Archivo de la etiqueta: The Gift

Cartel completo del FIV 2014 con: Amaral, Fuel Fandango, The Gift, León Benavente, Estereotypo y más

Hace unas horas, desde la cafetería de la fnac de A Coruña y con unos invitados muy especiales, Juan y Eva de Amaral, uno de los cabezas de cartel, junto a Alberto Alfonso de Art Music Agency, Santiago Miguélez de Estrella Galicia y Jesús Bermúdez, condejal de Vilalba, daban a conocer el cartel completo de esta nueva edición del FIV. Tendrá lugar el fin de semana antes de Semana Santa, es decir, el 11 y 12 de abril y el abono 2 días ya está a un precio de 30€ +gastos. Para la semana anunciarán el cartel distribuido por días y más novedades que se incorporarán este año.

Amaral

Por lo demás, Amaral nos contaron que tras el fatídico vuelo a tierras gallegas debido a este nuevo frente que estamos sufriendo por el norte, están muy contentos de formar parte del festival lucense y poder tocar canciones nuevas de un nuevo trabajo que pretenden publicar a finales de verano

The Gift
León Benavente
Estereotypo
Fuel Fandango
Disco Mordisco
Iván DJ
Amaral
Izal
Second
Los Coronas
Maryland
The Right Ons
Eagulls

Cartel fiv

FIV: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share

Crónica: Festival portAmérica @ Porto do Molle (Nigrán, 18-20/07/2013)

El festival portAmérica, que se celebró este fin de semana pasado en la localidad de Nigrán, a unos pocos minutos de Vigo, pintaba muy bien y días después toca hacer balance de tres jornadas diferentes y a la vez tan iguales: una organización maja, un sonido bastante bueno en el escenario, precios razonables tanto para la comida como para la cerveza y mucho espacio para desplazarse de un sitio a otro con comodidad, tirarse sobre el campo y no menos importante, baños limpios, aunque las colas fueran interminables. La excelente calidad del cartel no era el fuerte de esta segunda edición por algunos grupos y sin embargo, bandas como Editors, Standstill o Él mató a un policía motorizado ayudaron tal vez a equilibrarlo. Pero procedamos, pues, a intentar relatar cómo fueron esas tres jornadas, no sin antes agradecer a Cris Andina (una vez más) por las fotos. Podéis ver éstas y muchas más aquí.

La tarde del jueves empezaba, al menos para mí, a las siete y poco con Sethler amenizando un escenario principal que, poco a poco, se iba llenando mientras el sol empezaba la Batalla de esconderse. Le había tocado la típica papeleta de tratar de calentar a un público al que le faltaba un poco para entrar y empezar a llenar el recinto. Afortunadamente, los siguientes en salir, Amaro Ferreiro y Fon Román, tenían éxitos de sobra para salir del paso jugando en casa con momentazos como Tristeliz, (de su trabajo en solitario) y Bambi Ramone, del nuevo álbum de su hermano Iván Ferreiro. Y por parte de Fon: El séptimo cielo y Dos elevado a uno, entre muchas otras, empezaron a arrancar aplausos entre el público conocido y secundado en todo momento por Javi y Loza de Los Coronas. Aunque el escenario venía un poco grande para ese indie-acústico que montan, supieron aprovechar a la perfección la extraordinaria calidad de sonido que emanaba de él que propició a los Sala & The Strange Sounds los cuales repasaron su álbum It’s alive e incluso se atrevieron a burlarse de la ‘vida moderna’ con su canción Fotomatic.

Editors

Los Coronas saltaron al escenario para deleitarnos con el sonido de su último trabajo Adiós Sancho que vio la luz hace solo unos meses y ofrecieron un recital sólido, divertido y frenético. Es decir, lo que se esperaba de ellos y un poquito más: ritmos a lo Tarantino y canciones como Corazón contento de Marisol, que hicieron cantar a todos los allí presentes. Un terremoto la mar de divertido que dio paso al esperadísimo concierto de Editors, uno de los cabezas de cartel de esta segunda edición. Su directo les obligaba a perfilar un repertorio bastante atractivo y así lo hicieron, encajando como se esperaba sus nuevos temas con sus grandes hits. De modo que, aunque se sigue echando en falta el guitarreo de antaño, Tom y los suyos demostraron que que Sugar, Formaldehyde o Nothing encajan brillantemente con Bones, Munich o Smokers Outside The Hospital Doors, marchándose entre los vítores de un recinto cada vez más lleno que celebró el adiós sin parar de saltar y bailar al compás de Papillon y que dio paso a unos coloridos The Gift. He de decir que llegué unas canciones tarde a verlos por reponer fuerzas después del concierto anterior y no es que me arrepienta ya que la fiesta que tenían montada en el escenario era bárbara y se notaba que también las últimas filas disfrutaban muchísimo. Con casi una media docena de personas sobre el escenario, la banda emanaba una atmósfera de optimismo y buen rollo repasando temas de sus discos Primavera, Explode… Eso, unido a una forma de hacer música que ya no se ve tanto (por ejemplo, pudimos ver a Nuno utilizando un theremín), hizo de la actuación algo vibrante y divertida.

