Archivo de la categoría: Entrevistas

Muchas veces se nos da por secuestrar a un grupo y le hacemos pasar por un interrogatorio policial. Lo hacemos llamar “entrevista” y luego lo ponemos aquí.

“Se trata de un disco conceptual del amor como salvación”: entrevista a Chicharrón

Si para muchos las vacaciones son sinónimo de conciertos, para servidora no iba a ser menos. Claro que una es incapaz de dejar el trabajo en casa y aprovechando una visita a mi hogar pude coincidir con los chicos de Chicharrón, que la pasada tarde de miércoles tocaban en Cangas do Morrazo  junto a Joao Tomba en un evento organizado por Panal Colectivo. Aunque el nombre no os suene demasiado, en la banda están chicos de tres grupos del revival gallego como fueron Franc3s, Telephones Rouges o Lowcos. Pues bien, tras su directo delante de la Capela do Hospital pude charlar con ellos sobre su álbum debut, cómo ven la escena gallega y más.

Chicharrón

Bea: Llevo un par de días escuchando vuestro disco y es bastante circular. Me explico: tiene un principio y un final y termina con la frase: “mañana será otro día”. ¿Por qué cerrarlo de esta manera?

Alberto: Porque realmente es un disco muy positivo aunque haya gente que diga que es un rollo pesimista. A mí me pasaba que estaba en una época mala y creo que a Diego y a Rubén también y es un disco que nos salvó. Y ése es el concepto, un disco conceptual del amor como salvación. Por eso acaba así, acaba muy bien: mañana será otro día, mañana será otra vida.

B: ¿Cómo llegasteis a juntaros los tres ya que venís de trayectorias un poco diferentes?

Rubén: Bueno, yo a Alberto lo conozco desde hace la tira de años. Desde que teníamos 19 años y estaba empezando con Telephone Rouges y él con Franc3s. Y desde entonces conectamos mucho.

Alberto: Y a Diego también, es de Carballo, vecino mío de toda la vida y nada cuando dejé el grupo, cuando dejé Franc3s, tenía canciones hechas que entrarían en el siguiente disco, algunas, otras no. Y tenía muchas ganas (y una necesidad) de sacar esas canciones. Entonces hablé con Diego, lo llame y le dije: “mira tengo estas canciones”, Diego es un guitarrista que tocaba en un grupo de Carballo que se llama Lowcos, muy bueno, muy buen tío (risas).

Diego: Yo no me lo pensé cuando me dijo: “tengo esto” y fui a su casa a ver cómo estaban las canciones; y el primer día teníamos una casi entera y Alberto pensó en Rubén y a partir de ahí fue todo muy rodado.

Alberto: Yo hable con Diego y le dije: “creo que molaría que estuviera Rubén, porque aparte de ser amigo tiene muchísimo talento” y nada, también aceptó y así empezamos.

B: ¿Qué buscáis con este proyecto que no hubierais hecho ya con vuestros anteriores grupos?

Rubén: La primera vez que fuimos a Carballo y nos enseñó las canciones, eran increíblemente bonitas y transmitían mogollón. Desde ese momento dije que por mi parte tenía que tener algún tipo de vinculación con el disco.

Alberto: Para mí lo más importante es que no haya nada de ruido. Porque Rubén venía de eso y yo también, y bueno, Diego también, y no era en plan. Bueno, lo del ruido y eso viene de principios de siglo donde la gente empezó a experimentar con el ruido cuando la Revolución Industrial, las máquinas, el modernismo italiano y era una cosa muy interesante en esa época. Pero yo creo que el capitalismo está como superado y el plan era experimentar sin ruido. Una frase de William Burroughs que leí y me impactó mucho porque todos los músicos lo adoraban, Sonic Youth, Nirvana… e iban a verlo cuando tocaban en Kansas. Él dijo: “Yo creo que esta gente debería tirar sus guitarras y hacer que tenga alma”.

Diego: Como lo que puso Fernández Rego, que dijo una cosa muy chula: “quita la electricidad para que se pueda ver el alma”.

B: Pregunta obligada ya que habéis mencionado antes a los Telephone, Franc3s… ¿cómo veis ahora mismo la escena gallega dado que vosotros estáis ‘naciendo’?

Diego: Yo creo que esta ‘on fire’ (risas).

Alberto: Pienso que esta mejor que nunca.

Diego: Hay mil grupos, unos suenan, otros suenan más, otros menos, pero hay mil cosas. Y muy diferentes también.

Alberto: Yo lo guay que veo no es que haya grupos, porque siempre los hubo en Galicia, más que público. Realmente la gente a la que le gustaba la música hacía un grupo. Lo que hay ahora es que la gente que hace colectivos empieza a hacer una escena guay. No de grupos, sino de conciertos como éste que tocamos hoy en Panal Colectivo. Gente del Liceo Mutante de Pontevedra, Discos Porno, Work On Sunday… Esta gente que está haciendo cosas. Siempre hubo grupos, pero faltaba la infraestructura, y ahora empieza a haberla. Y es muy guay, muy emocionante.

B: ¿Le veis futuro? ¿De aquí a dos años, por ejemplo?

Ruben: Sí. Si la gente no empieza a emigrar (risas). Es que ese el principal problema. Si no tienes un mínimo de estabilidad personal es difícil continuar con un proyecto.

Diego: Y es más difícil si no hay nadie que te apoye que te permita demostrar esas cosas que haces. Sin eso todo se queda como en un limbo.

