Crónica: Niño y Pistola @ LeClub (A Coruña, 26/04/2013)

Qué gusto da ver a un grupo subir al escenario con una sonrisa de oreja a oreja, y que ésta dure hasta el final. Eso es lo que hicieron anoche los chicos de Niño y Pistola en la sala LeClub, parada obligatoria para presentar su nuevo trabajo There’s A Man With A Gun Over There. Un álbum que resulta ser toda una (r)evolución personal, no sólo por la historia que nos cuentan en él, sino porque nos muestra que estos muchachos han crecido y mucho como grupo y sobre todo en el escenario. Y no, no hablo de los cambios en la formación, me refiero a que han sabido hacer algo un poco diferente a su predecesor As Arthur & The Writers, aunque exista una pequeño lazo entre ellos.

Como iba diciendo, en la trayectoria de algunos grupos no es muy habitual encontrarse a muchos capaces de defender en directo un nuevo disco que en mi opinión pasará a ser uno de los mejores dentro de su discografía. Así me pareció There’s A Man With A Gun Over There: un recital que nos transportó a un paisaje árido americano y de fondo, melodías al más puro estilo The Band o Neil Young. Os voy a poner en situación y la historia, palabras de Manuel, la voz cantante, que cuentan en el álbum es la siguiente: “un tío de la América de los años 50 cansado de su trabajo, de su vida, se carga a su jefe. Va a la cárcel, sale y se hace un huevo frito”. Ahora en serio, el concierto estuvo muy muy bien, así que procederé a daros más detalles a continuación; no sin antes darle las gracias de rigor a Cris Andina por las fotos.

Niño y Pistola

Saltaron a escenario muy bien ambientado una hora antes de la medianoche y sin teloneros para interpretar una primera batería de canciones, casi todas procedentes de su nuevo disco, aunque abrieron fuego con She Wants So para empezar a contagiar su alegría a los asistentes. Y tal fue la energía nada más empezar que alguna que otra cuerda no dio más de sí aunque continuaron aporreando sus respectivos instrumentos sin que ese detalle les quitara cualquier toque a su directo para convertirlo más aún en un frenético torrente de optimismo. Tras esto decidieron darle la vuelta a la tortilla y comenzaron con la segunda parte del disco, el ritmo se calmó un poco con Back In The Years pero fue creciendo a medida que empezaban con Indian Song y Follow The White Stones para culminar en Box Of Brass, uno de los temas que más cautivaron al público con su ritmo entrañable gracias a esa sonoridad y ambientación puramente americanas que se mantuvieron todo su directo. Y sus movimientos sobre el escenario y el de nuestros pies dieron fe de ello.

Hasta aquí duró (no por mucho) la presentación del nuevo disco para incluir otra de las antiguas, Catch The Sun, repasando así una de sus canciones más animadas y bastante coreada, que resultó ser el punto de inflexión perfecto para que empezaran con la esperada primera parte del disco, no sin antes disfrutar de la solvencia y claridad del solo de guitarra en We’ve Had Enough. Tras la ovación, tranquilamente empezaron con Deep In The Fall que nos fue introduciendo lentamente a modo de banda sonora en el día a día de un hombre trabajador, con su medio de transporte: I used to drive a truck; hasta que entre ritmos frenéticos y golpes de guitarra, empezamos a sentir su amargura y con un ímpetu y una energía imparable ayudamos a comprar y apretar el gatillo de un arma y cargarnos a su jefe con Fifty dollars In My Hand. (¿Quién no lo ha pensado alguna vez?). La adrenalina seguía subiendo al ritmo tormentoso con By The Grace Of God, pero ya se sabe lo que pasa, llega la calma, en esta ocasión, la cárcel, And then the rain started entre arrepentimientos.

Niño y Pistola2

Sabiendo de antemano la historia que anoche nos venían a presentar y aún habiendo empezado por la segunda parte, la música resultó ser el apoyo emocional perfecto junto con los aplausos y silbidos a cada golpe de guitarra y batería. No sólo entre canción y canción. Se retiraron “un segundiño” para regalarnos una pequeña versión del You Can’t Always Get What You Want y cerraron un concierto muy bien interpretado con Looking For The Sun que le dejó a más de uno una sonrisita tonta al salir de la sala.

Niño y Pistola: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share