El segundo día fue para tomarse las cosas un poco más con calma porque era viernes y la afluencia del público al recinto del festival prometía ser mayor. De este modo el recorrido fue algo más relajado guardando fuerzas para poder ver a algunos grupos que cambiaron el orden de su actuación y por lo tanto tocarían muy al final de la noche. La primera parada de la tarde entre olor a after-sun corrió a cargo de Niño y Pistola que continúan presentando su álbum There’s A Man With A Gun Over There que se ajustó plenamente a la cálida tarde del viernes. Dimos la bienvenida acústica a la América profunda desde Nigrán donde poco a poco las guitarras y la interpretación de estos muchachos se fue sumando hasta conseguir una psicodélia a mansalva que detonó en Looking For The Sun. Acabaron completando un concierto correcto con momentos muy brillantes y dando paso a unos Revolutionists The Soul Jacket, que presentaban Wood Mama ante un tímido público que poco a poco se iba acercando al escenario. Tras la actuación de los vigueses se abrieron unos minutos de descanso para mí que me permitieron pasarme de nuevo a por algo de beber mientras Delafé y las flores azules daban comienzo a su colorida y repetida puesta en escena. Temas tan cantados y bailados como Volvemos a empezar de cero, Qué sentido tendría, La primavera, Enero en la playa

Standstill

Total, que al final decidí darles otra oportunidad al bailongo dúo, e hice bien, ya que llegaba el momento más complicado del fin de semana: explicar qué me pareció el concierto de Standstill. Ya lo avisé en algunos tweets previos sobre el festival: le tenía miedo a Cénit, la puesta en escena de su último álbum Dentro de la luz. La capacidad creativa de los catalanes a la hora de hacer un disco resulta admirable porque crea opiniones muy variopintas. Pero a la hora de llevarlo al directo, o te emocionan o… Cosa que me parece imprescindible a la hora de decir que una u otra banda gusta. De modo que me quedé a verlos más que con ilusión, curiosidad, por descubrir esa magia visual, ese juego de luces, humo, etc. Y no decepcionaron, aunque muchas críticas digan que sí. Al igual que sus sucesores, los argentinos Él mató a un policía motorizado. Con El magnetismo saltaron al escenario ante un público muy poco atento a su directo. Un gesto feo a mi gusto y que no dependió obviamente de la banda. De este modo, Más o menos bien, hicieron un concierto que parecía solamente hecho para sus fans, que se intercambiaron mientras por sorpresa aparecieron Xoel López e Iván Ferreiro sobre el escenario deleitándonos con Tierra y Turnedo. Actuación que podéis ver aquí.

En el caso del concierto de Lori Meyers había muchos fans e hicieron un directo sin duda intachable, como si les diera lo mismo tocar ante diez que ante miles de personas. Levantaron más ovaciones entre el público los granaínos que los dos grupos anteriores juntos. Y como no podía ser de otro modo, la ejecución de Emborracharme, Dilema, Impronta, Luces de neón, Mi reaidad… Todas esas canciones que interpretaron hace unas semanas en el Pop Up!, pusieron de acuerdo a todos los sectores del público en que había que cantar, animarse y dar palmas y hasta sorprendieron con el acompañamiento de Anni B Sweet para el tema El tiempo pasará. Tras ellos y rozando las dos de la madrugada llegaban La habitación roja para incrementar El resplandor en la recta final del viernes y para tirar más fuerte del público. Finalmente la belleza cautivadora de Indestructibles y Ayer hicieron de estos últimos temas el concierto memorable y divertido (hasta Jorge tropezó en el escenario) que estuvimos esperando. Así que sí, la guinda final la pusieron Bomba Estéreo. Directo que escuché desde el cámping por cansancio.