B: Volviendo un poco al disco, ¿qué hay tras la portada?

Rubén: Quería que fuera algo así muy físico. Entonces trabajé todo con plásticos, clavos, spray, cartón, etc. Y quería que tuviera mucha fuerza, mucha rugosidad, como el disco, que es suave pero tiene aristas en las letras, incluso en los arreglos. Entonces currando sobre eso pues se nos ocurrió la idea de que igual podía estar bien transmitir algún tipo de idea relacionada con la salida de la oscuridad. Realmente fue casi un trabajo a posteriori. Primero teníamos esa premisa, después, mientras trabajábamos nos dimos cuenta de que había un pájaro saliendo de un mar negro y cuando lo vimos dijimos que teníamos que trabajar sobre esa línea. Y creo que refleja muy bien lo que es el disco: un disco positivo.

Alberto: Yo lo que decías de circular creo que es importante. Por eso también hacemos las canciones seguidas y el disco lo hacemos entero en el concierto. No tiene sentido una canción antes, otra después. Para contar la historia acabamos con otra canción que debería de estar en este disco pero como la tenemos editada con Franc3s en Limbo Starr no podíamos sacarla, pero realmente como debería ir, la tocamos.

B: Después de haber presenciado el concierto, tengo que preguntaros: ¿os seguís poniendo nerviosos cada que vez subís a un escenario, aunque sea pequeñito como el de hoy?

Diego: Yo creo que nervios siempre hay.

Rubén: Yo voy de menos a más. Cuando empezaba estaba tranquilo, pero hoy estaba super nervioso. Pero está bien sentir esa sensación, no que te resbale, cada cosa que haces es importante.

Diego: Son nervios pero también son de emoción. De querer transmitir el significado de las canciones y que le lleguen a la gente.

Alberto: A mí me pasa pero no exactamente eso. Me pongo nervioso pero una vez estoy tocando estoy mas relajado que nunca en mi vida.

B: Para terminar, ¿qué música escucháis en la furgo cuando vais los tres?

Rubén: Camarón (risas).

Alberto: Cuando acabamos el disco escuchamos el disco de Camarón.

B: ¿Tenéis algún punto en común aparte de Camarón?

Diego: Seguro que hay más, pero somos bastantes dispares. Creo que ellos tienen mas en común entre sí de lo que puedo tener yo.

Alberto: Uno muy importante para hacer este disco fue el último de Damien Jurado. Se lo puse a ellos y les gusto mucho. Y yo se lo pase a Tomás, donde grabamos el disco y nos hizo la masterización e hicimos una cosa como hizo él y que leí una entrevista. Grabó las canciones como media hora con guitarra acústica y que después la producción llevo mucho mas tiempo. Y nosotros hicimos algo así. Grabamos el disco rápido con las acústicas y después dejamos libertad creativa a Rubén porque tenía la visión de hacer algo orgánico con el disco. Y toda la producción aunque sea de los tres, Rubén fue lo más importante.

B: Para terminar, ¿podéis adelantarnos próximos conciertos?

Rubén: Confirmados tenemos dos, bueno hay uno pendiente. Vamos a tocar en Santiago en el festival WOS INC, que está organizando Work On Sunday; donde y Mar y yo desde Prenom también estamos involucrados y está bien porque es una cosa colectiva muy democrática y estamos construyendo el festival entre todos y es una cosa bastante digna. Tocamos el 13 de septiembre y después el 27 del mismo mes en el Liceo Mutante.

Diego: Hay algún otro que no esta confirmado también.

Alberto: Después iremos a Madrid…

Diego: Va todo desde el principio, desde que nos juntamos, fue todo rodado.

Rubén: Sobre todo eso, tal y como lo planteamos tenemos libertad para hacer lo que queramos. Desde el momento que estamos autoeditándonos, ¿no?

Alberto: Es una cosa muy libre, como queríamos hacerlo.

Chicharrón: Página oficial | Facebook | Last.fm

Share

“Disfruto cuando toco solo, como una persona puede disfrutar al leer un libro en soledad, pero también disfruto muchísimo cuando comparto”: entrevista a Xoel López

Hemos visto crecer y madurar a este chico admirador de The Who hasta convertirse en todo un hombre de mundo. Y es que pese a publicar discos bajo otros nombres, el que fue su debut en solitario, Atlántico (2012), resultó ser una grata sorpresa y todo un ejemplo de cómo debe florecer un músico. Ahora, Xoel López está de vuelta en España viviendo a caballo entre Madrid y A Coruña, ciudad que le vio nacer y a la que acaba de dedicar dos temas dentro de un single: Canciones Paganas. Por este motivo y por otros tantos, como por ejemplo, la publicación de un nuevo álbum, tuve la oportunidad de charlar con él.

Bea: Me gustaría centrar un poco esta entrevista en la publicación del nuevo single y comenzar preguntándote si estas nuevas canciones estarán incluidas en el próximo álbum; si van a seguir ese sonido afrogalaico y también, no menos importante, si hay alguna conexión entre ellas y ‘Atlántico’.

