Archivo de la etiqueta: Psychedelic Rock

THE GRAVE DOLLS Calypso

Crítica: The Grave Dolls – Calypso (Autoeditado, 2013)

The Grave Dolls son un grupo más (que no menos importante, ni mucho menos) de los más de una treintena que conforman actualmente la escena musical activa de Pontevedra y alrededores que se lleva gestando desde hace unos cinco años aproximadamente y está formada por jóvenes de entre veinte y cuarenta años. Como grupo, se influencian del blues, la psicodelia y el rock and roll clásico, bebiendo tanto de grupos míticos como más actuales: desde gente muy joven y fresca de la nueva onda del revival setentero proveniente en muchos casos de Suecia hasta formaciones insignia o leyendas como Muddy Waters, padre del Chicago blues, al que rindieron tributo tocando su Electric Mud en un festival homenaje celebrado en el Recinto Ferial de Pontevedra en 2012.

Se reunieron en el año 2011 con la idea de divertirse tocando e intentar hacerse un hueco en el mundillo como la mayoría de aficionados a la música con un poco de iniciativa. Hasta ahora lo han conseguido. La formación sufrió algunos cambios e incorporaciones nuevas a lo largo de su evolución (lo cual es bastante normal cuando tocas en un grupo), incluyendo la del percusionista Ernesto Belín, que decidió abandonar en abril de este año.

The Grave Dolls

Foto tomada por Charlie Peartree

Son Luis Otero (voz), Álex Marban (guitarra), Sito (batería), Héctor (bajo) y Gregorio (teclista) y están comenzando a ultimar lo que será la promoción de su primer LP titulado Calypso, el cual saldrá el próximo 27 de septiembre y será presentado en las Ruinas de Santo Domingo de Pontevedra (enfrente de Sala Karma). Nosotros ya hemos podido escucharlo al completo hace unos días gracias a su guitarrista, que nos ha cedido en exclusiva todo el material. Calypso es un trabajo muy corto para el estilo, de casi veintidos minutos, que derrocha energía por todos lados. La voz rasgada y agresiva de Luis unida a los riffs y solos de Álex, la constancia de la batería de Sito y la firmeza por momentos violenta de Héctor al bajo con el apoyo de un magistral teclado que crea una atmósfera indescriptible hacen de esta pieza musical un regalo auditivo para nuestros oídos (ya lo veréis en unos días).

A pesar de que cuando terminas Calypso te quedas con ganas de escuchar más (gran pega le pongo a la duración en este caso), no es algo que te traiga demasiado de cabeza en la primera escucha. A veces lo corto y bueno, dos veces bueno. Cuando le das al play por primera vez te sorprendes de la fuerza que desprenden ya de un momento a otro con The Mountains Of Beyond, donde el teclado abre el telón de este primerísimo corte dándote posteriormente un gran sopapo en la cara a medida que se adhieren el resto de instrumentos ejecutando una melodía casi idéntica y repetitiva hasta culminar con un interludio de tranquilidad seguido de un solo y un final ruidoso que puede recordar vagamente al final de Evil Ways de Graveyard (aún siendo esta similitud casi ínfima).

[youtube id=»QoxUMM5yFSE» width=»600″]

Making History es la segunda canción del disco y la más corta. Entra a trapo, sin tonterías de por medio. El estilo del conjunto completo de la composición mantiene una línea fija que en la totalidad de los cinco temas crea una fidelidad musical muy interesante que te invita a disfrutar de algo auténtico y con mucha esencia, aún a pesar de ese cambio de tercio en Howlin’ At The Sea. Ésta última es una semibalada que comienza tranquila y tiene un tono más pesado y oscuro, pero también tiene su propia luz característica que hace que remate con un buen movimiento en el último minuto y medio, en el que se incluye un increíble solo de teclado (¡#$&% teclista, la leche!).

Con dos canciones para terminar el contenido llegamos a Evil Way, más que conocida por poseer un videoclip estrenado el año pasado y por ser una de las más aclamadas en los conciertos. Como curiosidad, decir que la grabación del vídeo corrió a cargo de Producciones Mutantes (Gero Costas y Romina Doce) y fue un premio que obtuvieron por ganar un concurso organizado por el Local de Música de Pontevedra. Evil Way te invita a bailar con tu pareja, con un desconocido o con tu abuela (cuidado con las caderas de los mayores, eso sí) o mismo a mover la cabeza sin más, seas calvo o no. Déjate llevar por el mal camino con este ya clásico del grupo. A veces es menester fluír con la maldad y hacer un poco el gañán sin excederse, que abusar de «los males» a veces nos dan sorpresas no muy agradables.