Lori Meyers

En contraste con el viernes, la tercera y última jornada del sábado era quizá la menos sobrecargada de actuaciones interesantes de todo el festival. Tras pasar nuevamente unas horas en la playa, los primeros en abrir fuego fueron Banda de turistas seguidos de la extravagante Francisca Valenzuela, que sin duda, sorprendieron por las filas de público que tenían y que minutos después descubrimos que eran fans del plato fuerte de la noche. Quizá se les quedaba grande cuando en esa misma tarde varios grupos con bastante más solvencia hicieron que en la zona del escenario no cogiera un alfiler. Y no es que se me ocurra decir que los anteriormente mencionados ofrecieran una mala actuación ni nada por el estilo: es la ‘maldición’ de abrir el ultimo día de un festival. A continuación era el turno de Javi Vielba y los suyos que para nuestra sorpresa saltaron al escenario rebosantes de fuerza y alegría y a golpe de sonrisas, buen rollo y una ejecución mucho más rockera de lo que esperábamos, Arizona Baby se fueron metiendo poco a poco al público y a sol en el bolsillo. Where The Sun Never Sets, Gateway y las coreadísimas Shiralee y The Truth son algunas de un repertorio que resultó entretenido aunque algo antes de que terminara su actuación, varios de los que abarrotaban el escenario se fueron retirando a cenar mientras los austríacos Gin Ga nos hacían bailar a ritmo de su Dancer.

Las primeras notas de Cómo te extraño y Adelita sonaron para desatar la furia, la locura y, sobre todo los nervios expectantes por disfrutar del directo de Café Tacvba que pusieron a todo el público del revés. Tan violenta (en el buen sentido de la palabra) fue su actuación que desde un primer momento se escuchaban gritos entre el público que duraron hasta el fin de la actuación, hasta El fin de la infancia. Tras los mexicanos, uno de los grupos esperados por el público mayoritario de la última jornada. De repente y entre una bruma de humo salieron los andaluces Supersubmarina para darlo todo en el escenario con canciones de su útimo álbum como Canción de guerra, Hermética y otras que les han hecho estar donde están: Cientocero, Kevin Mc Alister… Y antes de que saliera el grupo más esperado de la noche, Eladio, guitarra en mano, nos contó lo que es El tiempo futuro.

Vetusta Morla

Mi relación con Vetusta Morla es complicada. De esas de quiero y no puedo. Siempre sentí un indudable interés por lo que hacen, les encuentro calidad y muchas de sus canciones consiguen emocionarme y la verdad es que cuando el pasado sábado saltaron al escenario, el recinto estaba a rebosar. Durante su concierto vi mucha intensidad nada más empezar con Boca en la tierra, Un día en el mundo, Mapas… Quizá ya abusan un poco de los temas con los que llevan años recorriendo ciudades, pueblos… Pero lo cierto es que dicha sensación se fue diluyendo a medida que se sucedían las canciones y el público cantaba por encima de Pucho y los últimos minutos del concierto fueron verdaderamente emocionantes al juntar Los días raros y La cuadratura del círculo. Eran el plato fuerte de la noche, el cabeza de cartel que más me interesaba y la de Porto do Molle era su única actuación dentro de nuestras fronteras. Fue un buen concierto, una actuación correcta en la que se repasaron grandísimas canciones ellas tuvieron una gran acogida por parte del público. A continuación y tras coger aire, a los vascos Delorean les tocaba cerrar la jornada antes de los temazos que pincharía Dj Lagartija (Get Lucky de Daft Punk entre ellos) para finalizar el festival. Muchas veces he dicho que es un grupo que tienen una hora y un lugar determinado para tocar: cualquier festival de madrugada. Es en esta situación en la que muchos nos desmelenamos y el pasado sábado el ánimo entre el público a esas horas ya estaba más que caldeado y a ello hay que añadirle las luces azules con las que comenzaron su nuevo single, Spirit. La actuación transcurrió frenética, prestando más atención a los éxitos rompepistas de Ayrton Senna o Subiza, que a las composiciones algo más complejas del tercero.

