Especial The Offspring: la llegada del éxito y popularidad con “Smash” e “Ixnay On The Hombre”

¿Qué tal, gente? Habéis leído ya la primera parte de nuestro especial de The Offspring. Rocket Baby Doll nos contaba cómo fueron los inicios de esta banda y las publicaciones de sus dos primeros álbumes: The Offspring e Ignition. Toca continuar en sus vidas con sus dos siguientes discos… ¡Disfrutad!

Smash (1994)

Tras los dos primeros álbumes en el mercado y con el éxito rotundo de Ignition, la banda comenzó a establecerse como una de las bandas de asistencia obligada en los conciertos. Todavía no llegaría el boom de su carrera, pero estaba por venir. Tras finalizar la gira de presentación del antedicho álbum, en 1993 se metieron en el estudio para grabar el que sería el disco más importante de su carrera, con perdón de Americana (1998). Se titularía Smash y en sólo dos meses lo finalizaron. Salió a la venta en 1994 y a día de hoy todavía posee el récord del álbum más vendido de toda la historia con una discográfica independiente. La marca sería la increíble cifra de 16 millones de discos, ahí es nada. Pasaron de vender alrededor de 15.000 copias a cientos de miles y salir en la radio. Posteriormente, esos miles serían millones. Su cantante Dexter Holland reconocía que esa posibilidad antes de la grabación era imposible, ya que lo que hacían “no era música mainstream” en aquel momento.

Dexter Holland 1994

“¿Que vienes del futuro? ¿Que nosotros vendimos qué? A ver, ¿qué te has fumado?”

¿A qué se debía tanto éxito?, os preguntaréis. La respuesta es sencilla, aunque varios factores participaron en la ecuación. Contaba con un montón de buenos sencillos como Come Out And Play, Gotta Get Away, la eléctrica Bad Habit y su canción más conocida (o al menos la más querida), Self Esteem. ¿Quién no se ha identificado con ella alguna vez? Trata sobre una relación amorosa en la que la chica abusa y se aprovecha de su pareja, un pobre chaval que sería lo que llamamos hoy en día paga-fantas o calzonazos, vamos. Curiosamente y contrario a la leyenda, esta pista no es autobiográfica y versa sobre la vida de uno de los colegas de Holland, no sobre él mismo. Come Out And Play, por su parte, discutía sobre la violencia en los institutos, algo que incluso a día de hoy estaría presente. Bad Habit, menos “comercial”, habla sobre la gente que se vuelve loca y violenta al volante, y What Happened To You? sobre los cambios en la personalidad de los amigos a lo largo del tiempo. Podríamos poneros más ejemplos, pero bien veis por dónde van los tiros. Podrían poseer temáticas más complejas, pero como veis también podrían haber sido mucho más banales. Riffs agresivos (Genocide), estribillos pegadizos, una versión de The Didjits (Killboy Powerhead) y una pista oculta en su última canción completarían este excelente disco que dejaría mella en toda una generación.

De todas maneras, Smash no eran tres o cuatro canciones. Los chicos de Offspring fueron capaces de juntar un montón de sus influencias en un mismo disco, desde el punk rock y ska (What Happened To You?) que ya practicaban, pasando por el alternative rock o incluso el heavy metal, algo que se mantendría a lo largo del tiempo sin perder en ningún momento su seña de identidad. Y les funcionaba, ya que fueron números 1 en varios países durante semanas, las radios no paraban de poner sus canciones y sus conciertos estaban llenos allí por donde iban. También ayudaría a todo esto el hecho de que otras bandas como Rancid o Green Day (Dookie con su Basket Case salía ese mismo año a la venta) emergían en pleno auge del pop punk y ganaban popularidad al mismo tiempo que ellos. Las discográficas empezaron a interesarse en el género y se popularizó hasta límites insospechados. Uno de estos sellos importantes sería Columbia Records, con quien firmarían en 1996.

[youtube id=”CkFH0KMO0G0″ width=”600″]

Pero no todo era de color de rosas. Este “traspaso” a una discográfica importante les causaría muchos quebraderos de cabeza de fans que los llamaban “vendidos”. Ellos lo dejan claro: su tiempo en Epitaph fue una gran experiencia, pero llegados a cierto punto tenían que pasar página e ir más allá, apuntar alto. Columbia además les dejaba continuar trabajando con el espíritu de sus otros discos, algo que ellos deseaban, y a mayores darse a conocer a mucha más gente. Reconocen que tenían en mente historias de terror de bandas que se pasaron a grandes discográficas, así que les dejaron claro que si querían un trato con ellos, “no querían ninguna directriz por su parte; simplemente distribuir el disco cuando esté acabado”. Aceptaron y todo fue como la seda.

