Hexany

«Creemos en esto y lo queremos hacer»: entrevista a Hexany

La escena local coruñesa está cobrando cada vez más fuerza, y una de las pruebas de ello la encontramos en el resultado del XV Concurso de Maquetas de Cuac FM de este año: las dos bandas finalistas, Ånima y The Younger Boys, son de A Coruña, así como los protagonistas de este post. Hexany, con tan solo año y medio de paseo por la escena, han conseguido alzarse con el premio a la mejor banda local y nos han prometido dar mucho que hablar en la entrevista que nos concedieron hace unos días en su local de ensayo. Si no habéis escuchado todavía su música, tenéis su primer EP, Colormind, disponible en su Bandcamp. En redacción os recomendamos que os pongáis cómodos, le deis al play y aprovechéis para conocer un poco mejor a David, Abraio, Mihai y Álex; si quedáis convencidos, hoy mismo tenéis la oportunidad de verles en directo en la Sala Filomatic (A Coruña) teloneando a The Trunks.

Hexany

Rocket Baby Doll: Gracias, antes de nada, por la entrevista. Me gustaría empezar por algo que mucha gente se pregunta: ¿Qué quiere decir Hexany, y por qué lo escogisteis como nombre para el grupo?

David: Pues surgió… de la Wikipedia (risas). Estábamos buscando un nombre para el grupo y nos reunimos unas tres o cuatro veces, pero con un resultado absolutamente nefasto. Antes nos llamábamos Colormind, pero no gustaba, no convencía del todo… Entonces buscamos (cada uno por su cuenta) algo que valiese de nombre para el grupo, que tuviese relación con la música, y relación con nosotros cuatro. A mí, que me gusta la música contemporánea o, bueno, clásico-contemporánea, encontré un tipo de escala musical que se llama “escala Hexany” y que se basa en una serie de fórmulas matemáticas basadas en un octaedro… ¿no?
Mihai: Sí, cada uno de los vértices es una nota.
David: Exacto. Es un sistema de microtonos, un poco friki… No es lo que todo el mundo está acostumbrado a escuchar. Para el oyente es como tonos desafinados. Entonces es una escala un poco curiosa, que casi nadie conoce pero que está ahí: hay mucha gente que lo utiliza, como compositores de música vanguardista, sobre todo. Y de ahí el nombre.

Rocket: Lleváis juntos como grupo desde principio de 2012 (bandcamp): ¿por qué no nos contáis como os conocisteis y cómo habéis llegado hasta aquí?

Mihai: Yo conocí a Abraio en el coro de niños cantores de la Orquesta Sinfónica de Galicia hace 14 años. (risas) Abraio y yo cantamos la tercera sinfonía de Mahler cuando teníamos 11 añitos… luego le perdí de vista.
Abraio: David y yo estudiamos juntos, de toda la vida, y siempre tuvimos el proyecto de hacer un grupo. De hecho, tuvimos varios grupos: hubo uno que era Beautiful Green Thornes y ensayábamos en el conservatorio en verano… nos colábamos diciendo que íbamos a ensayar música de cámara, y éramos dos guitarras eléctricas y un violín.
David: Y hacíamos rock sinfónico (risas)
Abraio: Hacíamos temas horribles.
David: Versionábamos el típico Only You…, y pasteladas así. Nos gustaba el rock de los 80′ y la música glam.
Abraio: Siempre tuvimos este proyecto en vilo… hasta que ahora se pudo dar la oportunidad de realizarlo. Yo conocía a Mihai del coro, y de fiestas de fin de año. A Álex le conocí gracias a una exnovia y, mira, al menos una relación fallida dio sus frutos.

Rocket: Las etiquetas pueden llegar a ser algo peligroso, y en vuestro caso, la que más se usa es la de “rock alternativo”. ¿Cómo describiríais vuestra música sin usar esas palabras? ¿A qué suena Hexany?

