Iron Maiden + Sabaton + Graveyard @ Ullevi Stadion (Göteborg, 01/07/2011)

Como os había comentado cuando acudí al festival Where The Action Is en la ciudad sueca de Göteborg, me tocaría unos días después asistir a ver a una de las bandas de heavy metal más grandes de la historia: Iron Maiden. Me acompañó en esta ocasión nuestro compañero Mechanix, quien no tiene pasta para volver a redacción y trabajar, pero sí para pasar dos años sabáticos… Los británicos no tocaban solos, sino que los teloneaban dos grupos suecos: una banda local de rock psicodélico llamada Graveyard y los ya conocidos power-metaleros Sabaton. Se antojaba una jornada llena de gente en el estadio Ullevi, uno de los más importantes del país, con una capacidad total para conciertos de 56.000 personas. Casi nada…

Iron Maiden Tour 2011

Realmente el cartel era éste que robé pero en sueco en vez de noruego

Con lo raro que es ver en un semáforo más de diez coches parados, vimos que algo pasaba en la ciudad. Cientos de personas se dirigían en una dirección con sus camisetas negras (a pesar del calor del día), provocando inusuales atascos. Llegamos con una hora de adelanto “por si las moscas” y nos encontramos con el imponente recinto gotemburgués empezándose a llenar, como podéis ver en algunas fotos (1, 2 y 3). Menos mal, ya que la media de altura de los suecos no es la misma que la española y no habríamos disfrutado del concierto ni la mitad. Había una zona delante del escenario reservada para gente con una cierta pulsera. Más tarde supimos por qué y nos daría una gran alegría en el futuro (ya veréis). Cabe hacer mención especial a un sueco borrachín, ya entrado en años, que no dejó de tocar los huevos llamando por Iron Maiden desde que entramos durante horas. Cariñosamente, le nombramos “Putensson”. De todas maneras, nos alejamos un poco de él por precaución hasta llegar cerca de la valla de seguridad en donde dos grupos de chavales suecos se peleaban amistosamente (o no, en algunas ocasiones) por un primer lugar en dicha barrera. Nosotros nos conformamos con estar en la segunda posición con bastante espacio a partir del segundo concierto. El escenario era el mismo del Where The Action Is, o uno muy similar, y no hubo ni un problema de sonido ni de vídeo a lo largo del concierto. Brillante organización.

Graveyard

Y no, no fueron silenciosos como un cementerio

Con melenas sesenteras y pantalones de campana comenzaban puntualmente Graveyard con el tema que da nombre al título de su último disco hasta la fecha: Hisingen Blues (disponible en Spotify). Sorprendía la similitud de su estilo a grupos clásicos como The Who, Deep Purple o Led Zeppelin, con ese rock clásico característico de los 70. Descargaron mucha energía, en especial el melenudo batería y el bajista, pese al público que estaba todavía frío. Para los pocos que no lo conocían, dejaron un muy buen sabor de boca (me incluyo), aunque no fuese algo que nos esperásemos de un telonero de la Doncella de hierro… Curiosamente, había escuchado un disco de una banda llamada igual como preparación, pero con otro estilo. Hay varios artistas con el mismo nombre, de ahí que no me cuadrasen las cuentas. De todas maneras, fue una sorpresa grata. El concierto en sí fue corto, pero impecable. Destacaría la genial voz rockera del cantante y la agresividad con la que el bajista tocaba su instrumento. Como defectos, nada que reprocharles.

Setlist de Graveyard:

Hisingen Blues
Satan’s Finest
No Good, Mr Holden
Uncomfortably Numb
Buying Truth (Tack & Förlåt)
Thin Line
Ain’t Fit To Live Here
The Siren

Encore:
Evil Ways

Sabaton

Imposible no oír los cánticos del grupo y pensar en gritar “Sabañón”

Sabaton son una de las bandas suecas más conocidas del país, pese a que mundialmente no son tan conocidos. Llevan cinco álbumes de estudio desde 2005 y están de gira mundial desde principios de año, pasando por España en marzo. Su cantante Joakim Brodén, con las mismas vestimentas que usa en todos los festivales desde que comenzaron, posee una poderosa voz y no dejaba de alentar al público para que saltase, gritase y aplaudiese con cada canción. Hasta llegó a cantar el mítico himno gay Y.M.C.A.. Todo eso, sin dejar de moverse por el escenario. Aquí tenéis un corto resumen hecho por el grupo con imagen de calidad:

El único problema de este grupo, y eso lo comentamos al momento de su actuación Mechanix y yo, es que todas sus canciones suenan completamente igual. No sabes diferenciar cuál es una y cuál es otra. Constamente bromeábamos con un “hey, ¡que tocan la canción de antes otra vez!”. Salvo Ghost Division, uno de sus mejores temas y con el que abrieron, y quizás con Primo Victoria, las demás nos sonaban igual. Pero al menos nos metían en el ambiente metalero, preparándonos para lo que venía después… También hemos de decir que tenían suerte de que el público conociese todas sus canciones, así que su actuación salió bastante bien.