Las influencias arábicas de Come Out And Play y su supuesta similitud en el solo del tema Bloodstains de Agent Orange provocaron a su vez que su discográfica recibiese una denuncia por escrito por supuesto plagio, buscando una compensación económica por tal. Para más inri, en el final de su último tema, Smash, tenían como pista oculta la versión totalmente arábica en acústico de Come Out And Play (se publicaría más tarde en el EP del single). No se llegó a ningún proceso judicial, pero la polémica los persiguió durante mucho tiempo. Dexter Holland reconoció abiertamente que los riffs arábicos del grupo le habían influido mucho y que conocía mucho sobre el género, pero nada más. Muchos compañeros de profesión los defendieron (“más que enfadados, estaríamos honorados si Offspring usasen samples o riffs nuestros”, afirmó el cantante de Adolescents) y finalmente no hubo denuncia real. Ironías de la vida, al final llegaron a versionar el tema para una película del año 2000, Ready to Rumble (“Listos para luchar”). También en 1995 Self Esteem optaría a la mejor canción del año en los MTV Europe Music Awards, pero perdió en la final frente al Zombie de The Cranberries. Se resarcirían en 1999 con tres nominaciones y un galardón, el de mejor artista de Rock.

The Offspring 1994

Reacción tras el galardón, dedicado a quienes votaron a “Zombie”

Paralelamente a todo este torbellino de actividad, Holland sacó tiempo suficiente para fundar una discográfica en 1994, uno de sus mayores deseos. A pesar de que a día de hoy no tiene demasiada actividad, Nitro Records se convertiría en un referente del punk en los 90, con bandas en su haber como AFI, A Wilhelm Scream, Guttermouth, Ensign, the Damned, Rufio, T.S.O.L., the Original Sinners, The Vandals o The Start, algunas de las cuales llegarían a tener un éxito considerable (AFI, por ejemplo) y otras que el propio Dexter había idolatrado desde siempre (véase T.S.O.L.). También aprovecharon para comprar los derechos de su primer disco y re-editarlo en CD.

Ixnay On The Hombre (1997)

Pero no perdieron el tiempo y tras el consecuente tour de presentación de Smash y algunas colaboraciones exporádicas (versionaron Smash It Up de The Damned para la película de 1995 Batman Forever) llegó la hora de ponerse manos a la obra con su cuarto álbum. Comenzaron a componerlo y grabarlo en 1996 y lo pusieron en el mercado en febrero de 1997 aprovechando el 34º aniversario de su guitarrista Noodles. Justo el día de fin de año de 1996 habían publicado All I Want, el primer adelanto y uno de los mayores éxitos de este nuevo álbum. Las críticas se esperaban otro enorme disco, pero Ixnay On The Hombre (título que significa “Fuck the man” o “Fuck the authority”) no llegó a ser tan importante como Smash, pese a conseguir vender más de cuatro millones de unidades y parir cinco singles. Según ellos mismos, era una evolución, no Smash 2, así que era normal que los fans de los old days no estuviesen tan contentos. Pero aún así, fue un discazo en toda regla de principio a fin y no puedo ocultar que es de los discos que más me gustan de toda su carrera. Incluso la intro es extremadamente buena, algo bastante extraño (¿quién no salta las intros en muchísimos discos?), siendo sarcasmo en estado puro y criticando la famosa etiqueta de “Parental Advisory” y sus censuras.

[youtube id=”us8OhI-OTHg” width=”600″]

Temas muy directos desde un comienzo como The Meaning Of The Life, Mota (ay, la marihuana…), All I Want o Cool To Hate se mezclaban con otros más divertidos como Don’t Pick It Up y más accesibles al público en general (I Choose o Change The World, la continuación del final del disco Smash). Como sorpresa, ¡también una balada! Gone Away posiblemente sea de sus temas más emotivos, con unas letras muy profundas. No se sabe a ciencia cierta, ya que nunca quiso hablar del tema, pero se rumorea que Dexter la compuso tras perder a su novia (¿o primera mujer? no está nada claro, como digo) en un trágico accidente de tráfico. Si fuese cierto, no queremos ni imaginar lo que le debió costar grabar esta canción. En numerosos conciertos llego a tocarla con un piano, pero desde hace muchos años no volvió hacerlo.

Todo esto fue bastante arriesgado. Ya no eran la típica banda de pop punk que todos los niños skaters escuchaban, eran algo más. El sonido típico del hard rock estaba presente en muchos acordes y en ocasiones otros tantos riffs rozaban el grunge o incluso el metal. Su guitarrista Noodles así lo declaró en una entrevista, afirmando que grabaron canciones de más y dejaron alguna fuera para que no fuese demasiado “choque”. Suponemos que aprovecharían algo en sus trabajos posteriores.

Dexter Holland 1995

Ahora en serio, es extremadamente difícil encontrar imágenes de su época antigua…

De todas maneras, seguían siendo uno de los referentes del punk, ahora en todo el planeta. Bueno, la verdad es que no todo el mundo los conocía todavía. El estallido de popularidad les llegaría en su siguiente etapa, la del éxito global gracias a Americana, el disco que podemos denominar como la cumbre de su carrera y que protagonizará el siguiente especial de la carrera de The Offspring. ¡Hasta la próxima!

Especial The Offspring: Primeros años | Llegada al éxito
The Offspring: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share

Acerca de James Ulrich

Carente de gusto musical, escucho cualquier cosa que tenga melodía o incluso sin ella. Diariamente me inyecto mi dosis de Metallica y normalmente escucho más metal que otra cosa. Eso sí, puedo escuchar desde el indie más actual, hasta el death más bruto, pasando por la electrónica, hard rock, hip-hop e incluso merengues. Puedes seguirme en mi Twitter o en mi Facebook. También podéis echarle un ojo a una entrevista que me hicieron en redacción en este enlace.