(pausa dramática)

Abraio: Suena a… “quiero tocarlos” (risas).
Álex: Suena a algo que no escuchas habitualmente. Es difícil escuchar una banda nacional parecida, por eso suelen decir que sonamos “internacionales”, aunque eso es una tontería… (el resto asiente) ¿Qué hay para decir esto? Rock alternativo, es que no hay otra etiqueta.
Abraio: La verdad es que nuestras miras hacia la música nacional son muy cortas. Escuchamos en general muy poca música nacional. Tenemos, dentro del buen gusto, gustos diferentes… es todo bastante ecléctico en ese sentido, y también para proponer cosas.
Mihai: La gente que ha venido a vernos dice que suena un poco a Muse, a Incubus, un poco a Red Hot incluso… ¿qué más han dicho?
David: No sé, los temas son muy diferentes dentro de la unidad que tiene el propio estilo.
Mihai: Curiosamente, aunque no hemos ido a Inglaterra, creo que sonamos un poco británicos, ¿no? Yo me siento un poco identificado con el rock británico.
David: Si, un poco, hay influencias… cuando toco, me fijo bastante en el punk, británico, sobre todo.
Abraio: En el punk no, joder… (risas) Sex Pistols, ¿no? (más risas)
David: No, a ver, no me estaba refiriendo a eso… los Arctic Monkeys, por ejemplo, tienen bastante punk, por ejemplo. O tenían…
Álex: ¡Era un grupo de rebeldes!
Abraio: … pero no es punk… y no son tan rebeldes…
Mihai: Los cuatro escuchamos grupos bastante diferentes y Hexany es la mezcla de lo que escuchamos todos en casa.

Rocket A eso queríamos llegar… ¿qué influencias aportáis cada uno, y cuáles tratáis de dejar fuera? ¿Tenéis algún tipo de influencia vetada?

Abraio: Yo a Lory Money (risas)
Mihai:ajoaceite, nena!” No, vetar tampoco mola. “¿Qué influencias tenéis?” La Red Vintage, es mi influencia favorita… (más risas) Muse. Está clarísimo.
Abraio: Biffy Clyro…
David: Yo últimamente estoy bastante influenciado por los Arctic Monkeys y sobre todo por el funk rock, Red Hot, por ejemplo… ese palo. Sin dejar atrás grupos como Mars Volta.
Álex: Influencia personal, a la hora de hacer música pues Incubus, es mi banda favorita, sobre todo a la hora de componer. Después, pues todo: todo el rock, todo el jazz, la música clásica, la música electrónica, reggae… cualquier cosa que te pueda influenciar. Música buena. Y… la mala también, a veces, porque no hay demasiada.

Hexany

Rocket: Vuestro primer EP, Colormind, ya se puede escuchar en varios medios digitales: iTunes, Spotify y Bandcamp. ¿Os gustaría poder editar algo en formato físico en el futuro?

David: Futuro, a largo plazo…
Abraio: Sí, a mí me gustaría porque lo físico, al fin y al cabo, cuando uno rebusque un día en su casa nos encontrará y dirá “eh, tengo esto”, es legítimo y legendario…
Mihai: Y habremos vendido 100 copias de esa cosa legítima, y legendaria…
Abraio: Tiene que ser la hostia sacar un CD y vender unas 100 o 200 copias, para después tener un éxito brutal y que ese CD se convierta en un tesoro, que ni nosotros tengamos nuestro CD y que tengamos que buscarlo en Ebay.

Rocket: ¿Qué nos podéis contar del proceso de componer, grabar, etc… hasta que por fin, editasteis el EP?

Mihai: Ha sido largo, y tedioso, a la par que divertido… El proceso de componer es la hostia porque se traen ideas al ensayo, tocamos por encima y poco a poco los temas van creándose. Después cambian bastante a la hora de grabar, porque añadimos coros, partes de guitarra… Digamos que cuando escuchamos lo grabado, nos damos cuenta de que le hemos metido demasiadas cosas y tenemos que simplificarlo.
David: Estamos viviendo una evolución bastante importante con respecto a esto. Cuando empezamos, yo traía las cosas demasiado estructuradas y en formas demasiado cerradas… (al menos, lo que componía yo). Ahora me gusta dejar más abierta la participación de los demás. No digo que antes no fuera así, pero ahora debatimos más la forma y las cosas salen más frescas y diferentes.
Mihai: Incluso durante la grabación, el sonido evolucionó. Hay un tema, I’m Not into You (que fue el primer tema que grabamos), que sonaba muy diferente a Mendoza, que es el último. Además, ha pasado casi un año entre uno y otro. Grabar nos ha ayudado a progresar como músicos, a escucharnos mejor, a ser más detallistas. Ahora la idea sería grabar, pero que lo haga alguien de fuera: un productor, eso sería lo más guai.
Álex: Productores del mundo que lean esta entrevista…
Mihai: Mi sueño es grabar algo en Londres.