Xoel: Rotundamente no. No tiene nada que ver. O sea, realmente lo quise separar del disco precisamente por eso. Por un lado porque tienen relación las dos canciones entre sí, tanto San Juan como San Amaro. Curiosamente, las dos con nombre de santo (risas). Quedaron en un contexto muy de mi ciudad, muy coruñés y al mismo tiempo la producción es muy folkie, muy clásica. Yo creo que es algo que tiene que ver con cosas que ya hice. Mas allá de las canciones que sí que son nuevas y que siempre que haces estás aportado algo. A nivel estilístico no tienen mucho que ver con lo que voy a hacer, pero por otro lado, en el próximo disco estoy trabajando en 15 canciones. Cada una es un poco de su padre y de su madre. Hay algunas que si las escuchas dices “coño, el nuevo disco es esto” pero escuchas otra y te parece que es otra cosa.

Tampoco sé si se puede hablar de una unidad de sonido de lo que venga. Puede ser que haya una canción que tenga un poco de ese, como tú decías, “afrogalaico”, pero no quiere decir que sea todo el disco así. A lo mejor una canción tendrá eso y otras tendrán otras cosa. Todavía no tengo muy claro qué va a ser porque lo estoy haciendo. Es verdad que tengo los bocetos sobre la mesa, tengo las canciones, y empiezo a grabar este miércoles las bases (el bajo la batería, y eso) pero realmente hasta que añada luego el piano, guitarra, coros, todo lo que venga después va a ser un poco lo que va ser el maquillaje del disco y eso define mucho. Sobre todo en la primera escucha. La gente se queda mucho con lo que más se ve. De repente si escuchan una conga y una gaita, eso, es… No sé, músicas del mundo. Y sin embargo, a la canción le pones una guitarra eléctrica y un bajo eléctrico les dará un estilo totalmente diferente. Es complejo a veces definir el sonido. Y cada vez porque se me junta todo. Porque yo veo un montón de cosas de los músicos de siempre, cosas nuevas que descubro, me atrevo con algo que a lo mejor no me atrevía hace tiempo o vuelvo a recuperar cosas de atrás. Y no sé definir lo que estoy haciendo. Tampoco creo que sea necesario. Mas allá de que, bueno, es verdad que tienes que hablar del disco, o tú tienes o quieres hablar de él, y hay que elegir algunas palabras. Es complicado.

B: Creo que incluso nosotros mismos nos sentimos bien al ponerle etiquetas a todo…

X: Porque al final nos tenemos que comunicar a través de las palabras, ¿no? Pero realmente creo que es tan difícil para mí explicarlo como para vosotros definirlo. Es complejo y cada vez más. Por eso al principio yo lo tenía mucho más claro. Cuando tenia 15 años y me gustaban los Who era mas “fácil”. Ahora mismo realmente me siento tan libre y tan abierto a cualquier cosa que ya no sé muy bien… De hecho, creo que lo que va saliendo es bastante circunstancial, es algo que depende mucho del momento, de un segundo, de porqué salió eso así.

B: Por ejemplo, en tus primeros discos como Deluxe tenías un tema en portugués, ‘Caetano Veloso’; en Lovely Luna ya añadías un sonido a modo de muiñeiras… En éste pretendes poner un tema en gallego, el cual si no recuerdo mal llevaba por título ‘A Serea e o Mariñeiro’. ¿Vas a tirar por más por ese camino?

X: Mentiría si dijera que sí (risas). Creo que en mi caso tiene más que ver con esa diversidad que hay en mi cabeza. Es decir, una canción en gallego con un estilo X, yo creo que tienen que ver en este disco lo mismo que tenían que ver esas influencias en los discos que citabas. Que si te fijas, esas canciones no lo definían, quedaban bastante al margen. Al mismo tiempo en ese disco de Deluxe convivían canciones como Que No con canciones en inglés, todo muy dispar. Ahora los discos que edito son un poco mas homogéneos, no es la locura de esa época que parecía que hacía un recopilatorio de varios grupos en el mismo disco (risas). Está todo mas unificado, pero bueno, todavía no sé si A Serea e o Mariñeiro, por ejemplo, podría definir el nuevo disco. Quizás cuando ya lo tenga grabado y lo escuchemos a lo mejor sí que puedo decir, “pues si no lo define, a lo mejor si que llama la atención”.

Xoel López

Fotografía de Cris Andina durante su último concierto en A Coruña

B: ¿Como se están adaptando tus músicos al giro estilístico en esta ocasión?

X: Los músicos en parte tienen mucho que ver. El otro disco lo grabé sin una banda fija y en este caso lo estoy haciendo con un batería y un bajista fijos; cosa que yo creo que cambia un poco ya que sobre todo me ayuda a delegar. Puedo tener claro por dónde quiero que vayan las bases rítmicas y es verdad que yo al transmitirles esa idea y ellos al entenderla y aplicarla, aparece una distorsión que me interesa. Ellos pueden aportar lo suyo. Primero, a mí me quitan un peso de encima y aportan algo de su creatividad y su arte. Y eso es algo que está muy bien cuando te lo puedes permitir. Yo en este caso podía contar con ellos a nivel de presupuesto. Además tengo tiempo tiempo y estoy en un lugar fijo, en este caso en Madrid, para poder trabajar a diario y poder entenderme mejor con ellos. Que se pueda trabajar de muchas formas, no quiere decir que vaya a sonar mejor por hacerlo así, simplemente luego no va a sonar a mí, sino a un bajista al que le doy unas pocas directrices y él va a dejar su huella.