[youtube id=»uY1PXY38Las» width=»600″]

Siete minutos y diecisiete segundos es la duración total de Along The Seas Of Mud, con la que se pone el broche final. En ella tenemos características de lo que podría ser un balance interesante de todo el disco y de lo que podrían llegar a hacer en un futuro próximo. De forma comprimida, eso sí. Hay riffs pesados que a veces te llevan vagamente a Black Sabbath (sobre todo al comienzo), un intervalo de tranquilidad dominado por el teclado y la guitarra y respaldado por una voz más amable que en anteriores fragmentos que va creciendo y creciendo hasta desgarrarse y dejar paso a un solo muy emotivo que corona una traca final en la que todos los instrumentos son protagonistas. Se podría hablar también de una semibalada en este caso. No me atrevo a decir que es una balada sin más porque hay demasiados matices y algunas progresiones que me llevan a pensar lo contrario.

Tras ver a The Grave Dolls ya siete veces en directo y escuchar todo su material (o eso creo) me quedo con un buen sabor de boca. Las pegas que le pongo a un disco que me ha gustado y me ha resultado muy fácil de escuchar son básicamente la duración y el número de canciones. Creo que un grupo de estas características y con músicos de edades comprendidas entre los veintitantos y los treinta y pocos, muchos con una experiencia notable a sus espaldas, podrían haber dado más todavía. No estaría mal tampoco disponer de otra guitarra de apoyo para darle más notoriedad y una batería más agresiva y distinta por momentos. Otra pega, aunque parezca una contradicción después de mis alabanzas, es sobre el teclado. El trabajo del teclista es magnífico, pero por momentos se hace pesado escucharlo tanto y de forma tan marcada que puede llegar a impedir el focalizar en los demás músicos.

Mi conclusión es que, teniendo en cuenta que todavía son personas muy jóvenes y que tienen mucho que aprender (esto no es para nada despectivo, no quiero parecer un resabido cuando no lo soy). Con el paso del tiempo pienso que esta banda puede llegar muchísimo más lejos. Tienen actitud, una experiencia que se han labrado, saben tocar bien y congenian. Les falta algo más de evolución para que lleguen a ser un grupo referente en Galicia, ya que aunque tienen claro lo que hacen y lo que les gusta (y lo hacen muy bien), se echa de menos algunos matices en los instrumentos. Os invito a escuchar Calypso sin duda alguna, es un ejemplo de que el empeño, las ganas y el tener un par bien puestos para seguir adelante dan sus frutos. Puede que sea un poco quejica e inexperto criticando algunas cosas, pero siendo sincero pienso, sin entrar en detalles pequeños, que aquí hay futuro y ganas, y más sabiendo que The Grave Dolls son un grupo que prácticamente nacieron ayer ya que no han cumplido ni tres años de vida.

Estad atentos a su página de Facebook y Bandcamp, ya que además de que el grupo está subiendo temas del LP paulatinamente, pronto parece se anunciarán más cosas.

Nota de los usuarios:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas6 estrellas7 estrellas8 estrellas9 estrellas10 estrellas (7 votos, media: 8,71 estrellas de 10 posibles)
Cargando…

THE GRAVE DOLLS Calypso

Portada creada por Iria Paz

Tracklist:

01. The Mountains Of Beyond
02. Making History
03. Howlin’ At The Sea
04. Evil Way
05. Along The Seas Of Mud

The Grave Dolls: Facebook | Twitter | Last.fm

Share

Guerrera

Crónica: Guerrera @ Liceo Mutante (Pontevedra, 25/05/2013)

Ayer sábado pude disfrutar por cuarta vez de un directo de Guerrera. No podría describir lo mucho que aprecio este grupo con palabras sin resultar meloso y lameculos, pero habrá que intentarlo. He vuelto a disfrutar como un niño (que en parte todavía soy) de lo que es la música en directo en estado puro y sin tapujos.

El Liceo Mutante volvió a brillar en Pontevedra bajo un «sol gitano» propio de un día primaveral gallego gracias a estos enormes músicos y mejores personas acompañados una vez más por los Fisting Brothers (dúo formado por el teclista y guitarrista del grupo Cró!). Guerrera fueron puntuales y tuvieron un público que les acogió durante toda su actuación, como es habitual cuando pisan la ciudad del Lérez con esta formación o con cualquier otro de los proyectos que están involucrados (Durarará!!!, Holywater, Orquesta Metamovida…). La noche olía a psicodelia y blues.