Ambiente

He mencionado muchas veces a lo largo de esta interminable crónica que el sonido en el escenario era bueno, pero es que además había multitud de casetas de comida y bebida que sólo se podían adquirir con ‘Amaros’, la moneda del festival; y bastante espacio en el que los asistentes podían sentarse. En resumen quiero dejar clara la sensación de comodidad que tuve durante los tres días que duró el evento por la zona de prensa habilitada que tuvimos y según hemos leído, la organización está pensando ya en una próxima edición. Y si no pasa nada raro, ahí estaremos para contarlo.

portAmérica: Página oficial | Facebook | Twitter

Share

Tres Sesenta Festival 2013

El Tres Sesenta Festival nos da a conocer los primeros grupos de su cartel: The Gift, Lori Meyers, Standstill, Corizonas, Delafé y Las flores azules y Delorean

El festival Tres Sesenta ha confirmado hoy mismo a las primeras bandas que estructurarán el cartel del evento que se celebrará en la Ciudadela de Pamplona (curioso y bonito lugar, por cierto). Abajo os dejamos con la imagen que verifica la noticia, el precio de los abonos, la fecha y los grupos confirmados hasta el momento (que serán muchos más según se cita en la imagen).

Tres Sesenta Festival 2013

The Gift
Lori Meyers
Standstill
Corizonas
Delafé y Las Flores Azules
Delorean

El precio de los abonos para los días 13, 14 y 15 de junio es de 40 euros + gastos de gestión.

Tres Sesenta Festival: Página oficial | Facebook | Twitter

Share

PortAmérica 2013

El portAmérica 2013 presenta sus primeros nombres: Supersubmarina, Lori Meyers, Delorean, Standstill, The Gift, y más

El cartel del año pasado del festival gallego portAmérica no era moco de pavo. Love of Lesbian, Peter Hook, Julieta Venegas, Iván Ferreiro, Xoel López, Colectivo Oruga y muchos más lo convertían en una más que apetecible cita estival. Hoy nos adelantan los primeros nombres de la edición de 2013 y la verdad es que ya dan ganas de que sea verano. ¿Las fechas? Del 18 al 20 de julio. ¿Dónde? En el parque industrial Porto do Molle de Nigrán, Pontevedra. ¿Los artistas? Tras varias horas confirmándolos (¡qué tortura!), son estos que veis aquí debajo:

PortAmérica 2013

The Gift
Supersubmarina
Standstill
Lori Meyers
Delorean
Delafé y las flores azules
Arizona Baby
Los Coronas
Amaro Ferreiro
Fon Román
Bomba Estéreo
Café Tacvba
Él mató a un policía motorizado
Francisca Valenzuela
DJ Lagartija (residente de La Fábrica)

Las entradas ya están a la venta a un precio de 45 € más gastos por el abono de tres días. Si queréis cámping durante 5 días, sólo son 20 euros más (4 euros por día). Precios vigentes sólo hasta el 7 de abril. ¿Qué os parece este avance inicial, gente? ¡Salud e indie!

Vía: Facebook
portAmérica: Página oficial | Facebook | Twitter

Share

The Gift

“Creo que los cinco años de silencio explican la grandiosidad de ‘Explode'”: Entrevista a Nuno Gonçalves, de The Gift

El grupo portugués The Gift se ha hecho un hueco en el panorama musical fuera de Portugal, algo que consiguen muy pocos. Decidieron apostar por el inglés y les salió bien, aunque buena parte de la “culpa” recae en el teclista, fundador y compositor, Nuno Gonçalves. Este domingo actuarán en el Auditorio do Mar, en Vigo, ante un público que tiene la oportunidad de pagar lo que se le antoje para asistir (así de transgresores son). Esta es una de las modernas propuestas que plantea este músico y sus compañeros, Sónia Tavares, John Gonçalves y Miguel Ribeiro, en estos tiempos de crisis.

The Gift

Nuno ya lleva en Vigo un par de días, entre otras cosas, porque tiene una casa por aquí y porque, al parecer, le gusta esta parte de España. No en vano, ya tocaron varias veces en la comunidad.

J. Strummer: No es la primera vez que van a actuar en Galicia. De todas las veces que lo han hecho, ¿con cuál se queda?

Nuno Gonçalves: Curiosamente, con la primera. Tocamos en un bar de aquí, del centro, un domingo también, y significó el punto final a la gira que hicimos en 2001, la del disco Film. Fue la primera que vez que sentí que The Gift podría tener un hueco fuera de Portugal. Era una gira con casi 20 fechas por toda España y terminamos en Vigo con muy poca gente, pero que estaba disfrutando como si fuésemos la mejor banda del mundo. Aquel día también sentí que podía haber un cambio estético en nuestra música. Antes era muy ambiental, espacial, cinematográfica. Ahí pensé que podríamos ser una banda de rock sin guitarras.