B: Si me lo permites, hasta me atrevería a decir que ellos conocen tus canciones mejor que tú. Sin ir más lejos, recuerdo el último concierto en el Palacio de la Ópera cuando interpretasteis ‘San Juan’ al final de todo, que no sé si es la misma banda de ahora, pero en el escenario estaba tu familia, tus amigos, tus colegas, y había una conexión, un cariño y un todo, increíbles.

X: De hecho, en la versión de estudio de San Juan esta David Quinzán, está Lola, Iván González, que es el bajista que estaba en Deluxe; y si te fijas, no es mi voz exactamente la que canta, es una especie de coro que genera un timbre donde bueno, se define más mi tono de voz pero realmente es una voz compartida. Entre todos hicimos una voz única. Me interesaba también la canción tuviera esa energía conjunta que tú viste y que transmite mucho. Yo disfruto cuando toco solo, como una persona puede disfrutar al leer un libro en soledad, pero también disfruto muchísimo cuando comparto, una grabación un directo. Procuro tenerlo todo.

B: Caminando por la senda de los recuerdos, en la rueda de prensa previa a ese concierto, dijiste: “lo que me motiva es lo artístico”. ¿Qué hace un artista como tú cuando no esta de gira o promoción?

X: Pues precisamente el domingo por la tarde, que se supone que uno tiene que irse por ahí a dar una vuelta, yo me puse a tocar una canción que estoy haciendo. En mi caso es muy difícil a veces separar lo profesional de lo artístico. Mi pasión se ha convertido en trabajo y eso es bueno y malo. Por un lado es bueno porque te dedicas a lo que te gusta, pero luego me cuesta desconectar. Quizás la música en ese sentido no sé si tiene el mismo valor que tenía cuando yo tenia 14 años, que era pura evasión. Algo que realmente me hacía desconectar. Pero ahora es difícil separar el hecho de tocar tranquilamente una canción o pensar “bueno la voy hacer así para el disco”. Aparte de eso, sobre todo me gusta el cine. Me relaja mucho. Es un arte que adoro y como no me dedico a él, sí que puedo disfrutarlo. Luego también me gusta mucho jugar al fútbol, por ejemplo; aunque no pegue nada con lo a que me dedico. Precisamente por eso me permite evadirme. Voy a jugar con mis amigos, y para empezar la gente con la que me suelo juntar no tiene que ver con mi mundillo necesariamente y eso ayuda mucho a desconectar del trabajo.

B: Para terminar, quería saber qué opinas del despertar musical que hay ahora mismo en la escena gallega. Tú que de alguna forma lo ves un poco desde fuera.

X: Ahora mismo estoy un poco poniéndome al día. Estuve mucho tiempo fuera y a lo mejor si hubiera estado en Madrid, habría estado más al loro; pero desde Buenos Aires me costaba mantenerme al día. De hecho estoy descubriendo cosas. Siempre aparecen nombres y me digo “esto me suena pero no lo conozco”, estoy un poquito retomando, digamos actualizándome. Y la verdad, la sensación que tengo es de que hay muchos grupos en general, y a la vez en un contexto muy adverso. Es muy difícil salir adelante con un grupo a pesar de que haya algunos festivales, y bastantes medios que hacéis eco de la música mas allá de la radiofórmula. Digamos que siento esa idea. Yo vi nacer en una escena alternativa a lo estipulado…

Cuando yo era pequeño, realmente, sólo imaginaba una carrera musical entrando en la radiofórmula porque del resto de los músicos era muy difícil que incluso llegaras a saber de ellos. Y yo no aspiraba a vivir de la música, porque sabía que en un principio mi música no entraba ahí. Entonces ya daba por hecho que me iba a dedicar a otra cosa y tenerla sólo un hobby. Cuando de repente yo empiezo con Deluxe y justamente la escena independiente se hace más grande y empieza a consolidarse y gente como yo y otros músicos de mi generación podemos vivir de la música, cambian las cosa. Yo creo que ahora mismo esa escena, aunque está tambaleándose, y está muy dañada por cuestiones de digamos faltas de presupuesto, obviamebte; pero también por el porcentaje del IVA, que yo creo que es un castigo demasiado grande para una escena musical que ya de por sí es inestable y que afecta como siempre a los más pequeños. El drama de siempre, ¿no? Si ese 21% lo paga alguien que gana mucho dinero por concierto y que está viviendo en su casa en Miami, no tiene problema. Igual sé tendría problema, pero los que ganamos lo medio o ganamos poco, somos los que tenemos grandes problemas. Es evidente que no todo el mundo tiene que vivir muy bien de la música porque hoy en día vivir muy bien de algo es muy difícil, pero por lo menos que se igualase un poco más sería interesante. Que no haya gente que está ganando tanto tanto dinero, artistas que están tan consagrados que son multimillonarios, y luego artistas que no son capaces de salir del local de ensayo.

B: Podríamos estar hablando horas sobre este tema…

X: Sí, obviamente, la verdad es que sí, es un tema muy muy amplio y complicado.

B: Bueno, pues por mi parte creo que nada más. Desearte mucha suerte con la grabación y en el estudio.

X: Muchísimas gracias y un abrazo.