Setlist de Sabaton:

(Intro) The March To War
Ghost Division
Uprising
White Death
Cliffs of Gallipoli
40:1
The Price of a Mile
Coat of Arms
Primo Victoria
Metal Medley

Al acabar el concierto, que no llegaba a la hora de duración, el estadio ya estaba casi con su aforo al completo, como podéis ver en fotos como la de abajo. Nadie quería perderse a Iron Maiden, y eso que habían estado en 2008 y en 2005 en este mismo lugar. La tradición metalera nórdica se lleva en la sangre, sin duda alguna.

Ullevi Stadion

Una de las alas del estadio repleta de gente hasta reventar

Y tras un buen pedazo esperando a que preparasen todo, comenzaron a escucharse ruidos y varios técnicos se preparaban para desvelar una parte del escenario que estaba cubierta con una gran cortina negra. Tras ella el decorado de Eddie y la batería de Nicko McBrain se escondían. Al acabar de sonar la canción Doctor Doctor de UFO como intro, comenzó a reproducirse en las pantallas gigantes un largo vídeo con grandes efectos lumínicos y de sonido. Era la primera canción, Satellite 15… The Final Frontier, el tema que abre su nuevo trabajo The Final Frontier. Tras unos minutos, el batería Nicko asomaba la cabeza desde su puesto para quedar totalmente cubierto tras sentarse, típico de él. No fue hasta el minuto cuatro y pico cuando el resto del grupo salió y comenzó la segunda parte de la canción, para ver a un Iron Maiden totalmente en forma y un Bruce Dickinson lleno de energía, saltarín y con la voz más poderosa que he visto en mi vida hasta el momento. Podéis ver dicha intro aquí.

Tras unas breves palabras a los presentes, comenzó otra canción nueva, El Dorado, el primer sencillo del antedicho último disco de la banda. Quizás la más conocida de las nuevas. Se notaba mucho que al público no le llamaban demasiado estos nuevos temas al animarse a cantar las letras o al saltar, así que rápidamente se pusieron manos a la obra para volver a meter al público en su bolsillo: el riff inicial de 2 Minutes To Midnight sonó y el público enloqueció (la primera canción mítica del grupo que sonaba). Cabe decir que tras cada canción, el telón del escenario que estaba en el fondo cambiaba para estar acorde con la temática de la canción que venía después, así que fue algo spoiler como veréis más adelante.

Iron Maiden

Paul Bruce Dickinson correteando en las alturas del escenario

Volviendo a su último trabajo, llegó The Talisman y Coming Home, con especial dedicatoria de la última, hablando de todo el camino que hacen por todo el mundo para volver luego a sus casas más tarde. Dance of Death, del disco homónimo en 2003, sonó con fuerza, pero no fue sino en la siguiente cuando vimos que el telón cambiaba para mostrar a un Eddie con la bandera del Reino Unido. Gritos de furor daban la bienvenida a una de las canciones más esperadas: The Trooper. Casi sin poder respirar tras la locura de la gente, los primeros acordes de Runnin’ Wild de Judas Priest The Wickerman sonaban. Con un estribillo que hacía que nos despegásemos del suelo con cada compás, no fui el único que empezó a dejarse la voz cantando. Tras ella, el grupo hizo una pausa en la que Bruce dialogó con el público y recibió una ovación de más de dos minutos que le impedió hablar durante un buen pedazo. Cuando pudo hacerlo, dio gracias y tranquilamente llegó Blood Brothers. Mecheros, brazos ondeando y cánticos a pleno pulmón hicieron que todos fuésemos hermanos de sangre y de metal en ese instante.

Otra nueva canción más llegó: When the Wild Wind Blows, también del nuevo álbum y la verdad es que estaba comenzando a cansarnos un poco tanta canción no conocida. Cortaba el feeling que se respiraba en el aire y aunque todos los miembros interpretaban los temas con gran calidad, no es lo mismo. Por suerte, sería la última. Al fin de la misma, llegó otro tema conocido: The Evil That Men Do. A lo largo de ella, un Eddie futurista y gigante (de casi tres metros de altura) se paseaba por el escenario mientras el grupo actuaba. Janick Gers, uno de los tres guitarristas del grupo, se burlaba de él pegándole en la cara y colándose entre las piernas, provocando su ira. Finalmente, Eddie fue a por una guitarra y acompañó hasta el final al grupo. Genial momento que podéis ver aquí. Al irse, se dio paso a uno de los temas de la noche, con las 45 mil almas presentes cantando todas las notas y letra desde el primer instante: Fear of the Dark.

Es algo increíble ver cómo tanta gente se entrega al grupo totalmente y se dedica a cantar la melodía entera, dejándose las voces en el intento. Una experiencia única. Y haciendo cuentas, aún quedaban muchos temazos importantes y poco tiempo. Despejando dudas, tocaron la canción homónima del grupo y una de las más antiguas de su setlist (data de su primer disco llamado como ellos, de 1980). Un clásico para hacer las delicias del público. Parecía que todo estaba por acabar, pero era hora de los bises. Tras un breve descanso, la voz de Barry Clayton (imitando al actor de cine de terror Vincent Price) pronunciaba las primeras palabras del libro del Apocalipsis bíblico. Era la inequívoca señal de que The Number Of The Beast era la siguiente.