Guerrera

El sudor también cobró un papel importante

Lo que sería un festival de ruido y tinnitus para mis oídos una hora después, comenzó a las 21:00. Puntual. Los primeros quince minutos del directo estuvieron especialmente dedicados a la ejecución de un tema nuevo (ya estrenado anteriormente) bautizado hasta el momento como Mauna Loa y cantando en esta ocasión en idioma castellano (al parecer depende día cae la letra en inglés o no). Aunque Under The Gypsy Sun sea un lanzamiento relativamente reciente, ya había ganas de escuchar algo distinto a lo integrado en ese tremendo LP de media hora que puedes pasarte el día escuchando hasta el amanecer del quinto día, al alba, y mirando al este.

Guerrera Liceo Mutante

Los cánticos y gritos de los espectadoras (me incluyo) se notaron principalmente en Believe In Pain, Dead Man y Make Me Feel, canciones que a pesar de no tener demasiada letra se te quedan grabadas a fuego desde el primer día que las escuchas (siempre que te guste su estilo, claro). Yo no tengo ni idea de si mi inglés está en un nivel óptimo de asimilación de las letras, pero me pasé un buen rato chapurreándolo como pude, ¡y lo bien que me lo pasé!

Si mi cabeza no falla en estos momentos, hubo tiempo para escuchar en su totalidad el álbum debut. Los temas más destacables y con más fuerza fueron Ted Kaczynski y Under The Gypsy Sun, que da nombre al largo. Ambos temas dieron pie a pogos, movimientos de cabeza al unísono con la música, y a un par de surfistas deseosos de encontrar olas que flotasen por encima de nosotros en los momentos álgidos de tralla dura (destacar la labor del fotógrafo David Tombilla, que si no está tocando techo sobre nuestras cabezas cuando la cosa se pone seria es que algo fracasó). Este par de piezas musicales, que en directo muchas veces pasan de los diez minutos, siempre triunfan. Y cuando digo siempre, es siempre. No me estoy tiro de la moto en absoluto, si no ya me diréis cuando lo podáis experimentar en vuestras carnes.

[youtube id=»A_150_ZDdKw» width=»600″]

Al llegar aproximadamente a la hora de duración terminó la fiesta. Todo el mundo quería un bis, obviamente, y lo hubo. Bueno, no sé si llamarlo bis, dejémoslo en «sorpresa final de despedida». Alejandro Canoura a la voz y el fiera de Xavi Núñez a los teclados hicieron los honores finales con un cántico semi-a cappella con aires jazzísticos y blueseros de lo más delicados (vídeo abajo). Se pudo tasar aquí de forma clara la voz de Álex, apodado Snake por sus compañeros, y concluír que es de otro maldito planeta. Un gesto exquisito y agradable para terminar la velada que ayudó en parte a descongestionar los oídos. Creo que más de uno se pensó en acudir al médico a revisar sus conductivos auditivos por no poder escuchar ni a pocos centímetros (muchos somos masoquistas y no hacemos caso al cartel que pone que se venden tapones ni a las recomendaciones de los especialistas al respecto hasta que la cosa se pone fea).

Valió la pena una vez más disfrutar del gran trabajo de toda la «gente mutante» de esta capital de provincia que reza a su Dios cada día y noche para que se haga justicia con esta alternativa cultural que lleva ya casi dos años regalando diversión a tantos habitantes de Pontevedra. O Liceo Mutante non é un crime!

[youtube id=»VicF276y-I8″ width=»600″]

Guerrera: Facebook | Last.fm
Liceo Mutante: Página Oficial | Facebook

Share

Ray Manzarek

Ray Manzarek de The Doors fallece a los 74 años víctima de un cáncer

El mítico teclista y fundador de The Doors Ray Manzarek ha fallecido a los 74 años en Alemania este lunes a las 12:31 de la mañana debido a un cáncer hepático contra el que se encontraba luchando. El suceso ha sido confirmado por medios oficiales y a través de la publicista Heidi Robinson-Fitzgerald, la cual ha matizado que la muerte se produjo en Rosenheim (Alemania) y que Manzarek feneció acompañado de su mujer Dorothy, su hijo Pablo y su nieto.