Share

“Tenemos que ser fieles con nosotros mismos en todos los aspectos de la vida, incluido en la música, sino todo carece de significado”: entrevista a Lecciones de vuelo

Lecciones de vuelo son Montané, Piyi, S. Correa, Pablo Barahona, Carlos y el recién llegado a la batería, Fer. Este sexteto madrileño ha sabido exprimir al máximo sus influencias de pop noventero a partes iguales y ya llevan tres epés y un largo, El giro Immelmann (2013), a sus espaldas. El cual los está llevando a tocar por numerosos festivales pequeños y a tener ya un reconocimiento del público. En Tanaka Music hemos aprovechado para conocerlos un poco mejor y nos han atendido maravillosamente. Todas las preguntas, respuestas y reflexiones, aquí:

Giro 2 Lecciones de vuelo

Bea: ¿De dónde salió vuestro nombre? ¿De una tormenta de ideas o tiene algún significado para vosotros?

S. Correa: El nombre salió de una tormenta de ideas. Alguien dijo Lecciones de vuelo y como somos muy fans de Migala pues nos pareció bien.

Carlos: También nos dimos cuenta luego que Yo la tengo tienen una canción con el mismo nombre.

B: ¿Qué os empujó a entrar en el mundo de la música y dónde empezasteis a tocar?

Montané: Entras sin querer, aparece una necesidad de expresarte de algún modo y la inercia es la que te lleva hacia un sitio u otro. De repente te juntas con tus amigos para tocar y te ves sonando en la radio con grabaciones que has hecho en el local sin apenas medios y te das cuenta de que haces las cosas bien. Eso te empuja a seguir avanzando y mejorando. En cuanto a la procedencia de cada uno, pues todos hemos estado en otras bandas menos Piyi, que aprendió a tocar con nosotros. Así que más o menos ya sabíamos de que iba todo esto. Fer, nuestro nuevo batería, venía de un grupo tributo a Radiohead.

B: ¿Cuáles diríais que son vuestras principales influencias musicales? Así a priori se dice que sois una mezcla entre Nadadora y La habitación roja. ¿Qué opináis de ello?

S. Correa: Cada uno tiene sus propias influencias, coincidimos en grupos como Radiohead, The Jesus and Mary chain, Spiritualized…

Piyi: Weezer, Teenage Fanclub..

Pablo: Y Wilco, Neu!…

Carlos: En general el indie de los 90, que había cantidad de grupos interesantes. En cuanto a las comparaciones nos parece perfecto, porque son bandas que nos gustan.

Montané: Nos comparan con muchas cosas, desde La habitación roja, Los Planetas o Lori Meyers hasta con The Rentals. Supongo que eso depende de quien lo escuche. Si cantásemos en ingles seguramente nos compararían con más bandas internacionales, pero en general estamos de acuerdo. Lo de nadadora supongo que será por lo de las dos voces, aunque tenemos mucha más influencia de La buena Vida que de cualquier otro grupo en ese sentido.

B: ¿Cómo lleváis compaginar vuestras vidas personales, estudios y trabajos con la “esclavitud” de los ensayos y sobre todo de la auto-producción/promoción?

Carlos: Ensayar es un desahogo y una suerte, la pena es no tener más tiempo para ello. La auto-promoción es lo que peor se lleva.

Piyi: Buscar directos, negociar con salas, web, redes sociales, gestionarlo todo nosotros es un trabajo aparte de Lecciones de Vuelo, no sólo bajar y ensayar. Luego están las grabaciones…

Montané: La verdad es que tocar y expresarnos musicalmente es una liberación de las muchas frustraciones que vivimos diariamente, aunque es duro compaginarlo todo y sobretodo con los horarios de cada uno. Nos encantaría poder dedicarnos solamente a hacer canciones y que otros se encargaran de la promo, buscar conciertos etc. Nosotros solemos tener bastante disciplina a la hora de organizar los ensayos (aunque también va por etapas) y como siempre tenemos material nuevo sobre el que trabajar nunca nos aburrimos. También nos curramos los carteles de los conciertos (somos bastante maniáticos con esto) y estamos rodeados de artistas que nos ayudan en ciertos aspectos como por ejemplo Emilio Cendón con las portadas, Bárbara Lanzat con las fotografías últimas que hemos hecho o Mi pingüino naranja con el videoclip de No se alegran. El trabajo más duro y a la vez más gratificante es grabar y mezclar. Hemos grabado todo en nuestro local de ensayo (ya son 3 epés y el disco) y luego está la mezcla… Que me quita muchas horas de sueño y te deja medio loco, pero merece la pena cuando ves los resultados. Por suerte en El giro Immelmann nos ha masterizado un crack como Estanislao Elorza, y se nota.

B: ¿Vuestra canción favorita? ¿Y la preferida hecha por el grupo? Y por indagar un poco más, ¿por qué “El giro Immelmann”?

Carlos: Tom Courtenay de Yo la Tengo.

Correa: Cualquiera de Dylan.

Piyi: The Good Life de Weezer.

Pablo: Do You Realize de Flaming Lips.

Montané: Paranoid Android de Radiohead. Y en cuanto a Lecciones de Vuelo depende de la etapa, creo que ahora mismo con la que mejor lo pasamos en directo es con Camino de vuelta. En cuanto al nombre del disco… Pues El giro Immelmann es una acrobacia aérea que se utilizaba para huir de un ataque y que casi nunca salía bien, es como la vida misma, intentas escapar de algo o alguien pero al final sabes que siempre permanece allí contigo, aunque no esté físicamente. Nos dimos cuenta de que las canciones en su conjunto trataban en alguna parte de eso, de huir de algo o alguien. Todos los personajes de nuestras canciones están cabreados con algo o alguien y se plantean dejarlo todo. Lo mejor es digerirlo todo y aprender a vivir con ello, aunque eso en la vida real es una tarea demasiado difícil.

