Crónicas del Resurrection Fest, Viveiro, parte I

Como todos o la gran mayoría de vosotros sabéis, tanto Jimmy Jazz como un servidor asistimos a uno de los más grandes y mejores festivales de estas tierras del norte. Si pensábais que lo de ayer era la crónica de verdad, mal por vosotros. Es una simple y sutil burla a los medios generalistas y a la organización del Festival por no darnos acreditaciones por ser un blog. A pesar de que entendemos que quizás fueron muchos blogs los que pidieron acreditaciones, no nos gustó el detalle y hay veces que no apetece quedarse callado. Esta ocasión es una de ellas. Ese tipo de crónicas sí están bien vistas. Las nuestras no. Somos así de resentidos.

Pero en fin, chiquilladas aparte: fueron tres días muy agitados que dieron lugar a muchas anécdotas, mucha música y muchas sensaciones. Para agilizar y no saturaros con la lectura, los iremos reportando poco a poco. Las fotos las hemos sacado de la página oficial del festival y del Flickr de Iago Alonso, al que desde aquí le damos las gracias. Hoy os dejamos con el primer día, el jueves 29.

Grupos (por orden de actuación):

Fresh Trash
Shoot Again
Truth Through Fight
Devil In Me
For the Glory
Sound of Silence
TwentyInchBurial
The Ghost of a Thousand
Raised Fist
Cro-mags

JJ: Estar en todos los conciertos de un festival no es ninguna tarea fácil. Y si encima le sumas una cantidad desmedida de gente que quiere hacer lo mismo que tú y aguantar el tirón desde el primer grupo… Mr.Mandarina y yo nos plantamos allí esperando para tener las entradas necesarias para entrar en el recinto y con alguna cervecita de por medio disfrutamos desde fuera de Fresh Trash. Aunque nosotros no los pudiéramos ver en aquel momento, sí los podemos ver gracias a las nuevas tecnologías. Fuck the law fue uno de los temas que tocaron. Los de Masnou no parecieron acusar el ser los más tempraneros y metieron caña desde el primer momento con una mezcla de rock macarra y punketeo del bueno. El Resurrection Fest empezaba a prometer.

Fresh Trash

Mr.M: Los Fresh Trash dieron paso al único grupo local del festival, Shoot Again, con un disco titulado «Where we go…» (2001) en su haber y con Pérez de los Twenty Fighters en sus filas haciendo de bajista. Iniciaron una nueva etapa con esta aparición en el festival. Una gran muestra del hardcore local, tocaron tanto temas de su disco como un par de temas nuevos preparados para la ocasión. Y hablando del hardcore local, en uno de los puestos de venta adyacentes al campo nos pudimos hacer con el primer trabajo de los Twenty Fighters (From this day) a tan sólo 1€.

Iván Pérez, con los Shoot Again.

JJ: Con Truth Throught Fight empezó lo bueno y es que estos hardcoretas se marcaron un conciertazo que nos dejó temblando. Un gran descubrimiento sin duda. Tenían además el duro papel de sustituir a los vigueses Sem Resposta, grupo que contaba con hordas de seguidores como se pudo comprobar en las camisetas de los asistentes. Sin duda un bello gesto de homenaje hacia el grupo que se acaba de separar. Pero TTF no tuvo problemas para ser una gran alternativa y ya lo comprobamos desde el primer momento en que oleadas de gente corrieron para estar en las primeras filas . Los pogos empezaron en el primer tema y el cantante agradeció el apoyo bajando y cantando en medio del público (sitio donde permanecería gran parte del concierto). Hubo un aviso por parte del frontman a los asistentes de que el hardcore significa mucho más que dilatarse las orejas y tatuarse hasta los párpados. Recordatorio valiente hacia una generación del hardcore que ha impregnado de imagen y estética el movimiento y que captó el mensaje y lo aplaudió. Por lo demás, el grupo se lució, mucha mala hostia pero a la vez muy buen rollo, un grupo que hay que ver en directo para comprender de lo que son capaces.

