James Hetfield

Lo mejor del año 2011 según James Ulrich

¿Qué tal, gente? ¿Ya estáis cansados de ver miles de listas que el culo de cada uno cree que es lo mejor del año? Pues aún os faltan unas cuantas por soportar, o al menos la mía. La dividiré en varias partes sobre lo que considero que es el mejor álbum del año, canción y blablabla. Ya sabéis cómo va, así que voy al grano.

James Hetfield

La que se va a armar cuando diga lo mejor y lo peor del año para mí…

Mejores álbums del año

Este año he tenido tantas grandes sorpresas como decepciones. Entre las sorpresas, algún descubrimiento de artistas que desconocía hasta la fecha. Luego ha habido también consagraciones. He aquí unos cuantos.

  • The Black Keys – El camino: ya está todo dicho sobre este álbum. Aparece en todas las listas de lo mejor del año y en la mía no va a ser menos. Rock & Roll perfecto para hacer mover el esqueleto.
  • The Black Keys - El Camino

  • Anthrax – Worship Music: la vuelta de Joey Belladona, cantante de la época dorada del grupo, le ha venido de perlas a la banda quien vive una segunda o tercera juventud.
  • Anthrax - Worship Music

  • Machine Head – Unto The Locust: otro bombazo metalero es el nuevo trabajo de Rob Flynn y los suyos, seguramente el mejor disco de metal del año.
  • Machine Head - Unto The Locust

  • Nightwish – Imaginaerum: Anette Olzon ha demostrado que sí vale para estar al frente de una banda del calibre de Nightwish y ha acallado voces de detractores por su flojo directo o por su agridulce comienzo con Dark Passion Play (2007).
  • Nightwish - Imaginaerum

    Finalmente, hago una mención especial al productor Skrillex, quien ha publicado un LP y un EP este año y se ha consagrado como uno de los artistas de música alectrónica más influyentes del momento, llevando el género tan desconocido como era el dubstep a la fama mundial. Hasta Justin Bieber quiere tener «elementos dubstep» en su nuevo trabajo. Tiene tres o cuatro temas muy buenos en cada disco, pero no suficientes como para ponerlos en el top absoluto.

Mejores canciones del año

Aquí me cuesta algo elegir, pero realmente es repetir algunos temas que a todo el mundo le gustaron y pocos «exclusivamente míos».

  • The Black Keys – Lonely Boy: simplemente, dale a play y baila. Lo pongo aquí ya y así no lo repito en el de «mejores videoclips», pero es la caña también el vídeo.
  • Adele – Someone Like You: una buena voz, letras bonitas y un buen futuro son la carta de presentación de Adele. Esta canción me gusta en especial.
  • Anthrax – In The End: salvando las distancias, en esta canción el espíritu de Ronnie James Dio se mete en la garganta de Belladonna y le da un poderío inmenso a esta canción. La mejor del disco.
  • Machine Head – Locust: como cabría esperar, si decía que tenían el mejor disco de metal del año era de ley que tuviesen una de las canciones del año. Fue el primer sencillo, unos meses antes, y ya prometía mucho. Cumplió concreces.
  • Skrillex – Kill Everybody: la gente te puede mirar un poco mal si dices con voz de niño-robot que quieres matar a todo el mundo y luego te pones a mover el cuello como un loco, pero así es Skrillex. Podría poner también Rock N’ Roll o The First Of The Year o Scary Monsters and Nice Sprites, porque son temazos, pero ésta es la que más me gusta de todas. Y relacionada, también está el tema de KoRn con él, Get Up!. Pero vamos con la que interesa. **headbanguea**

Artistas revelación

Prácticamente desconocidos para mí, Adele, Skrillex o The Black Keys me han sorprendido gratamente este año. Diría que ellos tres son los artistas revelación de este año, aunque tengan carrera antes de volverse famosos. También, y ahora es cuando me apedreáis, me ha gustado la entrada de LMFAO en la música comercial, porque esos temas para ir de fiesta no están nada mal. Además, me ha gustado descubrir grupos como The Vaccines, el nuevo grupo de Noel Gallagher (Beady Eye no mola nada) o Corizonas, entre muchos otros.