B: Hace nada empezabais a formar parte del recopilatorio de un pequeño sello acabado de nacer, Actriz Records, con vuestra canción Camino de vuelta. ¿Qué supone eso para vosotros?

Montané: La verdad es que estamos muy contentos con esto. Somos un grupo que se mueve mucho por las vibraciones y este sello que acaba de nacer nos da muy buenas sensaciones. Creo que en parte tienen la misma filosofía que nosotros a la hora de entender la música, además es muy bueno que aparezcan cosas nuevas porque la cosa está bastante viciada. Caras nuevas es lo que hace falta… Y ellos son una alternativa.

Carlos: Cuando recibimos el correo de ellos diciéndonos que querían incluir una canción nuestra en el primer recopilatorio que iban a hacer nos hizo mucha ilusión, además es una motivación más para seguir progresando.

B: Y continuando por ahí, ¿habéis girado fuera de España? ¿Os imagináis haciéndolo?

Correa: Nunca hemos girado fuera… Estaría muy bien.

Montané: La inercia es la que marcará este tipo de cosas, nosotros no creemos en la suerte, sólo en el trabajo y el esfuerzo, y si eso hace que podamos salir fuera pues bienvenido sea.

B: ¿Está eso en vuestros planes de futuro?

Montané: No tenemos planes de futuro, sólo hacemos canciones y ellas nos marcan el camino. Es imposible hacer planes a largo plazo. Si se presenta la oportunidad adelante.

Pablo: De momento sin tener pretensiones de nada nos va bastante bien para el tiempo que llevamos tocando juntos, así que no se descarta en ningún momento.

Correa: El único plan es seguir aprendiendo para seguir avanzando y ya se verá.

B: ¿Creéis que se puede vivir en España de la música?

Montané: Sí que se puede, otra cosa es cuando y cuanto te va a costar eso. A corto plazo lo veo imposible a no ser que te vendas y te unas a las típicas corrientes que salen en determinadas etapas, pero eso no suele durar mucho. No tenemos pretensiones de hacer eso. Si algún día vivimos de la música será gracias al esfuerzo y a la perseverancia y no a la suerte o a buscar un hueco dentro de un panorama desolador y sin sentido. Tenemos que ser fieles con nosotros mismos en todos los aspectos de la vida, incluido en la música, sino todo carece de significado.

B: Y para terminar, como sois un grupo, algo más tendréis en común, así que… ¡Elegid!

¿Estadio o sala pequeña? Sala pequeña.

¿Radio o televisión? Radio.

¿Oasis o Blur? Blur.

¿Mar o montaña? Mar.

Un grupo que telonear. Nada surf.

Una película. Star Wars, Twin Peaks, 2001: Una odisea del espacio

Un sonido. El de las ballenas que Carlos hace con su bajo y sus pedales en el local en cuanto nos despistamos un poquito.

Una inquietud. Seguir aprendiendo

B: ¡Muchas gracias, chicos!

Lecciones de vuelo: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share

“En el fondo no hay un cambio muy grande del disco anterior a éste, en el sentido de estilo”: entrevista a El Páramo

El Páramo es una banda instrumental formada por miembros de los extintos grupos Sou Edipo y Adrift. Acaban de publicar su segundo disco, 2014, el cual presentaron el pasado sábado en Madrid y el anterior en A Coruña dentro del Mareira Club Jvno. Y fue ahí, justo antes de ese evento, cuando aproveché para hablar con ellos (y con los chicos de Syberia como invitados) para conocerlos un poco mejor, que me contaran qué han estado haciendo todo este tiempo, como está siendo su trayectoria, sobre la escena, alguna que otra anécdota y su directo.

El Páramo

Fotografía de José Guerra Hermo durante el Mareira Club Jvno

Bea: ¿Creéis que habéis cambiado mucho desde entonces y con ello vuestra música? Es decir, todo lo que conlleva hacerlo a nivel personal.

Jorge: Madurar hemos madurado y hemos aprendido a tocar mejor (risas). Y bueno, creo que también he explicado muchas veces esto, en el fondo no hay un cambio muy grande del disco anterior a éste, en el sentido de estilo. Simplemente es como algo mejor que el anterior porque hemos aprendido a tocar más y como nos hemos tirado tanto tiempo haciéndolo en el fondo entre una canción y otra han podido pasar dos o tres años. Ya te digo es todo lo que hemos estado haciendo durante o cinco o seis años.

B: ¿Mantenéis la esencia de cuando formasteis la banda?

Jorge: Sí, el concepto es el mismo, básicamente. La forma de componer y todo igual. Lo que pasa es que al final conociéndonos mejor entre nosotros sale mas fácil.

B: Tanto tiempo y sólo dos discos, ¿es algo intencionado? ¿Os costó sacar el segundo disco, había prioridades de por medio?

Macón: No estaba pensado. Simplemente ha sido cuando hemos podido hacerlo y así ha salido. De todas formas, como decía Jorge, teníamos canciones desde hacía mucho tiempo y cuando ya hemos conseguido terminar un poco todo,sin prisa, porque siempre hemos ido sin prisa. También tenemos otros proyectos, pero bueno tampoco estorban mucho. Pero no, no estaba pensado, simplemente ha sido cuando ha surgido, hemos acabado los temas y nos hemos metido a grabar.

