Girls – Father, Son, Holy Ghost (True Panther Sounds, 2011)

Por fin ha llegado el momento. Han pasado dos años desde que en 2009 varios discos de lo que se vino a llamar lo-fi inundasen las listas de lanzamientos y se pusiese más de moda que las enaguas en sus días. Y por fin es el momento de revalidar, de demostrar dónde se quería llegar y si se ha llegado. Ansiosos esperamos nuevos trabajos de Best Coast, Surfer Blood o Japandroids, pero los primeros en dar el paso han sido el otrora dúo californiano Girls, con su segundo larga duración: Father, Son, Holy Ghost. Para este trabajo a John Anderson y JR White se les han unido Dan Eisenberg al teclado y Darren Weiss a la batería, y se nota.

Father, Son, Holy Ghost

Aunque en realidad Girls ya había presentado material nuevo tras su Album de 2009, Broken Dreams Club, este más que un paso adelante supuso una renovación de lo que ya sabíamos de ellos. Con un sonido más pulido y algo más de presupuesto, Girls repetían la fórmula de su debut en ese breve EP que entregaron el año pasado. Nada que ver con esta nueva entrega en forma de 11 canciones en las que, entre otras cosas, Girls se ha convertido en un GRUPO, con mayúsculas y todas las letras. La adhesión de nuevos miembros no solamente ha venido a rellenar los huecos que pudiese haber (¿los había?) en su primer largo, si no que ha venido a aportar toda una serie de nuevas posibilidades que enriquecen el sonido del grupo y lo llevan a otro nivel. Al igual que sucede con Album, Father, Son, Holy Ghost es una sucesión de las influencias y obsesiones musicales del grupo, sin importarles demasiado la continuidad entre una canción y otra: pasamos de una balada a una bossa, a una guitarra clásica o a un tema que podría estar firmado por los mismísimos Black Sabbath.

El disco comienza con Honey Bunny, una cancioncilla divertida y bailable al más puro estilo New Age, muy Costello. Sentimos ya a la primera que Girls ha dejado de ser un dueto que hace lo que puede, aquí cada uno se dedica a su instrumento y, además, lo hace a conciencia. Lo mismo sucede en Alex, donde nos olvidamos de la rudimentaria percusión que salpicaba su debut y nos encontramos con una batería que hace auténticas virguerías, como el bajo que acompaña la parte instrumental de la canción (muy Girls y que se echa de menos en el primer corte). En tercer lugar llega la primera rareza: Die. Girls haciendo puro Hard Rock: distorsión, solos, redobles acelerados, wah wah, feedback, suciedad… una auténtica delicia. El grupo demuestra como sabe desenvolverse en este estilo en el que para nosotros son unos extraños, pero que parecen manejar a las mil maravillas.

Esta actitud no dura mucho. Saying I Love You nos trae de nuevo a los Girls playeros, de chiringuito y melodías más veraniegas y ligeras. Partes instrumentales de lo más tontorronas (no por ello malas) se van sucediendo como si de una canción de la banda sonora de La Sirenita se tratase. La siguiente canción, My Ma, es la que más nos recuerda el sonido Girliano del pasado, a canciones como Hellhole Ratrace, pero con un añadido que será un importante protagonista en el disco: el teclado. A este se le unirá un solo de guitarra de lo más rockero que cambia la actitud de la canción hacia el final, recordándonos de nuevo que Girls ahora son cuatro y todos y cada uno tienen algo que hacer y decir.

A continuación viene Vomit, el single que Girls escogieron como presentación al mundo del disco. Es quizá la joya de la corona. Todo empieza como un tema estándar de Girls lo haría: arpegios, melodrama, sencillez… pero conforme avance la canción todo eso va a esfumarse para dejar paso al teclado, la contundente batería y, hacia el final, a unas voces femeninas que van a convertir la canción en un tema casi Soul, rozando el Gospel, una suerte de The Great Gig In The Sky al estilo de Girls. Es una de las tres canciones del disco más largas y su duración está más que justificada, uno no sabe por dónde le vienen los golpes, ya no se espera nada nuevo y acaba saliendo algo. Un temazo, vamos. A la grandilocuencia de Vomit le sigue la sencillez de Just A Song, una canción adornada con arpegios de guitarra clásica, casi flamenca en algunos fragmentos, que pasa a transformarse en una especie de canción folk medieval (gracias a una flautilla que se cuela por detrás), que sube y sube y acaba dando un bajón al final. La siguiente es Magic, una canción al más puro estilo Elvis que huele a bar lleno de camareras en patines y gramolas con lo último de Buddy Holy.

Forgiveness es la última de las tres largas y, por desgracia, el punto débil del disco. Su larga duración no viene justificada por cambios de registro, momentos más épicos o grandes artificios. Un pequeño solo de guitarra hace su aparición en el minuto cinco, pero nada que ver con los anteriores que hayamos podido escuchar. Otra joya años cincuenta, Love Like A River, es la penúltima de las canciones: más Elvis, más batidos de vainilla, la más cincuentona de todas, de lejos. Para terminar, el disco cierra con otro pequeño bajón: Jamie Marie. Es la canción que más recuerda a lo anterior de Girls de todas las que la preceden.

Girls

“Iban a salir los otros, pero entonces no nos cabían las bombillicas”.

En conclusión, Girls demuestran con este trabajo dos cosas muy claras: la primera que manejan todos los registros que les echen (lo cual nos hace relamernos con qué nos deparará el futuro) y la segunda que su fórmula no se ha agotado: melomanía, talento, melodrama… todo ello sigue funcionando en los 11 cortes de Father, Son, Holy Ghost, un disco para saborear despacio o comérselo a bocados.

Nota: 9/10
9 estrellas

1-Honey Bunny
2-Alex
3-Die
4-Saying I Love You
5-My Ma
6-Vomit
7-Just a Song
8-Magic
9-Forgiveness
10-Love Like a River
11-Jamie Marie

Escucha el álbum: Spotify
Girls Myspace | Facebook | Twitter | Last.fm

Share

Acerca de Billy Shears

Melómano crónico, quizá más inclinado a los clásicos y la nostalgia musical. Qué bonico es mirar hacia atrás: 10, 20, 30, 40 años. Pero soy de letras y me bailan las décadas, por eso acabo escuchando de todo, de ahora y de siempre. ¿Os gusta la Bossa Nova? ¡CON LO QUE MOLA!

3 comentarios en “Girls – Father, Son, Holy Ghost (True Panther Sounds, 2011)

Los comentarios están cerrados.