierra con otra joya: I Wanna Be Yours. Un poema del legendario John Cooper Clarke sirve de letra para la mejor balada del disco, si no de la carrera de estos chicos. De nuevo con una instrumentación más minimalista (entrando en juego incluso una caja de ritmos, artilugio nunca antes utilizado por el cuarteto) Turner toma las riendas de un tema de amor desesperado, oscuro, casi sucio y pesado. Le acompañan unas deliciosas armonías en falsete y estalla en uno de los mejores estribillos del disco. La atmósfera creada por el tema no hacen en absoluto necesario un cambio más allá del que se produce entre estrofas y estribillo, el tema envuelve y mantiene atento con su letra, su belleza musical y su ejecución. Si de verdad tienen dos dedos de frente este tema debería colarse al final del setlist de sus próximos conciertos.

[youtubebar id=»l8Zf0IhQ1zc» width=»600″]

Y en escasos cuarenta minutos hemos asistido a uno de los mejores ejercicios de los cuatro de Sheffield: juegos vocales, producción impecable, una nueva atmósfera ejecutada con maestría y un repertorio que llenará estadios. Para no caer en adoraciones extremas diremos que al disco le falta lo que a otros lanzamientos de los Monkeys: oscuridad. Library Pictures, All My Own Stunts… ese sonido a medio camino entre el Stoner Rock y el Post-Punk que habían conseguido en Suck It And See ha desaparecido casi por completo y, qué demonios, se echa algo de menos, pero cuando el resto del disco es capaz de evocar un sonido tan nuevo para ellos y que a la vez les sienta tan bien uno deja de mirar hacia atrás y se concentra en el hecho presente: AM es un discazo de cabo a rabo.

Nota de los usuarios:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas6 estrellas7 estrellas8 estrellas9 estrellas10 estrellas (52 votos, media: 8,52 estrellas de 10 posibles)
Cargando…

Arctic Monkeys - AM

Tracklist:

1. «Do I Wanna Know?» 4:32
2. «R U Mine?» 3:20
3. «One for the Road» 3:26
4. «Arabella» 3:27
5. «I Want It All» 3:04
6. «No.1 Party Anthem» 4:03
7. «Mad Sounds» 3:35
8. «Fireside» 3:01
9. «Why’d You Only Call Me When You’re High?» 2:42
10. «Snap Out of It» 3:12
11. «Knee Socks» 4:17
12. «I Wanna Be Yours» 3:04

Álbum: Spotify | Amazon
Arctic Monkeys: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share

Destroyer lanzará el EP «Five Spanish Songs» en noviembre

Dan Bejar, una de las más pintorescas figuras del supergrupo The New Pornographers (y quizá de toda la escena canadiense) más conocido como Destroyer, tiene previsto para el 29 de noviembre de este año el lanzamiento de un nuevo EP bajo el nombre de Five Spanish Songs a través de Merge Records.

Destroyer Café

Una relajante taza de coffee with milk for Dan.

Cumpliendo con el título, el EP se compone de cinco canciones obra de (nada menos) que Antonio Luque, nuestro Sr. Chinarro, en castellano. En una nota para Merge Records, el propio Dan explica este proyecto de la siguiente forma:

Era 2013. El inglés me parecía una lengua acabada, gastada y nada fácil de cantar. Perfecta para hacer negcios, pero nada más. El único otro idioma que sé es el español y las únicas canciones que conozco en ete idioma son las de Sr. Chinarro. Llevo décadas siendo fan de sus composiciones, sus extrañas letras, lo naturales que se sienten sus melodías (esto es importante). Había algo en ellas que me hacían pensar «yo puedo hacer eso.»

Al lanzamiento del curioso EP le seguirá una gira que tendrá su paso por España, más concretamente en la Sala Apolo de Barcelona el día 9 de diciembre y el 10 en la Gazteszena de San Sebastián. Os dejamos con la portada y con las ganas de escuchar como se maneja Dan en la lengua de Lope.

Five Spanish Songs

Vía: Merge Records
Destroyer: Página oficial | Facebook | Last.fm

Share

Yeah Yeah Yeahs - Mosquito

Portada y tráiler de lo nuevo de Yeah Yeah Yeahs: «Mosquito»

Hace ya un tiempo que sabemos que la banda nos entregaría nuevo disco este año, pero más allá del anunciamiento poco más se había dicho. Ahora la banda de Karen O nos traen un adelanto en forma de tráiler del que será su nuevo disco, Mosquito, que verá la luz el 16 de abril en Interscope Records.

[youtube id=»_Ce365czGC0″ width=»600″]

La que oímos de fondo en el más que inquietante vídeo es la canción que da título al nuevo álbum de Yeah Yeah Yeahs, una oda a estos molestos insectillos que pululan por nuestras vidas, esos que «nos ven pero no podemos ver». En una reciente entrevista para Pitchfork la propia Karen O ha descrito este nuevo disco como mucho más lo-fi, crudo, directo y sincero. Grabado en un momento difícil para todos sus miembros, Mosquito promete ser una vuelta a los orígenes después del electrónico It’s Blitz! de 2009.

Yeah Yeah Yeahs - Mosquito

Cosica, miedo y un poco de asco a artes iguales en la portada.

De momento tendremos que esperar para poder hincarle el diente a esta nueva colección de canciones o quedar a la espera de que algún single furtivo se decida a aparecer. Mejor suerte tuvieron los que vieron al grupo en Pomona el pasado 11 de enero, concierto en el que abrieron con Suck Young Blood y presentaron algún otro tema, ¡os dejamos con el aperitivo!