Iron Maiden

Un Eddie gigante asomándose y moviéndose en el fondo del escenario

Creo que aún tengo en mis oídos la voz penetrante de Bruce con el grito del final de la intro. Además, había un Eddie gigante como veis en la foto, quien movía la cabeza de un lado a otro todo el tiempo y los dedos como esperando por algo. Simplemente increíble. Y sin parada, otra de las mejores canciones de Maiden se anunció con una campanada: Hallowed Be Thy Name. No tengo palabras para describir lo épica que fue la canción (seguramente es mi favorita junto con Fear Of The Dark, así que igual es un poco imparcial), pero si ya de por sí la letra lo es, cuando la escuchas de voz de miles de personas y con Bruce al frente… Indescriptible. Cabe decir que justo en el final de la canción me quedé afónico totalmente, cuando Dickinson incitaba al público a gritar y cuando tocaba “santificar su nombre”. Ya sin aliento ni garganta, llegó Running Free para acabar con un excelente show que comenzó algo flojo debido a la cantidad de canciones “nuevas” pero que acabó de manera espectacular. Cuando se puso por megafonía Always Look on the Bright Side of Life de Monty Python, el grupo ya se había ido por aquel entonces tras despedirse.

Setlist de Iron Maiden:

01. (Intro) Doctor Doctor (UFO song)
02. Satellite 15… The Final Frontier
03. El Dorado
04. 2 Minutes to Midnight
05. The Talisman
06. Coming Home
07. Dance of Death
08. The Trooper
09. The Wicker Man
10. Blood Brothers
11. When the Wild Wind Blows
12. The Evil That Men Do
13. Fear of the Dark
14. Iron Maiden
Encore:
15. The Number of the Beast
16. Hallowed Be Thy Name
17. Running Free
18. Always Look on the Bright Side of Life (Monty Python song)

¿Resumen? Graveyard es una banda interesante, pero que encajaba poco en este concierto; Sabaton tienen una gran base de fans en Göteborg, pero sus canciones son muy repetitivas; y Maiden son imparables y una de las bandas de metal más importantes de todos los tiempos por algo. Pero lo malo que tiene ir a conciertos cuando presentan disco es que sabes que te van a caer muchas de él y quizás no te gusten o preferías que hubiesen tocado otras (¡Aces High no la tocaron, por dios! En breves la crónica del concierto que vivimos dos días después en el mismo sitio: el Big Four del Thrash Metal (Metallica, Megadeth, Slayer y Anthrax). Ah, y como diversión, una fotografía panorámica del recinto de muy alta resolución en la que la gente se etiqueta en Facebook. Si estuvísteis ahí, ¡buscaos!

Fotos:

Evento en Last.fm y Facebook
Graveyard: MySpace | Facebook | Twitter | Last.fm
Sabaton: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm
Iron Maiden: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share

Acerca de James Ulrich

Carente de gusto musical, escucho cualquier cosa que tenga melodía o incluso sin ella. Diariamente me inyecto mi dosis de Metallica y normalmente escucho más metal que otra cosa. Eso sí, puedo escuchar desde el indie más actual, hasta el death más bruto, pasando por la electrónica, hard rock, hip-hop e incluso merengues. Puedes seguirme en mi Twitter o en mi Facebook. También podéis echarle un ojo a una entrevista que me hicieron en redacción en este enlace.

8 comentarios en “Iron Maiden + Sabaton + Graveyard @ Ullevi Stadion (Göteborg, 01/07/2011)

    1. Pues sí, la prefería a Running Free para acabar. Y como dije, Aces High era perfecta tras el discurso de Churchill como comienzo de concierto, pero bueno, tenían que presentar el nuevo disco de alguna manera…

  1. ejem.. vereis yo antes era un aferrimo fan de esta pagina.. pero ante todo me gustan los noveinta.. lo vais pillando? no tiene nada que ver con esta entrada solo es que es la primera que he encontrado. Un grupo muy bueno (screaming trees, no se si os suena) va a sacar a la luz un disco que habian grabado allá por los noveinta y me he enterado por el periodico el mundo (por un periodico!!!!!!) os perdonaré no haberos hecho eco si le dedicais una muuuuy buena entrada =D. Espero haberos hecho entrar en razón.
    Gracias de antemano

    1. Aunque no es el lugar, que tenemos un email de contacto, te contesto sin problema. A redacción nos llegan cientos de noticias cada semana. Nosotros tenemos un tiempo limitado para hacer los posts que más nos gustan o que creemos que a más gente le gustarán. Por eso no podemos estar a todo. Si sacamos tiempo veremos qué podemos hacer.

      ¡Un saludo, crítico!

      1. gracias por atenderme, supongo que me pasé un poco debí imaginarme que tenéis mucho entre manos. No siempre se encuentran las noticias que queremos jajajaja
        Un saludo!

Los comentarios están cerrados.