JS: Sí, porque se acostumbra a definir su música con The Gift como épica, ¿no?

NG: Sí. Nuestra canciones tienen muchas cuerdas, muchos vientos… Era todo muy grande, y en esa altura sentí que podíamos tener más sangre, más actitud y mucha más presencia escénica.

JS: Entonces, ¿les gusta mucho tocar en Vigo, no?

NG: A mí personalmente me gusta mucho. Está entre las ciudades grandes por las que The Gift siempre pasa. Además, siempre lo pasamos muy bien. Hablo de aquella fecha en específico porque todos la tenemos grabada en nuestra cabeza, pero hubo otras noches muy interesantes, como cuando actuamos en el Vigo Transforma. Por cierto, que es una pena que haya desaparecido, porque tenía muy buenas condiciones. Incluso en otra ocasión tocamos en La Fábrica de Chocolate, y fue especial porque coincidió con el día de mi cumpleaños. Tenemos una relación muy sentimental con Vigo.

JS: Hay una cosa que llama la atención. Para este concierto, además de una “entrada Premium”, permiten a sus fans que paguen lo que quieran por la entrada normal, ¿cómo surgió esta idea?

NG: Con la “entrada Premium” la gente está más cerca del escenario, en una mejor posición. Con la entrada normal no. Aunque lo importante aquí no es estar más o menos cerca. Lo importante es entender que la industria musical está hecha de cambios. Creo que esto no se había visto y es una decisión radical de la banda. Básicamente, no puede haber nadie que le guste The Gift y que se quede sin verlos por el precio. Creo que es una idea muy respetuosa para los fans y también para quien sufre los daños, a veces irreversibles, de esta crisis financiera que sufre tanto Portugal como España.

JS: Es, por lo menos, rompedora…

NG: Creo que es una idea que tiene futuro. Mucha gente piensa que las bandas ganan dinero con los conciertos y esto en The Gift es un poco al revés. Nosotros somos nuestro propio sello y, felizmente, por cada disco nuestro que se compra en el mundo, ganamos un porcentaje. Esto nos da más tranquilidad para poder hacer más ideas radicales de este tipo. Siempre a beneficio del público, distinguiendo a las personas que nos quieren de las demás. Es lo que llevamos haciendo desde el principio de nuestra carrera y aún seguimos con un público muy vasto y que crece cada día. También esperamos, en algún momento, hacer que las personas en paro consigan descuentos para asistir a nuestros conciertos y, de regalo, darles un disco. Creo que la música siempre ha acompañado a las crisis sociales. Hoy por hoy, las actitudes filosóficas se quedan al margen del crecimiento, y creo que hay actuar directamente en las personas. Que paguen lo que puedan, no lo que quieran, para que no se alejen de algo tan importante de nuestras vidas como es la cultura.

The Gift Nuno Gonçalves

JS: En una entrevista comentaba usted que le gusta ver Portugal como algo lleno de color y, de hecho, en conciertos como el del Sonorama lanzaron confeti al público. ¿Les espera algo especial también al público vigués?

NG: Bueno, este concierto es especial, distinto de los demás, porque será un grupo pop haciendo algo que se traduce como una gran paleta de sonidos y de colores. Está dividido en dos partes totalmente distintas. Se llama Mil colores possibles por una razón, en una hora y media vamos a atravesar toda la paleta de sonidos y colores de la banda. La primera es una mezcla de negro y blanco. La palabra que la define es la intimidad, la cercanía. Después, tras un intervalo de 15 minutos, hay un cambio de escenario, de músicos, de instrumentos, de colores, de luces, de todo. Entras en el universo de The Gift para que entiendas todo lo que estos siete músicos pueden hacer. Es la mezcla de nuestros discos Primavera y Explode, totalmente distintos, que no pueden sobrevivir el uno sin el otro. Uno representa la explosión de color, el otro es la parte más negra y banda de la banda.

JS: Precisamente, la portada de Explode estaba llena de color, pero hasta que salió ese disco, pasaron cinco largos años desde el último trabajo. ¿A qué se debió eso?