[youtube id=»TI94o72LopI» width=»600″]

Vía: Pitchfork
Yeah Yeah Yeahs: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share

Xoel-Riviera-5-590x351

Xoel López @ La Riviera (Madrid, 17/11/2012)

El pasado sábado 17 de noviembre volvía al escenario de La Riviera Xoel López, el otrora conocido como Deluxe (proyecto del que se despidió hace unos años sobre el mismo escenario) para cerrar la gira de presentación de su último trabajo, Atlántico.  Una gira en la que ha estado defendiendo y presentando una nueva etapa como músico, con un sonido muy distinto pero a la vez muy suyo, más maduro y menos rockero, pero no por ello con menos actitud o energía (ni mucho menos). Sabores latinos, referencias a su estancia en Argentina y nuevas sensibilidades llenan este último trabajo que es Xoel sin ser Deluxe y es más Xoel que nunca.

Xoel Riviera

Triunfante entrada de Xoel y los suyos al escenario, puntuales, guapos y aseados.

La primera duda que asaltaba a algunos de los asistentes que elegíamos este concierto de despedida como el primero para ver cómo funciona su nueva faceta sobre el escenario (a sabiendas de que cerrando gira la iba a liar como efectivamente la lió) era muy clara: ¿Xoel ha enterrado a Deluxe para siempre o podremos seguir disfrutando de esos temazos aún con su nombre real, sin pseudónimos? Las dudas quedaron despejadas cuando a la tercera canción Xoel y sus secuaces se marcaban Historia Universal (El amor no es lo que piensas), de su disco Reconstrucción. Ambos sonidos quedan intactos sobre el escenario; ni las canciones de Atlántico se vuelven rockeras ni los exitazos de Deluxe se llenan de arreglos latinos, lo cual fue un alivio al principio y una delicia durante toda la noche. También tuvieron su espacio unos cuantos temas de Lovely Luna, el otro proyecto musical de Xoel junto a su compañero del alma Félix Arias.

Xoel y Félix

Xoel y Félix marcándose un Lovely Luna .

Xoel vino respaldado de una sólida banda: el crack Juan de Dios a la guitarra, Aurora Aroca (Boat Beam) a los teclados, aparición estelar de Félix Arias y de Scott, un simpático amigo americano del grupo que los acompañó en La Boca del Volcán y Reconstrucción, llenando la noche de folklore americano con su manejo maestro de la armónica y de la washboard. Félix aportó su voz en el tema Yo Ya Te Conozco de Lovely Luna en un dueto acústico a dos voces digno de los mismísimos Everly Brothers y saltó varias veces al escenario junto con el resto de invitados en los distintos bises ofrecidos por el grupo. Después de que todos interpretasen una épica versión de Reconstrucción, Xoel se sentó al piano para interpretar completamente solo De Vino y Espejos y Rostro de Actriz, en la que incluso tarareó los vientos en homenaje a Julián López, que no pudo acompañarle en esta ocasión.

Xoel y Scott

Scott y su tabla de lavar le dieron un buen fregado al repertorio.

No todo fue acústico, folk, preciosismo vocal y contención. Hubo sitio más que de sobra para el rock. El séptimo tema del repertorio fue nada menos que la primera canción que Xoel lanzó en castellano, Que no, un auténtico clásicazo en el que se colgó la stratocaster y la aporreó sin piedad durante los casi cuatro minutos de canción. Un par de temas después, de la misma guisa, se marcaban el Pájaros Negros de Reconstrucción con la misma rabia y energía. Un Xoel que llevaba sudando desde la primera canción (la elegante y adúltera balada Caballero) seguía dándolo todo sin descanso, lleno de una euforia y una energía más que envidiables. La noche terminó con Adiós Corazón, una de las mejores canciones de su anterior disco y en la que De Dios aprovechó para despedirse de los escenarios por un tiempo.

Xoel

Xoel siente decirnos Que No, pero nosotros encantados.

En una noche de ésas en las que desearías ser tú quien estuviera sobre el escenario dejándose la piel, pasándolo tan bien como lo están pasando ellos, el grupo repasó casi al completo Atlántico, Reconstrucción, lo mejor de Fin De Un Viaje Infinito (aunque aún duela un poco la ausencia de Colillas En El Suelo) y otras canciones paralelas que llenaron la noche de buena música tocada con pasión, con energía y con un despliegue de medios envidiable. Hasta La Riviera se dignó a ofrecer un sonido más que bueno ante tanto talento. Muy larga se va a hacer la espera hasta que el señor López decida volver a los escenarios con o sin material nuevo, lo cual es ahora lo de menos.

Xoel-Riviera-5-590x351

Xoeeeel Xoel Xoel Xoeeeeel

Setlist:

1. Caballero
2. Desafinado amor
3. Historia del amor universal
4. La gran montaña
5. Parando el tráfico
6. Buenos Aires
7. Que no
8. El asaltante de estaciones
9. Pájaros negros
10. La boca del volcán
11. Reconstrucción

Al piano:
12. Rostro de actriz
13. De vino y espejos
14. El cielo de Madrid
15. Tierra
16. Por el viejo barrio
17. Yo ya te conozco
18. A un metro de distancia
19. Los días fríos
20. Réquiem
21. De piedras y arena mojada

Bis:
22. Ver en la oscuridad
23. El amor valiente
24. Hombre de ninguna parte

Bis 2:
25. Adiós corazón

Muchas gracias a Esmerarte y a Eva Robleño por sacarme del aprieto con las fotos.

Xoel López: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share