Decepciones del año

Creo que este año me he llenado de decepciones. Unas más graves que otras, de «aprobado», pero aún así decepciones. Arriba de todo digamos la que más me importaba, la de mis queridos Metallica quienes se atrevieron a hacer algo con el legendario Lou Reed bajo el nombre de Lulu. Resumiendo, no deberían haber hecho ese álbum.

En segundo lugar, creo que pondría a blink-182 con su Neighborhoods. Fueron (y son) uno de mis grupos favoritos desde joven (qué viejo me siento) y su vuelta me hacía tilín, sentía curiosidad de qué podían hacer tras tanto tiempo. Pero bueno, otro que podría resumir con «no deberían haberlo hecho».

En tercer lugar, los franceses Justice han decepcionado por su enorme cambio, pero no para catearlos. Se han vuelto mucho más rockeros y el disco Audio, Video, Disco tiene buenos temas, pero no los que nos gustaría que tuviese tras su excelente e hiper-bailable disco debut.

Por último, aunque no me importasen demasiado, los regresos de The Kooks, Coldplay, The Strokes o Red Hot Chili Peppers entrarían perfectamente en esta categoría.

Mejores videoclips

Pues ha habido unos cuantos que me han encantado este año. La idea increíblemente original de Duck Sauce y su Big Bad Wolf hacen que fácilmente sean uno de mis favoritos.

Megadeth me sorprendieron con su único videoclip de su último disco, el de Public Enemy No. 1. Me había hecho bastante gracia en su día y es que los chimpancés actuando como humanos son muy graciosos (no así al revés).

También me ha fascinado la combinación de efectos gráficos con el sonido en The First Of The Year (Equinox), penúltimo videoclip de Skrillex. Una historia de pederastía que acaba mal para el malo (los malos) de la peli.

Finalmente y por mucho que digan, el de Alternate Reality con su tema The King That Never Was consiguen arrancarme una buena sonrisa cuando lo veo: edad media, batallas, magia, mujeres, épica, buena historia. Es como El Señor de los Anillos en versión mejorada. O como Juego de Tronos con música mala. Me encanta. No os fijéis demasiado en la música, sino en el vídeo, que es lo que importa aquí.

Lo peor del año

Pues si obviamos las decepciones del año, sin duda hay que hacer un gran hueco a las muertes de grandes músicos que nos dejaron en 2011. Amy Winehouse o Gary Moore para mí fueron las grandes pérdidas de este año, sin menospreciar al resto. La portada del último disco de Lady GaGa también tiene cabida en esta sección (un Painkiller fallido), y también la separación de R.E.M. o la vuelta de Leticia Sabater.

Aunque realmente hay una cosa que fue mucho peor que todo eso y que gana de calle: hacer todos estos resúmenes especiales de fin de año para vosotros. El esfuerzo fue grande y por eso fue peor, pero creo que finalmente mereció la pena. Os dejo aquí los demás especiales por si también queréis opinar. ¡Gracias por leer el mío!

Y ahora viene lo mejor, el siguiente post a este. ¡Salud y especiales!

Share

Acerca de James Ulrich

Carente de gusto musical, escucho cualquier cosa que tenga melodía o incluso sin ella. Diariamente me inyecto mi dosis de Metallica y normalmente escucho más metal que otra cosa. Eso sí, puedo escuchar desde el indie más actual, hasta el death más bruto, pasando por la electrónica, hard rock, hip-hop e incluso merengues. Puedes seguirme en mi Twitter o en mi Facebook. También podéis echarle un ojo a una entrevista que me hicieron en redacción en este enlace.

2 comentarios en “Lo mejor del año 2011 según James Ulrich

Los comentarios están cerrados.