Rocket: ¿Estáis contentos con el resultado?

Todos: Sí.
Mihai: Pero, pese a haber producido el EP, yo no me considero productor como tal. Me gustaría que alguien que ya lleve 20 discos a sus espaldas venga y nos escuche. Si lo hago yo, se me vicia el oído de escuchar a mi propia banda, pero si viene alguien de fuera y con los oídos frescos, seguro que puede aportar cosas que nosotros no podemos.
David: De todas formas, el tema productor es importante, pero es menos importante de lo que yo pensaba. Te puede ayudar, pero tú tienes que tener tu idea. Colormind lo hemos grabado en casa y tiene un resultado estupendo pero tiene sus limitaciones, pero sí que hay un punto más de calidad en lo técnico que nos gustaría tener para un LP.
Abraio: A mí me gustaría que nos produjesen, por el hecho de que a veces hay que estar encadenado para saber saborear la libertad. A veces que te cohíban en una canción te vale para aprender lo que no quieres en un futuro, o lo que sí quieres.

Rocket: ¿Por qué habéis escogido esos 5 temas?

Mihai: Porque eran los que más definidos estaban.
David: Sí, hay temas que se quedaron fuera y que a mí me hubiera gustado poner. Incluso una balada, por poner algo diferente, pero entonces ya nos íbamos al largo. Así está bien. Son 5 temas directos, frescos y que la gente puede escuchar, y no hay ni demasiada tranquilidad, ni demasiado alboroto. Tiene un final en lo alto, frenético, que demuestra lo que éramos hace un año y pico… Ahora somos diferentes, y creo que mejores. Y más maduros… (risas)

Rocket: ¿De dónde viene la decisión de cantar en inglés?

David: Se tomó la decisión al principio, por sentirme más cómodo cantando y quizás para tener también una mayor proyección a largo plazo. Nunca se sabe… ¿no?
Abraio: Llega a más gente. (asienten todos) Y no, yo no veo nuestras canciones en español, sinceramente.
Mihai: Mira que las hemos traducido, y suenan fatal.
David: La sonoridad…
Abraio: La fonética del inglés se presta mucho a nuestro estilo de música, igual que no te cantaría un fado en alemán. Sí estaría bien un tema en gallego…
Álex: ¡Podemos crear un género nuevo!
David: Yo hasta tenía ganas de hacer una canción a capella, no lo descarto, con un instrumento friki…
Álex: Con una zanfoña. (risas) Un live session acoustic con una zanfoña… y nosotros.
David: Yo lo veo impresionante.
Álex: ¿Pero tú sabes lo que llena una zanfoña?
David: Sí, lo haré. En el próximo EP canción a capella con una zanfoña.

Hexany - Colormind

Rocket: ¿Por qué elegisteis Colormind para el título de vuestro EP? ¿Y qué nos podéis decir sobre el diseño de la portada?

Abraio: Queríamos mantenerlo con nosotros.
David: Colormind existía como Colormind desde hace mucho tiempo así que, ¿por qué no?
Abraio: Estábamos motivados con ese nombre, teníamos ideas para logos, y cosas…
Mihai: Pero luego Muse sacó The 2nd Law y nos copió la mente coloreada.
Abraio: A Álex no le gustaba el nombre. (risas)
Álex: Partiendo de esa base.
David: Sobre la portada, yo tengo que contar lo de las duras negociaciones porque esto es un punto clave (risas). No seríamos Hexany sin duras negociaciones que acaban en el bar rompiéndonos la cabeza mientras tomamos unas tapas y, yéndonos a casa, siempre alguna decisión cae.
Abraio: Una tarde quedamos para que cada uno trajese una idea para la portada. Una vez allí intentamos dibujarlas, crearlas…
Mihai: ¡Tú no trajiste nada!
Abraio: Yo dije que quería el símbolo a mano alzada, capullo… (risas) Al final habíamos optado por hacer algo más trabajado.
Álex: Iba a ser una foto.
David: Íbamos a construir un muro…
Álex: Antes de nada íbamos a comprar un pollo y meterlo en un coche… (risas)
Abraio: Sí, en un coche, hacer como una vista trasera estilo película de Spike Lee… La cuestión es que al final David empezó a trolear en un papel y al final hizo un dibujo terriblemente feo. Pero es este tipo de fealdad que es bonita… que no puedes dejar de mirarla, tiene algo que te atrae y es como un electroimán con mucha potencia. Pues lo mismo: el dibujo de David al principio fue algo What the fuck?, pero después todos estábamos flipadísimos con él, era la mejor idea del mundo. (más risas) Y además tenía ese toque naif… que creo que también nos identifica un poco dentro del grupo. A mí me gustaba: a veces las portadas demasiado curradas me inundan, me ahogan la vista. Me gusta algo así, simple.
Álex: Quedó de puta madre.
David: ¿Lo volveremos a hacer? No. (risas)

