Nightwish - Imaginaerum

Nightwish – Imaginaerum (Roadrunner Records, 2011): ahora Anette sí es la verdadera voz del grupo

La cantante Anette Olzon no lo tuvo fácil en su día para que los seguidores de Nightwish la aceptasen como la nueva vocalista del grupo. El reto que suponía suplir a la increíblemente talentosa Tarja Turunen le ponía un listón demasiado alto a cualquier persona, pero aún así ella lo intentó con la ayuda del resto de la banda en su primer disco con ellos, Dark Passion Play. No salió del nada mal y aún podemos cantar con fuerzas Amaranth o Bye Bye Beautiful. Pero faltaba algo. En mi opinión, en aquella ocasión el disco era una especie de transición hacia el nuevo sonido del grupo. Sin dejar sus raíces totalmente sinfónicas, las voces debían cambiar a la fuerza porque no eran el mismo estilo. Pasar de la “ópera” ofrecida por Tarja a la voz más angelical (y menos fuerte, seamos claros) de Anette era un paso difícil pero necesario, ya que no encontrarían nunca más a nadie como Tarja. Por eso quizás dé la impresión de que el anterior trabajo fuese algo más “forzado” o que no todo encajaba en su sitio y que era más flojo que los anteriores. El talento del teclista Tuomas Holopainen componiendo consiguió en su momento que el grupo saliese airoso de esta “crisis” pero la reválida que suponía este nuevo trabajo, Imaginaerum, uno de los discos metaleros más esperados del año, debería demostrar que el grupo iba en un buen camino dejando atrás la larga sombra de Tarja Turunen. ¿Y lo han conseguido? Digamos que sí.

Nightwish

Y sin recurrir a la magia ni nada, oigan

El propio Tuomas ha sido quién ha compuesto todas y cada una de las trece canciones del álbum, alcanzando una duración final de hora y cuarto. Y gracias a ello y sin pesadez de ningún tipo, en este trabajo encontraremos finamente hiladas muchas melodías de diferentes estilos, dotando de gran variedad este álbum. El propio symphonic metal del grupo, folk metal, instrumentales, (sorprendentemente) jazz o un metal bastante comercial y resultón, entre otros, pueden ser encontrados en él. El primer single y el gran “temazo” del disco que nos hace recordar los buenos tiempos de Once de Tarja y a la vez los éxitos de Anette en Dark Passion Play, tiene de nombre Storytime. Comienza tras una intro muy melódica en finés, perfecta para lo que viene a continuación, y su videoclip es 100% a lo Tim Burton (de hecho, es una de las mayores inspiraciones en este álbum). Además podemos ver a Anette haciendo de una especie de Blancanieves siniestra (y sexy, no lo vamos a negar… que ni el embarazo se le ha notado):

Después de ver esos payasos del vídeo, no os recomendamos usar esta canción como cuentos para ir para cama, la verdad, aunque sí para disfrutar de la calidad del grupo. Ghost River continúa el estilo burtoniano del disco, que encajaría perfectamente en cualquier película del director. Un tema robusto con varios cambios de estilo y que nos deja buen sabor de boca. Un buen sabor de boca que aumenta con Slow, Love, Slow, un corte de jazz que recuerda a los míticos clubs de los años 30 y en el que Anette interpreta encantadoramente bien su papel con una voz maravillosa. Grata sorpresa la primera vez que lo escuché.

I Want My Tears Back me llamó la atención muchísimo desde el primer momento. ¿Por qué? Primeramente porque es un tema muy directo y segundo porque no me fijé en el nombre y escuché una mezcla entre “cheese” y “tits” en vez de “tears”, así que os podéis imaginar el cacao mental que tuve durante unos segundos. Sobre la canción en sí, creo que es una canción bastante estándar dentro del disco. No es mala, pero sí bastante “comercial” o accesible para todos los públicos. De hecho, creo que seguramente será el próximo single del disco. Dejamos ese lado “accesible” para adentrarnos en el álbum con Scaretale, la cual comienza augurando desde un principio algo bastante aterrador y épico. Efectivamente, se convierte en otro nuevo temazo según avanza hasta el intermedio de la pista, cuando pasan de repente hacia un resultón folk metal con Marco Hietala a la voz, su bajista, digno de cualquier película de piratas que os pueda venir a la cabeza. Según dice el propio Tuomas, es la Enter Sandman de Metallica, pero en versión Nightwish (al menos líricamente). Pesadillas de niños por doquier.

Nightwish

Ya veis las pintas que se gastan últimamente. Piratas 1.0, no digitales

Arabesque, siguiente corte del disco, es una instrumental que podríamos poner de fondo en cualquier batallita de El señor de los anillos o videojuego basado en una temática similar y crearía una atmósfera perfecta. De hecho, será usada en la película que es el proyecto paralelo de este álbum, bajo el mismo nombre, y de la cual hablaremos luego. La sigue una tranquila balada, Turn Loose The Mermaids, en la que la bonita y casi solitaria voz de Anette llena de versos nuestros oídos, sin demasiado acompañamiento instrumental. Esta tranquilidad se ve interrumpida por una canción bastante heavy y de tempo más lento llamada Rest Calm, inspirada en los doom-metaleros Paradise Lost y My Dying Bride. No suena nada mal y da variedad al disco.