Truth Through Fight

Mr.M: Devil In Me ya habían estado en el Resurrection en 2007. Los portugueses vinieron en sustitución de Black Friday 29, presentando su último DVD y EP titulado Live fast die young, publicado en enero de este año. Arropados por hordas de paisanos, a mi parecer estuvieron muy flojos, y aunque intentaron dar algo de espectáculo sobre el escenario y fuera de él, tuvieron muchos problemas de sonido. Cuando digo fuera del escenario, quiero decir el momento en el que bajaron la batería al campo del estadio (entre fuertes medidas de seguridad) y siguieron con el concierto desde ambos sitios, con circle pit alrededor incluído.

El momento de Devil In Me. También en Youtube.

Tengo que confesar que me enteré más tarde de este detalle, ya que no estaba precisamente al pie del cañón en ese momento. Lanzaron unas cuantas camisetas al público, gesto que se agradece. Hubo momentos de confusión, acordes y voces entrecortados que llegaron a importunar al público. Vamos, que no fue nada bien.

JJ: For the Glory nos cogió sin embargo completamente desprevenidos, ya que a última hora la organización decidió hacer unos cambios en los horarios. Los portugueses ofrecieron sus gritos y respondieron ante un público fiel que ya había estaba completamente dentro del festival desde hace tiempo. Las primeras filas eran inviables para alguien de constitución débil. La verdad siguiendo con el recuerdo increíble de TTF, estos me parecieron algo mas flojos, pero al menos dejaron de regalo temas como Routine Equals Hell poco antes de acabar con lo que consiguieron un merecido aprobado.

For The Glory

Mr.M: El tiempo malamente aguantaba. Cayeron unas gotas que apenas llegaron a mojar el césped del estadio. La gente aprovechaba el descanso entre actuación y actuación para recargar y sentarse a descansar. Entonces comenzaron los asturianos Sound of Silence, que ya habían estado en Viveiro allá por 2006, en la primera edición del festival. De primeras me sonó muy black, pero tras unos segundos todo se volvió death metal. Entre mis apuntes destaca una nota: El cantante tiene un vozarrón para espantar bueyes. Otro grupo generoso que repartió varios cd’s (suponemos que de su último trabajo, El Funeral de las 10 almas). A mi parecer un poco flojas la guitarras, salvo un par de destellos, fueron eclipsadas por la tremenda percusión y el ritmazo del batería, aunque quizás todo se debiera a algún problema de sonido. Se marcaron un WoD para variar.

JJ: Será porque tenía demasiadas ganas de Raised Fist pero TwentyInchBurial me dejaron algo frío. Ejecución correcta de sus canciones, tralla pura y dura con toquecitos de hardcore melódico. Con todo, gozaron del mejor sonido oído hasta la fecha en esta edición del Resurrection, algo que incluso se llega a atisbar en esta grabación de su tema My World Without You. La gente ya tenía demasiadas ganas de los platos más fuertes pero aún así supo ser paciente. Y el festival lo devolvío dando un directazo del grupo que le seguiría.

TwentyInchBurial

Mr.M: Ese directazo corrió a cargo de los británicos The Ghost of a Thousand con su mezcla de hardcore punk y algún que otro toque melódico. Me conquistaron sus guitarras, su rapidez y su potencia. Toques de metal, alguna pincelada de rock, cambios de registro. Por momentos la batería no se limitaba a seguir el ritmo, sino que se hacía principal. No defraudaron, excusamos su pobre dominio del idioma patrio porque se montaron otro WoD y dieron más caña todavía con temas como Bored of Math, a pesar de que al final aflojaron un poco.