NG: Pues la verdad, porque trabajamos mucho. Tuvimos una gira de Portugal de dos años de duración por nuestro disco Fácil de Entender, que allí fue muy exitoso. Después, llegó la gira por España de un año. Además, a mí me invitaron a una colaboración en la que pensaba que iba a tardar tres meses. Era un homenaje a la cantante de fado Amália Rodrigues en la que hicimos una recreación de sus fados, construyendo de base un proyecto para ese disco. Entonces, hice un banda que se llama Hoje y sacamos un disco que se llama Amália Hoje (La Folie, 2009), que tuvo un éxito estruendoso. Ese año vendimos más discos en nuestro país que los grupos internacionales. Y claro, tuvimos que hacer una gira. Ahí gastamos cuatro años, y usamos otro para crear Explode. Yo creo que los cinco años de silencio explican un poco la grandiosidad del álbum y el cambio sonoro respecto a los más antiguos.

JS: Pero lo último es Primavera, y se dice que lo grabaron en menos de 15 días. ¿Por qué tanta prisa?

NG: (Ríe) No era prisa, eran ganas de decir lo que faltaba en Explode, que era todo color y que dejaba dos sin retratar: el blanco y el negro. Tenía cosas hechas muy antiguas que no tenían sitio en un disco normal de The Gift, muy relacionadas con la mano izquierda y la mano derecha, de melodía a armonía, en piano. Tras una gira por Estados Unidos, decidí meterme en un teatro y tras dos días de trabajo decidimos empezar a grabar. En ocho días lo grabamos, de una forma muy sencilla e intuitiva, y después, cuatro o cinco días de descanso y volvimos a grabar las voces. Y la acogida, fue genial. Nadie lo estaba esperando, lo lanzamos por el Facebook una noche y tuvimos casi 40.000 personas escuchando nuestras canciones.

JS: Vuestras canciones son en inglés, aunque tienen alguna en portugués y en su último disco hasta tienen una con un título en francés, Les tulipes de mon Jardin (the perfect you), pero en español ya va a ser muy complicado, ¿no?

NG: Y hay otra en alemán (ríe). Y tengo una hija, nacida en Madrid, que es mi gran canción (ríe de nuevo). Puede ser, porque me gusta mucho. De hecho, todo el disco Primavera está inspirado por España y tiene una canción que se llama La Terraza, hecha en una de verdad en la capital de España. Pero cantarla en español es más difícil. Pero bueno, hay varios artistas de aquí que encajan con nuestra música y quizás en el futuro hagamos algo con bandas que nos gustan mucho.

JS: El grupo Siniestro Total tiene un disco que se llama Menos mal que nos queda Portugal. A ustedes Portugal ya se les queda pequeño, ¿no?

NG: Creemos que en la música no puede haber fronteras. Hay una necesidad en la banda desde el principio de querer salir. Portugal es un país de emigrantes, mis padres lo fueron. La gran mayoría de los padres de mi generación se fueron para mejorar y con la música pasa un poco igual. Para nuestra misión y para nuestra sanidad artística es necesario que otro público te escuche. Creo que hoy por hoy no tiene sentido que solo te ciñas a tu país, y más con la tecnología que tenemos al alcance.

JS: La verdad es que somos países vecinos, y aquí en Galicia estamos todavía más cerca, pero aún así, pocos grupos portugueses llegan a nuestras manos. ¿A qué cree que se debe y cuáles nos recomendaría?

NG: La causa principal es que las bandas se quedan en Portugal. Si eres músico, tienes que ser el creador y la industria te lleva por todo el mundo, supuestamente. Pero con la crisis de hoy en día, hoy nadie hace nada por ti. Tú eres músico y si no trabajas más de lo que tienes que hacerlo, no saldrás de tu habitación. Felizmente hoy existen las redes sociales y muchas formas de llegar a más público, pero los músicos tienen que tener esa idea desde un principio. En general, no les gusta salir de la guitarra y nosotros hicimos un poco al revés. Desde el inicio, salíamos a pegar carteles por la noche y al día siguiente las radios venían a pedirnos el disco. Incluso íbamos haciendo auto-stop a las entrevistas. Nunca disociamos la promoción de la creación. Es necesario comunicarte y explicar al mundo qué te diferencia de lo demás. Y en cuanto a grupos, hay una nueva ola de bandas que cantan en portugués que son muy buenas, como JP Simões o Marcia.

The Gift

The Gift: Página oficial | Facebook | Twitter | Last.fm

Share