Hietala aquí echa una mano a Holopainen componiendo y nos llega The Crow, the Owl and the Dove, bastante “pop” para lo que es el grupo. Lo cual es curioso, ya que como referencia Tuomas en alguna entrevista, él es el tío más metalero del grupo y justo ayudó en una de las más “poperas”. Ya acercándonos al final, Last Ride Of The Day está basada en una hipotética experiencia vivida en una montaña rusa, siendo otra buena canción estándar de Nightwish. Parte de lo mejor está por llegar con una casi-obra maestra de más de trece minutos llamada Song Of Myself. Está dividida en cuatro partes y está inspirada en el poema homónimo del poeta favorito de Tuomas, Walt Whitman, por lo cual hay seis minutos en los que recitan dicho poema. No penséis que no forman parte de la canción. Finalmente hay un outro de título Imaginaerum, como el disco, que contiene ritmos de las canciones anteriores, es instrumental y obviamente servirá para los créditos de la película antedicha y marca el punto y final de este trabajo.

Anette Olzon y Tarja Turunen

Bueno, ahora vosotros eligiréis cuál preferís

Como veis, para entender este disco hay que darse cuenta de que el papel que juega la película paralela (que se estrenará el año que viene) es importante y muchas de las canciones no tendrían demasiada cabida dentro de un disco convencional. Pero dentro del seno de Nightwish todo es posible. Sin duda lo sinfónico y orquestral mezclado con el metal, si se hace bien, puede dar mucho de sí y deleitarnos con discazos como éste. Nightwish son expertos en eso y si bien en el anterior disco se nos hizo raro habituarnos a la voz de Anette (¡no digamos en los directos con las canciones antiguas!), y quizás les faltaba un poquitín de química, éste es la perfecta culminación del proceso de “cambio de cantante”. A Anette se le nota mucho más segura y la composición de Holopainen es impecable. El trabajo en equipo de todo el grupo ha sido muy bueno y el disco sólo podría ser mejorable conteniendo más exitazos (como ocurrió con Once en su día, por ejemplo).

Nota: 9/10
9 estrellas

Por ahora no tenemos la suerte de que pisen terreno español a lo largo de 2012, pero sí pisarán Europa en bastantes lugares. De hecho y ahora es cuando algunos me odiaréis, es sumamente probable que yo los vea en abril, así que ya os contaré qué tal suena todo esto en directo junto a los éxitos antiguos. Aunque de todas maneras, aún hay festivales como el Sonisphere español que pueden traerlos de gira, así que no desistáis si queréis verlos. Os lo contaremos si esto ocurre.

Nightwish - Imaginaerum

Tracklist:

1. “Taikatalvi” 2:35
2. “Storytime” 5:22
3. “Ghost River” 5:28
4. “Slow, Love, Slow” 5:50
5. “I Want My Tears Back” 5:07
6. “Scaretale” 7:32
7. “Arabesque” 2:57
8. “Turn Loose the Mermaids” 4:20
9. “Rest Calm” 7:02
10. “The Crow, the Owl and the Dove” 4:10
11. “Last Ride of the Day” 4:32
12. “Song of Myself” 13:37
13. “Imaginaerum” 6:18

Nota de los usuarios:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas6 estrellas7 estrellas8 estrellas9 estrellas10 estrellas (2 votos, media: 9,50 estrellas de 10 posibles)

Cargando…

Álbum: Grooveshark | Spotify | Amazon
Nightwish: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share

Acerca de James Ulrich

Carente de gusto musical, escucho cualquier cosa que tenga melodía o incluso sin ella. Diariamente me inyecto mi dosis de Metallica y normalmente escucho más metal que otra cosa. Eso sí, puedo escuchar desde el indie más actual, hasta el death más bruto, pasando por la electrónica, hard rock, hip-hop e incluso merengues. Puedes seguirme en mi Twitter o en mi Facebook. También podéis echarle un ojo a una entrevista que me hicieron en redacción en este enlace.

5 comentarios en “Nightwish – Imaginaerum (Roadrunner Records, 2011): ahora Anette sí es la verdadera voz del grupo

  1. bueno la neta no eh oido el disco pero por demas que he leido criticas parece ser q vale la pena escuchar este album sabemos q anette y tarja son mundos diferentes en cuestion y es cierto el album anterior solo fue un acoplamiento para anette ojala nightwish no salga de su estilo solo para querer acoplar a anette, mas bn anette tiene que acoplarse al sonido de nightwish y bueno muy bn ya quiero escuchar este disco

  2. Completamente de acuerdo con todo el artículo.

    A mi personalmente me ha encantado el disco, ha cumplido mis espectativas y las ha superado con creces.

  3. Cierto es que este segundo disco con «neiti Olzon» es mejor que el anterior, y el sonido tiene un empaque mucho más convincente… sin embargo, después de haber asistido en rigurosísimo directo a un concierto de Tarja Turunen he de decir que el vozarrón que tiene esa «munhé» es algo difícilmente superable, que pone los pelos como escarpias. A la dulce Annette le falta un rato largo para conseguir dar los niveles de epicidad a los que Nightwish nos tenían acostumbrados. Por lo de pronto, me sigo quedando con los primeros discos de Nightwish y el EP que sacaron con aquel tremendísimo cover de «Over The Hills And Far Away». Ah, y de paso voy a mencionar a los siempre olvidados (fuera de Finlandia) Tarot, con Marco Hietala (y su hermano Zacarías) dando tralla y buenos temas desde 1982. Porque para él Nightwish es un side-project, a fin de cuentas :-D

  4. Me quedo con Anette Olzon desde luego.
    Nightwish está logrando éxitos con Anette quien es más humilde, más divertida y le da el grupo un aire más joven que Tarja no le daba. Tarja era la voz perfecta en esa época, pero se le subieron los humos y fue expulsada de la banda.

Los comentarios están cerrados.