B: Habéis lanzado también vuestro propio sello, La Polvareda, ¿va a ser sólo para publicar vuestras cosillas o pretendéis dar cobijo a más grupos?

Jorge: Es para sacar nuestras cosas más que nada. Porque incluso el sello realmente es como algo que indica que esto lo hemos hecho un poco todo nosotros. Sobre todo el tema de costear edicion, grabacion etc.. Al final hemos decidido que lo sacamos nosotros mismos porque muchas veces ya dependes de otra gente; también colabora Nooirax en todo esto. Pero realmente como sello, sello, no podemos funcionar porque no tenemos tiempo para llevarlo, ni para sacar cosas de otra gente incluso para nosotros mismos nos cuesta y necesitamos ayuda.

Santi: ¡Hombre, si hemos tardado diez años en sacar dos discos! Como para ponernos a sacar los de otra peña… (risas)

Macón: Si quieren esperar… (risas)

B: Hablando un poquito más sobre este nuevo álbum, ahora que habéis incorporado voces, ¿vais a volver a utilizarlas más?

Macón: No, ni de coña. No nos gusta a los cantantes (risas).

Jorge: Hombre, igual en el siguiente disco metemos arreglos de voces… Pero esto fue como algo de esto que escuchas canciones y cuando lo grabas se te ocurren cosas, pero tampoco son voces. A ver son voces, como algún arreglo, pero tampoco contamos nada. Pero no creo que acabemos metiendo voces. Es que ya te cambia todo, tienes que hacer las canciones de otra forma.

Macón: Tienes que estructurarlo mucho más.

Jorge: Tampoco sabemos muy bien qué tipo de voz encajaría. Pero algo así como un instrumento aparte pues está guay.

B: ¿Cómo se os dio por ahí en este caso?

Macón: Empezamos a meter arreglos, ruidos, golpes y en un momento dado dijimos a lo mejor una voz grave que se vaya subiendo, puede estar bien.

Jorge: Lo vas oyendo, se te ocurre y dices: vamos a probar a ver qué pasa y ahí quedó. En la otra, Don Pedro, también era un poco a coña, queríamos un coro gospel. Pero claro no conocemos a nadie que tenga un coro gospel.

Santi: Buscamos al coro de James Bond para intentar contactar con ellas… (risas)

Jorge: Y entonces pues las cantamos, luego lo escuchamos, y dijimos “esto a lo mejor se nos ha ido un poco…”

B: Alguna anécdota de todos estos años que podáis y queráis contar.

Macón: Somos unos sosos, no tenemos anécdotas. (Risas).

Santi N.: Hemos aparecido en carteles como “El Pájaro”, “El Álamo”…

Macón: Venga, eso sí. Al principio siempre nos ponían nombres diferentes en carteles. Nos llamaron “El Álamo”, “El Pájaro”… Debe ser que no entendían El Páramo. No es una palabra difícil. (Risas).

Santi: Había una broma que era: vamos a hacer un documental para El Páramo, “diez años, diez temas”. (Risas). ¡Y hemos conseguido hacer cuatro más!

Macón: ¡Nos hemos pasao!

B: Bueno, voy a ir terminando. Influencias hoy en día, ¿qué grupos os llaman la atención fuera de la escena madrileña?

El Páramo: Airless; y así en común, Colour Haze, Motorpsycho… En su día Kyuss, no es tan actual pero…

B: ¿Y dentro de la escena madrileña?

Santi: Adrift, Sonnöv… (risas).

Santi N.: Es que esto es distinto, en Madrid nos conocemos todos y encima ya no es eso, sino que muchos son amigos y al final nos nutrimos todos de todos.

B: ¿Qué esperáis del concierto de hoy?

Macón: Tocar.

Santi: Que no se vaya la luz.

Jorge: Lo de siempre, tocar, que a la gente la guste. Tocamos el disco nuevo y tampoco hemos tocado mucho en Galicia… Una vez, creo. Y muy a gusto compartiendo escenario con todos ellos.

Y aquí una muestra de cómo abrieron su directo con Turbina:

[youtube id=”x5oLgtD60nw” width=”600″]

El Páramo: Página oficial | Facebook | Last.fm

Share

“Tocar en directo siempre será el corazón y el alma del grupo. Algo pasa en el escenario cuando estamos juntos que hace que nunca nos cansemos”: entrevista a Caspian

Halls of The Summer es una pieza ensoñadora creada a partir de una melodía de teclado”, así hablaban nuestros compañeros de Hipersónica sobre una de, en mi opinión, las mejores canciones incluidas en su último álbum, Waking Season, sin olvidar el último epé Hymn For The Greatest Generation publicado el pasado año. Pues bien, mañana mismo, Caspian darán el pistoletazo de salida a una nueva gira europea que los acercará una vez más a España y en esta ocasión a la ciudad herculina para participar en el Mareira Club Jvno, donde también estarán Lehnen, sus teloneros durante este tour.

Por este motivo hemos aprovechado la ocasión para hablar con los de Massachusetts, concretamente, con Philip Jamieson, guitarrista y líder del grupo.

Caspian

Bea: Vamos a empezar con un poco de información de trasfondo. ¿Que hacíais antes de Caspian?

Philip: Al terminar en la facultad teníamos otros proyectos musicales pero ninguno de ellos se parecía mucho a lo que hacemos ahora. Joe tocaba en una banda de electrónica que se llamaba The Treat; Erin cantaba y tocaba la guitarra en una banda de rock alternativo con su hermano y otro chico más llamada The Fly Agaris Sky; y yo era el guitarrista de una banda de punk alternativo llamada Hawley Sawyer Rifle Co.