Uaaah! The Ghost of a Thousand

JJ: Y después de ver a los siguientes, si algún día tengo un hijo le llamaré Raised Fist. No puedo entender como hace 5 o 6 años me disgustaban. Los suecos ofrecieron un directo rompedor sin dejar absolutamente ningún espacio a la crítica. Ellos mismos escribieron la crónica del concierto: Hardcore sueco sin concesiones, desgastándose cada uno de sus miembros en el escenario. En la memoria me quedan temas como Breaking me up, Break free, Running man, Friends & Traitors, You ignore them all o el cierre con That’s why (si la emoción no me engaña). Visto lo visto, uno no entiende como estos tipos no han saltado ya y merecen el reconocimiento de gente incluso fuera del hardcore, pues con directos como este demuestran que, si ya están en la élite europea, quizás también estén entre los 5 mejores grupos de hardcore mundial.

Raised Fist

Mr.M: Difícil tarea el mantener el listón después de Raised Fist, alguna gente se iba yendo y la que se quedaba ya estaba un poco cansada después de un duro día de pits y WoDs. Cro-mags, que venían a Viveiro habiendo cancelado casi todas sus fechas europeas a excepción del Resurrection y otra más, abrieron con el tema principal de La Naranja Mecánica dando paso a dos de sus grandes temas, World Peace y Show you no Mercy. Por aquel entonces caía ya una fina lluvia que incluso se agradeció. Se notó la veteranía de los neoyorquinos, tanto para bien como para mal, los años pasan para todos. Con mucha «crew» ya en el escenario, sonaba un potentísimo bajo, canciones clásicas como Crush the demoniac o Street Justice, solos (prácticamente los únicos del día) y rasgueos rápidos, muy thrasheros. McGowan apeló a su familia, todos los que estábamos allí, y durante el bis se marcó un discurso de agradecimiento a sus paisanos Sick Of It All por mantenerse fieles a sus raíces, para más tarde acabar con una cover de Bad Brains, Attitude.

Cro-Mags. Foto cortesía de Iago Alonso.

Y con esto quedó finiquitado el día. Nos retiramos cada uno a sus aposentos, esperando a las grandes actuaciones que el viernes nos depararía.

Myspaces: Fresh Trash | Shoot Again | Truth Through Fight | Devil In Me | For The Glory | Sound of Silence | TwentyInchBurial | The Ghost of a Thousand | Raised Fist | Cro-Mags

Last.fm: Fresh Trash | Shoot Again | Truth Through Fight | Devil In Me | For The Glory | Sound of Silence | TwentyInchBurial | The Ghost of a Thousand | Raised Fist | Cro-Mags

Resurrection Fest: Parte II | Parte III | Epílogo

Share

12 comentarios en “Crónicas del Resurrection Fest, Viveiro, parte I

  1. Para mi era el dia de Raised Fist y Cro-Mags. Raised Fist se salieron por todos lados y Cro-Mags me decepcionaron un poco…

  2. Ya sabeis (por haberlo hablado in-situ)que más o menos opino como vosotros de lo que el jueves dió de si, destacadísima la actuación de Raised Fist, no los conocía demasiado antes de ese día, pero desde entonces no puedo dejar de escucharlos en algún momento a lo largo del día. Destacar también a los de TTF que supieron levantar a la gente que hasta ese momento se había mostrado un poco fría.

    A destacar, pero para mal, la actuación de Cro-Margs, no los concía y tras escucharlos en directo no me llenaron para nada, como dijo Mr.Mandarina, los años pasan para todos.

  3. Pues me habéis metido un mono de los Raised Fist estos… Si os digo la verdad no los conocía, pero son muy muy buenos, a falta de verlos en directo, aunque si decís que son aún mejores pues ya la leche :P

    Muy buena crónica por cierto!

  4. Quiero hacer incapie en acentuar el laborioso merito que tiene la escena «hardcore/punk» en Portugal. Y es que For The Glory ,Sound Of Silence y TwentyInchBurial, son bandas que solo por llegar a un festival con un cartel como el Resurrection Fest te aseguran un aprobado. Algunos de nosotros pensabamos que ya estabamos dentro de los «platos fuertes» y algo que se nos grabo de Tom Lacey, cantante de The Ghost Of a Thousand, con el que tuvimos la oportunidad de charlar viendo a TwentyInchBurial: «Lo mas agradable de un festival es ver como bandas pequeñas se hacen grandes»

Los comentarios están cerrados.