Rocket: Retrocediendo un poco en el tiempo: a mediados de año disteis vuestros primeros conciertos “en casa”: ¿qué tal fue la respuesta del público?

Mihai: Increíble.
Abraio: Sí.
Álex: Muy guapo.
Mihai: Estaban nuestros padres, nuestras novias…
David: Todos nuestros amigos…
Mihai: Lo dimos en el Garufa, que es un sitio muy pequerrecho, se quedó gente fuera y nos dio mucha pena.
David: Fue brutal tocar allí el estreno: estábamos todos emocionados por tocar por primera vez en Coruña y para tanta gente. Estuvo lleno, lo disfrutamos mucho y aprendimos bastante con respecto a los siguientes conciertos.
Abraio: Sí que se notó una inyección bastante grande de alegría de ver que funcionaba. Siempre te da pie a creer más en el grupo y a implicarte más.
Mihai: Cuando ves que a la gente le gusta y que te pide “otra, otra…” pues, coges confianza.

Rocket: ¿Podéis adelantarnos si será posible veros en el escenario otra vez antes de final de año?

Abraio: Sí, claro.
Mihai: En Coruña sí…
Abraio: Y en el Madison Square Garden… (risas)
Mihai: Queremos hacer un acústico antes de que acabe el año pero aún no hay una fecha concreta. Creemos que ya le hemos enseñado a la gente nuestro set eléctrico y ahora nos gustaría enseñar nuestro set acústico, algo más intimista en un sitio pequeño.

Rocket: Y después de ello, ¿qué vendrá? Componer, seguir tocando…

Todos: Tocar.
David: Este año queremos tocar, y a ver si podemos hacer algún especial hacia final de año. Es decir, hacia final de curso, el año que viene. Queremos hacer un concierto especial, pero el objetivo este año es tocar: buscar conciertos, mover el EP y las canciones que tenemos son más del doble, son unas 13 o 14.
Álex: Y más que van saliendo.
Mihai: Es lo que dijo Abraio: en cada concierto que damos cogemos muchas tablas, además lo notamos exponencialmente. (el resto asiente) Entonces, cuanto más toquemos, más facilidad tendremos para grabar el largo. Esa es la idea, pero primero tocar.

Hexany - Garufa

Rocket: Acabáis de ganar el Premio a Mejor Banda Local en el Concurso de Maquetas de Cuac FM: qué se siente al ser una de las bandas locales más valoradas, cuando se podría decir que casi acabáis de llegar?

David: ¡Todo un honor!
Abraio: Sí, claro, lo primero es siempre gustar en tu ciudad, que para eso es donde nacemos, y donde están nuestras vivencias vernáculas…
Mihai: Lo que más me gusta es que hayamos ganado por un jurado, y no por quien tiene más “me gusta” en Facebook: hay muchos concursos que van de eso e intentamos alejarnos de esas cosas. Este año hemos participado en un montón de concursos y hemos ganado dos, uno en Ribadavia y este, lo que para un año y medio de vida de grupo está muy bien. Y esperamos, para el año, ir creciendo poco a poco. Siempre está el sueño de tocar en el Noroeste Pop-Rock.
Abraio: Tocar en una playa siempre es crema.
Mihai: El premio fue genial porque no nos lo esperábamos. Nos encantan los finalistas de la edición nacional pero, no nos esperábamos lo de mejor banda local para nada.
David: Siempre es una alegría, cualquier concurso.
Mihai: Además hay algo que nos pasa muy a menudo yendo a tiendas de música y hablando con gente: cuando ven a cuatro chavalitos más o menos jóvenes que dicen que llevan tocando un año y medio, piensan que somos el típico grupo de versiones de Blink-182.
Abraio: Exacto.
Mihai: Y luego escuchan nuestro EP, y vienen a un concierto y dicen “no sois tan malos”. ¡Claro!