B: “Waking Season” es diferente. Quiero decir, es más delicado que vuestros anteriores trabajos. ¿Fue una evolución natural o más bien una decisión activa el que sonara así?

P: Fue algo natural combinado con nuestro deseo de explorar algo más profundo y tranquilo que lo que habíamos hecho hasta el momento. Es lo que sentimos durante todo el proceso.

B: ¿Qué hay de lo anterior? ¿Sois todavía capaces de escuchar vuestros viejos discos y sacar alguna satisfacción de ellos?

P: Todos ellos representan algo importante para nosotros. Un instante en el tiempo, por decirlo así. No puedo recordar la última vez que escuché alguno de nuestros discos anteriores a Waking Season y quizá lo esté reservando para cuando me sienta abrumado y nostálgico y necesite pensar claramente. Y eso es algo que sólo uno de esos discos puede proporcionarme. Puedo decir con una certeza del 100% que estamos orgullosos de todo lo que hemos editado y nunca sacaremos nada en lo que no creamos de principio a fin.

B: Háblanos un poco sobre el proceso de composición. ¿Es difícil hacerlo para tres guitarras?

P: Por suerte es algo sencillo para nosotros. Cuando estamos componiendo y uno enseña algo en lo que los demás confiamos, solemos tocar alrededor de ello intentando no ser demasiado intrusivos o sobrepasarlo, a menos que la dinámica final lo requiera. Estar tanto de gira estos últimos siete años ha afinado nuestras habilidades de comunicación y esto resulta enormemente beneficioso para el proceso también.

B: ¿De dónde sacáis la inspiración?

P: Realmente, de todo, de todas partes. Estamos abiertos a lo bueno, a lo malo y a todas las experiencias esto conlleva a cambiar el proceso creativo de una forma a otra. Para ser más especifico, yo diría que una buena pieza musical y una profunda experiencia vital son las dos principales fuentes de inspiración al final del día.

B: ¿Preferís el directo al estudio? ¿Cada uno se sostiene de una forma diferente, no?

P: Con el tiempo hemos llegado a amar el proceso de grabación. Al principio sólo queríamos hacerlo cuanto antes y publicar para así poder lanzarnos a la carretera (risas). Ahora que nos hemos hecho mayores y hemos dado alrededor de 640 conciertos, disfrutamos al pararnos un poco más sobre todo durante el proceso de grabación. Componer puede ser aburrido y acaba con la creatividad, la energía y la emoción. Nunca hay un término medio para nuestras emociones, mientras que el estudio el ambiente es más moderado. Tocar en directo siempre será el corazón y el alma de Caspian; siempre y cuando todo esté dicho y hecho. Algo pasa en el escenario cuando estamos juntos que hace que nunca nos cansemos.

B: ¿Crees que la gente se centra mucho en el hecho de que sois una banda instrumental?

P: Probablemente. Pero cuando das un paso atrás y te das cuenta de cómo de pequeño es el microcosmos de este género, el post-rock instrumental está en la mira de la música en general. Esto sólo tiene sentido para la gente que intenta exitosamente distinguir este género de otros estilos.

B: ¿Cual es tu opinión sobre la escena post-rock?

P: Al igual que con cualquier otro género de música del que estás perdidamente enamorado, hubo una época en la que me obsesioné con todo lo que aparecía en él y pasé meses/años buscando discos, viendo conciertos, aprendiendo el lenguaje… ¡De todo! Para mí fue entre 2003 y 2006; en cambio a algunos chicos que conocí de gira, les está ocurriendo ahora. Es precioso y parte de la historia de alguien. Me siento igual que con el rock alternativo de principios de los 90, el hardcore de mediados de los 90, el folk de finales de los 60, la electrónica EDM de hace 10 años y la cosa sigue y sigue… Normalmente tu cabeza se va en direcciones diferentes y es bastante sano mantenerse en constante movimiento. Ahora mismo ninguno de nosotros escucha demasiado post-rock porque ese barco zarpó hace algunos años. No tenemos nada en contra ni albergamos ningún resentimiento por ser etiquetados de esa manera, pero ahora mismo somos la clase de tíos a los que les importa una mierda las etiquetas. Pero cuando ello trae consigo algún dogma o reflexión teológica sobre la existencia de este género, prefiero seguir adelante y mantener mi barco a flote. Creo que todos podemos decir que esto va a seguir así por mucho tiempo. No creo que sea algo temporal.

B: ¿Alguna anécdota reseñable de una gira que puedas contar?

P: Así, al azar, el pasado mes de marzo terminé arbitrando un combate de boxeo entre enanos en Manila, (Filipinas), que acabó conmigo (¡que mido 2 metros!) y ellos, bebiendo jägerbombs sobre el ring. Ver para creer (risas).

B: ¿Cuáles son vuestros planes de el futuro?

P: ¡Terminar de componer este disco, grabarlo y llevarlo a tanta gente como sea posible!

B: Y para finalizar, ¿te gustaría decir algo a vuestros fans gallegos?

P: Realmente apreciamos todo vuestro apoyo de una forma que las palabras no pueden expresar. Sinceramente queremos daros las gracias.

[youtube id=”V5XzieplhgM” width=”600″]

Caspian: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share