Hoy nos deja una pieza indispensable del rock de los años sesenta, sin el cual canciones tan míticas de The Doors como Break On Through, Roadhouse Blues, L.A. Woman o Light My Fire (esta última una de sus más destacables obras) no existirían o no las podríamos concebir como a día de hoy lo hacemos. No es suyo todo el mérito creativo, por supuesto, ya que la banda americana siempre tuvo la suerte de ser muy dinámica y colaborativa (normalmente se involucraban todos los músicos para aportar tanto letras como melodías) en cuanto a la composición de canciones.

Esas líneas de bajo creadas por este gran músico a través de ese piano Fender Rhodes quedarán huérfanas para siempre. Nunca habrá nadie como él en ese aspecto. Ni en ese, ni en el de hacer solos tan increíbles con una sola mano (véase el vídeo adjunto).

[youtube id=»ORRKXzkC-Vk» width=»600″]

Ray Manzarek

Descanse en paz, señor Manzarek

Vía: Facebook
The Doors: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share

Andrew Stockdale anuncia que el nombre de Wolfmother ya no se usará y deja escuchar al completo el nuevo disco, «Year Of The Dragon»

De sorpresa nos coge esto, pero parece que es así. Hace apenas unos días os comentábamos cosas del nuevo y esperado trabajo de Wolfmother. Se suponía que iba a ser bajo un quinteto, a diferencia de cómo lo habían hecho últimamente, pero al final no ha sido así en realidad. O sí. Dejad que nos expliquemos… Muy de madrugada para horas españolas (es lo que tiene ser australiano, claro) el propio frontman anunciaba que el nuevo disco del grupo saldría como suyo en solitario.

En una entrevista exclusiva de hoy mismo, también dejó claro que el nombre de Wolfmother ya no se usará y que la alineación de miembros actual será la que usará para sacar nuevos trabajos «del grupo», pero bajo su nombre en solitario. Paralelamente se anunciaba que se podría escuchar el nuevo single del disco en su web oficial y Soundcloud, titulado Long Way To Go, y luego enlazaba de nuevo a Soundcloud para lo que pensamos que es el disco entero en su totalidad, porque no hay ninguna grabación del grupo ni del propio Andrew con esos nombres de canciones y también se encuentra el susodicho single. Y vamos, no hay comunicado oficial explicando eso, pero las evidencias son claras. Todo con título de Year of The Dragon, título que también le da a uno de los temas. ¿Queréis escuchar las canciones? Suenan muy muy bien, con reminiscencias de Deep Purple, Led Zeppelin y mucho blues rock clásico. Pena que sea en solitario, eso sí… Os dejamos con ellas. ¡Salud y madres lobo!

Tracklist:

01. Long Way To Go
02. Somebodie’s Calling
03. Keep Moving
04. Let Somebody Love You
05. Vicarious
06. Occured To Me
07. Ghetto
08. She’s A Motorhead
09. Year Of The Dragon
10. Meridian
11. Of The Earth
12. Let It Go
13. Country
14. Suitcase

Vía: Facebook
Wolfmother: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share

Wolfmother

El nuevo disco de Wolfmother como quinteto está a la vuelta de la esquina

Reformados casi al completo y con Andrew Stockdale, vocalista y guitarrista, como único miembro original de la banda desde su formación en el año 2000, Wolfmother planean sacar nuevo trabajo este mismo año con su nueva plantilla, esta vez compuesta por cinco músicos y con teclista incluído.

Wolfmother

Esperemos que la chulería y postureo se merme y el disco sea todo un éxito

Los músicos australianos no han revelado ningún detalle sustancial que nos lleve a descubrir algún nombre, tracklist o fecha de publicación, aunque se especula a través de fuentes no muy fiables que verá la luz este marzo y que se titulará Gatherings. Eso sí, sabemos que todos los arreglos posibles de grabación están finiquitados desde el pasado 25 de febrero, o al menos así lo han confirmado Stockdale a través de su cuenta oficial de Twitter.

Veremos con el tiempo si este nuevo LP supera en calidad al Cosmic Egg, que quitando tres o cuatro temas bastante buenos no ha sido muy agraciado. Os daremos más detalles en cuanto sepamos algo, lo máximo que os podemos decir sobre planes futuros es que acompañarán a Aerosmith en un par de conciertos en Sydney y Dunedin.

Vía: Hipersónica
Wolfmother: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share