Rocket: ¿Cómo veis la escena musical coruñesa?

Mihai: De grupos muy bien, de salas, no tan bien. Grupos hay muchos, y algunos muy buenos, lo que pasa es que en cuanto a locales, hay 5 en los que tocamos todos y una vez que haces ese circuito… Echamos en falta una sala de tamaño medio-grande en la que se pueda tocar cómodo, sin problemas de vecinos, de licencias ni de horarios.
Abraio: También se echa mucho de menos la implicación de la gente, hay otras ciudades donde sí es más regular en general lo de ir a ver conciertos de gente que no conoces.
Mihai: Sin ir más lejos, Capitol en Santiago, si hubiese una en Coruña…
Abraio: Sí, en Santiago los conciertos se sueñen llenar de gente más aleatoria, no como aquí que sueles tener todo gente conocida, de tu círculo y que saben quien eres. Poca gente te va a ver sin saber o sin haber escuchado tu nombre previamente.
Mihai: Y de grupos guai, ahora que ensayamos aquí en El Taller nos sirve también para relacionarnos con otros grupos. Siempre está bien porque nos hemos dado cuenta de que los grupos, entre ellos, hablan y se promocionan, e incluso hay gente que nos ha conocido porque otros grupos les han hablado de nosotros. Así que la escena bien, nos gusta lo que hay.

Rocket: ¿Qué es lo mejor de estar en Hexany, para cada uno de vosotros?

Álex: Las mujeres, está claro.
David: La música: lo que buscábamos los cuatro lo encontramos. Es difícil encontrar a la persona exacta que necesitas en cada momento. Sobre todo por lo distintos que somos y lo bien que nos encontramos muchas veces tocando. Esa extraña conexión funciona y es lo que nos hace venir a ensayar todas las semanas, a tope y con proyecto de futuro. Creemos en esto y lo queremos hacer.
Mihai: Además David y yo trabajamos de músicos clásicos durante las mañanas y esto una vía de escape cojonuda.
Abraio: La fe implicada y ver que es algo que puede llegar a funcionar. No estaríamos tocando si no viéramos que podemos sacar algo en claro de todo esto. No lo hacemos en absoluto por un mero hobbie, y es un sueño que, al menos, yo tengo… Supongo que lo compartís conmigo.

Rocket: ¿Con quién, y dónde os gustaría tocar alguna vez? Y ¿qué banda o artista os gustaría ver como espectadores, que no hayáis visto?

Abraio: Con Biffy. Parecen muy majos Simon Neil y los hermanos Johnston.
David: En el Pyramid Stage con Radiohead.
Mihai: Nos gustaría telonear a cualquiera de los grupos que son influencias nuestras.
Abraio: John Mayer.
Mihai: Red Hot. Led Zeppelin.
Abraio: Jimi Hendrix, Johnny Cash…
Álex: A mí no me gusta ver a los grupos en directo. Bueno, no es que no me guste pero es que me da mucha rabia ver algo que quiero hacer yo. Yo quiero estar allí. Vería a… a Tool. Más que nada porque es el único grupo de la música actual que pasaría ahora mismo a la historia, de los que hay.
Abraio: A mí me pasa igual.
David y Mihai: ¡Placebo!

Rocket: ¿Cuales son vuestros planes de futuro?

Álex: ¡Tocar! Es que no hay otra.
Mihai: Queremos que nos conozcan fuera de Coruña.
Álex: Y para eso hay que tocar.

Hexany: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share

Acerca de Rocket Baby Doll

Me dijeron que me quitarían la camisa de fuerza si posteaba en Tanaka y hablaba de los grupos que me gustaban. No saben lo que han hecho al dejarme las manos libres. Podéis seguir mis idas de olla en Twitter.

Un comentario en “«Creemos en esto y lo queremos hacer»: entrevista a Hexany

Los comentarios están cerrados.